El último Capitán Trueno

Sobre Wikileaks se ha escrito casi de todo. Desde los más reacios que han dicho que todo esto de las filtraciones es un montaje de los Astados Unidos para demostrar lo malo, malísimos que son países como Corea del Norte, Cuba o Irán y así justificar posibles acciones contra esos países y los que creemos de Julian Assange es una especie de Capitán Trueno que lucha contra los mentirosos, truhanes y gentes de mala follá. Contra los poderosos que tienen su poder a base de oprimir a los demás y contra aquellos que se saltan todo tipo de normativas en beneficio propio o de sus aliados.

El argumento utilizado por los detractores sobre la difusión de las filtraciones por las cinco cabeceras que lo están haciendo y no por otras, creo que tiene su justificación. Si Assange hubiera concedido su difusión a todos los periódicos el impacto no hubiera existido. Nadie presta atención a lo que tiene a mano y es de público acceso. De hecho, a pesar de todos los problemas que ha habido con el alojamiento de la Web (Wikileaks), el primer día yo pude acceder directamente al enlace de Wikileaks. Allí me encontré con un montón de enlaces más, en inglés, ordenados por la primera letra. Por ejemplo, accedí a la S de Spain, y allí volví a encontrar otros cuantos enlaces más (muchísimos) ordenados por temas. Esto demuestra que, sin un hilo conductor, alguien que guíe la navegación es imposible sacar nada de Wikileaks (a no ser claro que dispongas de todo el tiempo del mundo y que el nivel de tu inglés sea bueno). Si le hubieran dado la exclusiva a todos los periódicos, la difusión de los secretos se habría convertido en una “merienda de intereses” y se habría diluido el fin último de informar de los desmanes de los servicios secretos americanos. La elección de las cabeceras, creo que se justifica en su tirada y no en su inclinación política ya que, aunque no nos guste, todas o casi todas las cabeceras de periódico responden a los intereses de quién edita, es decir, de quién pone la pasta. Y no creo que ningún grupo editorial sea de izquierdas.

Otro de los argumentos de los discrepantes es que en los papeles no se habla nada del 11-S ni de sus repercusiones. Lo que Assange ha filtrado son informaciones de los servicios secretos americanos sobre el exterior (se empezó por la guerra de Irak y se ha seguido por la información sobre sus “aliados”. Imagino que, un país tan enorme, con una burocracia policial tan grande como los Astados Unidos, debe de tener más de un departamento de información diferenciados por interior y exterior, y dentro del interior, nacional y estados. A mi también me gustaría saber que hay de cierto en que los ataques fueran producidos por los propios usanianos para endemoniar a los países árabes y qué pasó con el ataque al Pentágono y a la Casa Blanca. Entiendo que si Assange tuviera esos papeles los haría públicos.

Por otra parte, la petición internacional de detención de Julian Assange por parte de la policía sueca por una denuncia “de oficio” (por la fiscalía sueca) sobre un caso de abuso sexual, denuncia que fue sobreseída por injustificada en el mes de agosto por la propia justicia sueca, ha demostrado que Assange es un tipo incómodo y que van a por él. ¿Porqué Suecia? Por que Suecia tiene una aureola de país justo, social y democrático que no haría sospechar lo que está detrás. Por otra parte, Suecia se está convirtiendo en un país con un ascenso de la xenofobia importante y la academia de los Nobel ya ha demostrado suficientemente su “adscripción” a los intereses usanianos. Yo particularmente tengo claro que, si es extraditado a Suecia, no pasará ni un mes antes de que sea llevado a los Astados Unidos. Éste último ya está buscando un delito a medida para juzgar a Assange. Lo último que hemos sabido es que se le va a acusar de traición por haber ayudado a “robar” los papeles a Bradley Manning. Y el delito de traición se castiga hasta con pena de Muerte.

La única duda que tengo sobre la intención última del tema, es algo que dijo el abogado de Assange: “Si mi cliente es extraditado a los Estados Unidos, sacaremos toda la información que tenemos y el escándalo será mayúsculo.

Particularmete, me parece mucho trabajo, muchas conexiones y muchas molestias para que todo sea un paripé. Sobre todo viniendo de un país que coge lo que quiere, que es capaz de tener una cárcel que hasta en los propios Astados Unidos sería ilegal en Guantánamo y que ha sido capaz de provocar cientos de golpes de estado y asesinatos cuándo algo va contra sus intereses (véase, lo que le pasó a Allende por nacionalizar el cobre en manos de las compañías usanianas).

Nota: A la hora de buscar la nueva dirección de Wikiliaks, me encuentro que se ha “capado” el acceso desde mi trabajo. ¿Coincidencia? Yo creo que más bien órdenes de Gobierno.

Anuncios