Los manda-mientos del Arrampla Party

La líder “esa” del ArramplaParty, más conocida por La Rancia, decía hace unos días que el gobierno y los mercados saben que la Comunidad de Madrid, ha hecho bien sus deberes y que está menos endeudada que el resto de comunidades.
La Rancia o líder “esa” del ArramplaParty, es una maestra en “maquillar” cuentas, números y estadísticas. Dice la Rancia que el déficit de la Comunidad de Madrid es tan sólo (para mi los quisiera) de 12.000.000.000,00€. Que por cierto, aunque así fuera es el tercer agujero en las cuentas autonómicas por detrás de Cataluña y de las correas Valencianas.
Bien, como decía, la Rancia que es artista en Maquillaje no incluye en esos números la deuda del canal de televisión que tiene para su autobombo y aclamación (más conocida como Telefachid). Porque eso lleva el marchamo de Empresa Pública. Empresa Pública que ha reducido su audiencia a niveles de TeleManzanares (con todo mis respetos a los trabajadores de esa emisora local), pero que le cuesta a los madrileños casi cien millones de euros anuales y cuya deuda sobrepasa los ciento cincuenta. Tampoco están incluidos en esos números los “peajes” en la sombra de carreteras semipúblicas ni la de los hospitales privatizados que ella les llama públicos. Total que si sumamos todos estos conceptos de nada, los Madrileños debemos alrededor de 17.000.000.000,00€, lo que le pone a la cabeza justo detrás de Cataluña.

De todos estos numerajos, lo que más me ha llamado la atención es que casi la mitad del presupuesto madrileño, lo destina La Rancia a la Sanidad Pública. Y me llama la atención porque siendo la más cara de España, es también una de las peores. Aunque los irresponsables de la Sanidad madrileña se empeñen en decir que no hay listas de espera y todas esas zarandajas, lo cierto es que para pedir cita en atención primaria la media es de tres días y de más de dos años para que te operen en un hospital como La Paz o el Ramón y Cajal. Entonces, ¿dónde se va la pasta?. Pues en contratos con los amiguetes que han construido los edificios que ella llama hospitales, en los contratos de ambulatorios públicos a los que le ha dado la gestión a empresas externas (de amiguetes, claro) y en los contratos con Hospitales privados dónde te desvían para que no te operes y así “camuflar” las listas de espera.

La educación sigue por el mismo camino que la sanidad. Un especialista en psicología infantil para cada seis colegios. De tal forma que tengo un vecino de 8 años que ha tenido que repetir curso por problemas “sin identificar” porque aunque se recurrió a la especialista en Octubre de 2009, le recibió el 15 de Junio de 2010 (y el curso acabó el 24 de junio). Este año, han le han dado una vuelta de tuerca más y le han cambiado la zona. Con lo cual, vuelta a empezar. Ya ha pedido cita y probablemente se quede sin la intervención de un especialista a no ser que los padres se rasquen el bolsillo.

A todo esto, podríamos añadirle que la “no” subida de impuestos del AramplaParty se traduce en Madrid en una subida del precio del transporte público del 22%, de la presión fiscal en Madrid en más de tres puntos y de los impuestos municipales en un 800% en ocho años.

Así que, si estos días se habla en los medios del TeaParty español (el ArramplaParty), y si lo que pasa en Madrid es lo que quieren exportar al resto del estado, que paren España que yo me apeo.

Anuncios