Antes eran vagos, ahora se llaman Ninis.

Hoy he leído una noticia que me ha dejado boquiabierto: el 14% de los jóvenes españoles pertenecen a la llamada generación Ni-NI (Ni estudian, ni trabajan), alrededor de 700.000 personas no hacen nada de nada.
Tengo un amigo que dice que el paro en España sólo alcanza al 15% porque el otro 5% no trabaja, ni aunque le lleven el curro a la cama. Siempre me lo he tomado un poco a broma, pero vista esta encuesta, hasta empiezo a creer que es verdad.

No sé en qué cadena era pero han entrevistado a uno de estos amigos de la buena vida. Decía el colega que se ha tomado un año sabático. No le gusta ir al colegio porque hay que madrugar y a él le gusta más trasnochar. También decía que se agobiaba con los deberes y los exámenes. No trabaja porque no hay currelo pero tampoco lo busca.

La verdad es que no sé porqué me sorprende el dato, ya que en mi barrio hay unos cuantos. Tengo relación con los padres de dos de ellos. Empezaron apostando para ver a quién suspendía más asignaturas, hasta el punto de que alguno de ellos no llegó a aprobar ni el recreo. Poco a poco y uno a uno fueron dejando el Instituto. Uno de ellos, incluso ha dejado el baloncesto y eso que apuntaba maneras. Se pasan el día pidiendo dinero a los padres para comprar las birras que luego se beben enfrente de mi casa. Trasnochan y no madrugan y no buscan trabajo porque no hay. Eso sí, todos tienen novias con las que van al cine, a comer hamburguesas, etc. En casa no se hacen ni la cama y no ayudan en nada. Se pasan el día, viendo la tele o en el parque.

A mí me preocupa que mi hijo pre-adolescente, al que le hemos enseñado que sin esfuerzo no se consigue nada, se canse de tanto esfuerzo y acabe pareciéndose a estos vividores. Tampoco sabría cómo actuar. Porque se me ocurre que si no tienen dinero, no podrán salir. Pero ¿y si buscan el dinero de otra forma? ¿Es bueno darles todo lo que pidan, o es mejor no darles nada?

Este tipo de vida trae consigo dos problemas. Primero, que nunca aprenderán nada, ni en el Instituto que han dejado, ni en el trabajo que no tienen. Y segundo que las probabilidades de acabar delinquiendo son enormes.

La encuesta también menciona que nunca conseguirán más que trabajos temporales y de bajo nivel salarial. Y a mí me preocupa que sean explotados por los creadores de riqueza (propia). Me pregunto qué parte de culpa tiene este sistema que, hasta hace un par de años, mostraba como gañanes analfabetos triunfaban en el sector de la construcción (albañiles, carpinteros, fontaneros, agentes inmobiliarios) mostraban sus grandes coches y sus fajos de billetes, mientras cientos de universitarios debían trabajar en puestos de nula calificación o estar en el paro. ¿A quién le interesa que estas personas sean unos vividores? Les bombardean en la tele con grandes hermanos, famas, operaciones triunfo y otras zarandajas. Todos sueñan con convertirse en ricos y famosos de la noche a la mañana. Belén Esteban, y un tal Kiko son sus ídolos que han llegado a la cima sin ningún esfuerzo ni formación, salen en la tele y ganan una pasta gansa. ¿Por qué ellos no?

Todos ellos son, al igual que nosotros, víctimas del capitalismo. Y a los buitres creadores de riqueza y evasores de impuestos, les interesan más los analfabetos que los que saben defender sus derechos.

Anuncios