La inocentada, la lotería y Don Fabrone

Justo el día de la lotería, pasó casi desapercibida por los medios de comunicación la sentencia que absolvía a Alierta del delito del uso de información privilegiada para incrementar su patrimonio. De dicho delito fue absuelto por PRESCRIPCIÓN del delito al haber pasado más de cinco años desde que se cometió el delito hasta que se admitió a trámite la querella. Recordemos que este “buen” samaritano hijo del alcalde franquista de Zaragoza, utilizó la información privilegiada obtenida por razón de su cargo para, a través de su sobrino, comprar acciones de Tabacalera y sacar provecho así de las principales decisiones que adoptó entonces la empresa: la compra de la compañía estadounidense Havatampa y la subida de los precios del tabaco rubio (en las que Alierta había participado activamente).

Ayer nos almorzamos con el sobreseimiento de cuatro de los cinco delitos por los que está procesado el apodado Don Fabrone, también por PRESCRIPCIÓN de los delitos al entender la sección segunda de la Audiencia de Castellón que pasaron más de cinco años entre la evasión de impuestos y la tramitación de la querella por la Unión de Consumidores, a pesar de que antes de ese plazo, la Agencia Tributaria ya había empezado a investigar el repentino y continuo aumento de patrimonio del franquista, hijo y nieto de franquistas apodado Don Fabrone.
Una vez conocida la noticia del dictador de Castellón, el portavoz del Babas y metepatas trincoso ha salido ipso facto a decir que es “una buena noticia para la presunción de inocencia”. Aún más patético es que saquen pecho como si se hubiera demostrado que no cometió el delito, ya que lo que los jueces han dicho es que no puede ser juzgado al haber excedido el tiempo legal para su investigación.

Empieza a ser por tanto, habitual que los que obtienen mucho dinero con actividades ilícitas e inmorales, no puedan ser juzgados por que sus delitos han prescrito. Cuando suceden hechos puntuales producidos por ciudadanos normales, los políticos ayudados por sus correveidiles habituales salen a la palestra y “levantan” una psicosis general (que llaman alarma social) que lleva a cambiar legislaciones, por ejemplo, para que las multas de tráfico sean cobradas por hacienda aunque no te hayas enterado que te han multado. Esa psicosis general no se ha producido en este caso, ni he oído o leído nada de los correveidiles sobre estos sucesos repetitivos y sobre el daño que hacen estas decisiones al interés general y a las instituciones democráticas y al funcionamiento del estado.

Contaba Wyoming, el otro día en RNE (la república Wyominicana, una sección del programa Asuntos propios en la que participa con el exgomaespuma Juan Luis Cano) que se empieza a comentar que el caso Gürtel será sobreseído en breve por PRESCRIPCIÓN de los delitos. Si nos fiamos de lo sucedido en Castellón, dónde tras nueve jueces, cuatro fiscales y siete años de investigación, los “amigos del alma” han decidido que cuatro de los cinco delitos han prescrito, si nos fiamos de la sentencia exculpatoria de Alierta, dónde los “amigos del alma” niegan el daño general y el funcionamiento anormal de la bolsa para que en lugar de cinco años fueran diez y el delito no hubiera prescrito, seguramente, los “amigos del alma” harán que el mayor caso de corrupción de la historia de España y que el partido que se asienta sobre una gran montaña de mierda, sean absueltos de todos sus trafullas y tengan carta blanca para seguir haciendo dinero a costa de todos nosotros.

Lo peor de todo es que nada de esto es una inocentada.

***
Imagen: Manel Fontdevila

Anuncios