Nueva tregua, nueva esperanza

Casualmente, ayer hablaba en mi post de la multitudinaria manifestación de Bilbao sobre los derechos de los presos vascos, cuando sobre las doce del mediodía ETA comunicaba un alto al fuego permanente, de carácter general y definitivo.

El comunicado creo que ya lo conocéis y si no se puede leer aquí.

Lo primero que quiero decir es que si alguien pensaba que, tras más de cuarenta años de violencia y más de ochocientos asesinatos ETA, iba a dar un comunicado del estilo, “ETA ha decidido disolverse sin más, pedimos disculpas y perdón por los daños cometidos y los zulos están aquí, aquí y aquí”, o es un iluso o tonto o lo que es mucho peor un manipulador.

El comunicado de ETA hay que tomarlo como lo que es, el principio de algo que puede ser el fin. Durante la última tregua, la crispación montada por el partido popular fue una de las causantes del fin de la misma. No sé si ETA tenía “in mente” acabar con la violencia y los asesinatos, pero desde luego la campaña de acoso y derribo montada por los trincosos no ayudó al final de los terroristas. Por eso ahora, es importante que no se cometan los mismos acosos y la misma crispación que entonces. ETA, bajo mi punto de vista, deja claro que quiere el fin. Es más deja claro que se excluye de la negociación que debe llegar de mano de los gobiernos francés, español y los agentes sociales vascos.

  • Corresponde a los agentes políticos y sociales vascos alcanzar para consensuar la formulación del reconocimiento de Euskal Herría y su derecho a decidir, asegurando la posibilidad de desarrollo de todos los proyectos políticos, incluida la independencia
  • Como resultado del proceso, la ciudadanía vasca debe tener la palabra y la decisión sobre su futuro, sin ningún tipo de injerencia ni limitación
  • Todas las partes deben comprometerse a respetar los acuerdos alcanzados y las decisiones adoptadas por la ciudadanía vasca, estableciendo las garantías y mecanismos necesarios para su implementación.

  • Esta es la parte positiva del comunicado.

    En la parte negativa el párrafo final del comunicado que dice que “ETA no cejará en su esfuerzo y lucha por impulsar y llevar a término el proceso democrático, hasta alcanzar una verdadera situación democrática en Euskal Herria“.

    Y la despedida tampoco es muy positiva que digamos esta otra “Jo ta ke independentzia eta sozialismoa lortu arte” que viene a significar “seguir golpeando (seguir en la lucha) hasta conseguir la independencia y el socialismo”

    Pero creo firmemente que estas partes, y algunas otras del comunicado son una especie de encabezados y pies de página ya que son los mismos en cualquiera de los anteriores.

    Esta es quizá la última oportunidad de conseguir la paz verdadera y duradera. Una paz en la que, una ETA ya vencida, no sea humillada para que no deje rescoldos que continúe con la barbaridad asesina. Si seguimos la estrategia del insufrible, del peluquero fascista y de un gobierno preso de la indecencia popular (de los trincosos), acabaremos con esta ETA, a la que no le quedan recursos ni materiales ni humanos, pero enquistaremos a más de doscientos mil vascos que creen en un estado libre y diferenciado del español. Y eso son muchos quistes como para no tomarlos en serio.

    Anuncios