Los mismos buitres trincosos con distinta pluma.


Está todavía parte del sumario del caso de las correas del unte sin levantar el secreto, cuando Garzón salta de nuevo a la palestra interviniendo en el hAY UNTAMIENTO de Santa Coloma de Gramanet y deteniendo a su alcalde Bartomeu Muñoz, al concejal de Urbanismo de la localidad, Manuel Dobarco Touriño, al director gerente de la alcaldía, Pascual Vela, a dos altos cargos en gobiernos de Jordi Pujol, Macià Alavedra, que ocupó las carteras de Gobernación y Economía, y Lluís Prenafeta, mano derecha de Pujol y secretario de Presidencia, así como al ex diputado socialista Luis García.

Reacciona el PSOE rápidamente cesando y expulsando al alcalde (lo que no le quita responsabilidad ya que este menda era vicepresidente de la diputación de Barcelona además de Alcalde de Santa Coloma), pero CIU sale a la palestra y al igual que el Partido pa Trincar, arremete contra todo lo que se mueve y le echa la culpa a Montilla de lo sucedido.

Como en todas partes hay ovejas negras, me pregunto por qué cuando el corrupto es de un partido del rosa pálido hacia el rojo bermellón, los partidos reaccionan quitándoles enseguida de en medio y aceptando la culpabilidad del trincoso y cuando es de un partido del espectro azulado y democristiano la culpa no es del que trinca sino del contrario. Siempre están con lo de la presunción de inocencia (que por cierto, sólo la piden para los suyos). Será que esta gentuza está acostumbrada a mirar siempre para otro lado, y lo hacen ya inconscientemente. Porque todos sabemos que la culpa de la crisis no es de los banqueros codiciosos y estafadores, ni de los malos empresarios que no supieron gestionar las ganancias y que se las fundieron pensando que el boom iba a durar toda la vida, ni tampoco de las políticas neoliberales y descontroladoras de los gobiernos de turno empezando por el del hijo tonto y borracho de los Bush y acabando por el del presunto genocida y enano mental jugador de dominó en Quintanilla de Arriba. No, la culpa de la crisis es de los trabajadores que pretendimos subidas salariales tres puntos por debajo del IPC, que nos negamos a consumir y que no quisimos pagar a los bancos cuando nos dejaron sin trabajo.

Siguiendo estas sencillas reglas, la culpa de que el Alcalde de Santa Coloma malverse presuntamente fondos públicos y sea un presunto trincoso es de él y de su Jefe Montilla y por extensión de ZP. Pero la culpa de que un exmano derecha de Pujol (que por cierto ya había sido acusado anteriormente de trincar) se haya llevado presuntamente la pasta es también de Montilla ya que el pobre se vio obligado a hacerlo. El pobrecito vio la pasta encima de la mesa y se la tuvo que llevar. La culpa, por tanto es de Montilla que se lo permitió.

No me queda otra conclusión que pensar que todos estos lobos trincosos son el mismo perro pero con otro collar y que toda la derecha española es igual de carca, de jeta y sobre todo de “lista”.

Anuncios

Un comentario en “Los mismos buitres trincosos con distinta pluma.

  1. Hay que exigir el pago del precio político. La CONFIANZA POLITICA es un presupuesto muy frágil. Por ello y necesariamente las responsabilidades POLITICAS se pagan al contado, EN SEGUIDA, en cuanto se produce la más mínima imputación o duda o quiebra en la CONFIANZA POLÍTICA, que se paga DE ENTRADA. De lo contrario, se hace IMPOSIBLE VOTAR en lo sucesivo a esos PARTIDOS OPACOS que, con manifiesto desprecio del elector, no exigen dimisiones ni cesan INMEDIATAMENTE, incluso a los responsables IN ELIGENDO e IN VIGILANDO.Resulta que la presunción de inocencia es un principio que atañe al proceso penal; y el secreto del sumario se refiere a los folios y pliegos del sumario que está en el Juzgado. Nada impide, sino que más bien conviene a la transparencia del sistema, seguir y valorar los hechos en la prensa, en internet o donde sea. El político que SE ESCUDA tras la "presunción de inocencia" (penal) para ELUDIR EL DEBATE sobre su merecimiento de CONFIANZA POLITICA, se está poniendo en evidencia a sí mismo…

Los comentarios están cerrados.