Mauricio Colmenero, existe

En todos los pueblos de España hay un tonto y un marqués. El tonto, a veces resulta no serlo tanto, y el marqués es aquel, que sin saber nadie muy bien de dónde le vienen los ingresos vive como un general, tiene muchos interesados que él llama amigos y es una de las fuerzas vivas del lugar.

Si tuviéramos que imaginar un perfil de tan asqueroso personaje, se parecería muy mucho al tal Mauricio Colmenero, personaje de la serie AIDA. Un personaje fascista, adorador del franquismo, machista, que se ríe de los “rojos” sobre todo si son pobres, que trata a los inmigrantes como esclavos, ignorante, analfabeto, soez y altanero. Católico practicante que no duda en irse de putas a la menor ocasión. Es un tipo de personaje que gusta mucho en las clases medias porque confunden la ordinariez y el casposismo con aquello que suelen llamar “verdades como puños”. Es el caso también de la analfabeta de San Blas.

Bien, este tipo de personajes tienen su máximo exponente en “il cavaliere” Benito Berlusconi y en el curilla valenciano. Berlusconi es un tipejo machista, soez, que presume de haberse acostado con las mujeres más hermosas del mundo, y de nunca haber pagado por ello, aunque todos sabemos que el cien por cien de las últimas lozanas que han asistido a sus fiestas lo han hecho para poder ganarse los garbanzos. Un tipejo multimillonario que nadie sabe de dónde saca la pasta aunque todo el mundo lo supone. Supuestamente miembro de la “Cosa Nostra”, presidente del Milan y de Italia con más de un 50% de los votos. Un tipejo, que para evitar ser condenado por cohecho, estafa y robo, ha sido capaz de cambiar la legislación de su país amparándose en el poder de los votos.

El curilla valenciano es otro tipejo de perfil colmenero. Presumió de pagarse unos trajes, punta del Iceberg del mayor caso de corrupción y estafa al estado de toda la historia de España, y al final ha tenido que salir al paso intentando desviar la atención diciendo que unos trajes no son nada y que él no se vende por apenas 14.000 euros (mensaje muy, pero que muy creible porque somos conscientes de que el caso gürtel es mucho más que catorce mil euros y más de 14 millones e incluso muchos más de 140, incluso podría acercarse a los 1.400). Católico como Berlusconi, es capaz de gastar lo que no tenía en la visita papal. Presuntuoso como Berlusconi, es capaz de gastarse lo que no es suyo en traer la Fórmula 1 a Valencia para escarnio de las gentes de bien y beneficio de los empresarios amigos. Al curilla, no le hace falta cambiar las leyes, de momento, para librarse de sus malas acciones porque confía en los “más que amigos” que están bajo el amparo de Temis. No representa ser tan gañán como Don Benito, aunque sus modales chabacanos son idénticos a la hora de tratar con la oposición. Y al igual que su compadre italiano se ampara en el poder de los votos para sus correrías.

Que tantos millones de estúpidos sean capaces de seguir obnubilados el son de las flautas de Bartolo que ambos tocan, sería tema de un estudio sociológico de matrícula de Honor. Que tantos anormales sigan a estos Amelines de tres al cuarto que, mientras les tocan música celestial, les roban la cartera, es propio del tercer mundo. Quizá su catolicismo exacerbado tenga mucho que ver en esto.

Anuncios

6 comentarios en “Mauricio Colmenero, existe

  1. Me inscribo como lector de tu blog. Quizás también seas un desencantado buscando un nuevo encantamiento en este país y en sus políticos. Y aunque no lo seas, es divertido tu tratamiento al curilla viscoso y sus secuaces, sinvergüenzas que deberían ser expulsados de la política por los propios valencianos.

  2. Pues algo (mucho) de desencantamiento tengo. Y claro que me gustaría alguien en quién confiar en esta nación, dónde la mayor parte de los políticos no tienen color y su ideología es plana. Están para servirse en lugar de servir. Muchos no son corruptos en si, pero actúan como bufones, como simples comparsas o como simples apretadores de botones del congreso. No hay opinión ni discrepancia, porque como dijo Guerra, hace muchos años, el que se mueve no sale en la foto y no cobra en la siguiente legislatura.
    Es una pena, pero esa es la realidad.
    Salud, gracias por entrar, leer y comentar.

  3. Muy bueno el artículo, y justo coincide con lo que siempre he pensado, el problema de la berlusconización de la política española. Los votantes de la derecha nunca fallan, porque piensan que no importa que sus representantes sean unos hijos de p, mientras sean “sus” hijos de p. En todo caso, 2/3 del electorado sigue siendo progresista, pero se les dice, “o PSOE o nada”. Yo tengo un humilde blog sobre la necesidad de una reforma de la Ley Electoral, pero el goteo de apoyo es muy lento, muy lento, pese a que son millones los votantes cuyo voto acaba en la basura y muchos más los coaccionados por el “voto útil”, quizás porque no lo cuento con tanta gracia. Así que si escribieras algo al respecto, algún manifiesto simpático, seré la primera en firmarla.
    http://www.reformaleyelectoral.info

    • Perdón por la tardanza en publicar tu comentario, pero se había ido al spam.

      Voy a ver si me doy una vuelta por tu bolg, y veo lo que se puede hacer.

      Salud.

Los comentarios están cerrados.