La pandemia del paro

Desde que ayer mañana salieron las cifras del paro, tenía claro que mi post iba a ir hoy sobre el tema del paro y la reforma laboral. Pero casi que me he arrepentido antes de empezar porque, al buscar documentación sobre el tema, me he encontrado con el siguiente titular:

El PP asegura que “la reforma económica y social de Zapatero es una máquina de hacer parados”.

Este titular, viniendo de los responsables ideológicos del paro es para mear, coger la gasolina y salir corriendo. ¿Qué propone el PP para evitar que el paro siga creciendo mes a mes? ¿Acaso propone medidas distintas o en distinta dirección que las que ha llevado a cabo Zapatero? Como diría la Blasa, va a ser que no.

El paro en España es un mal endémico cuyas causas tienen poco que ver con la crísis, algo o mucho con la burbuja inmobiliaria, mucho más con la inexistencia de grandes empresas de producción de manufacturas (tejido industrial) y sobre todo con la falta en este país de empleadores o empresarios. En este país hay listillos, tratantes de ganado reconvertidos en patronos que buscan ser multimillonarios en el menor tiempo posible y para los que la inversión es un gasto, el I+D se la sopla y Hacienda y la Seguridad Social son tonterías que se inventan los políticos para quitarles ganancias.

El 80% de los empleadores en España son los llamados autónomos. Pequeños empresarios buscavidas que no han tenido capacidad para encontrar trabajo para terceros y se ven obligados a montar su propio negocio. Muchos de estos autónomos carecen de cualquier formación mínima para llevar sus propias cuentas, por lo que tienen que recurrir a gestores externos, que se las saben todas y que encaminan todo su trabajo a que el autónomo pague los menos impuestos posibles.

Si los del trinque no estuvieran tan ansiosos por llegar al gobierno y no fueran tan anormales como para decir la cantidad de chorradas que dicen, se darían cuenta que lo que no funciona es el sistema y no los parches de zapatero. Las medidas tomadas por zapatero son las que querían ver los liberales (a los que dice representar el Partido Patrincar) y básicamente tienen como fin, no crear confianza y empleo sino quitarles de encima a los empresarios todo lo que ellos consideran cargas que “joden” su economía: antigüedad, seguridad social, impuestos y contratos que les supongan compromiso. Hasta tal punto se sienten fuertes los empresarios para hacer pasar a los trabajadores por el “aro” que los ejemplos de la Nissan haciendo un referéndum para que los trabajadores se bajasen el sueldo con una promesa ya establecida dos años antes con la finalidad de justificar mil quinientos despidos o la misma estrategia de  Seat con el Q3 de Audi, o las minifaldas de Air Nostrum, habrían sido impensables hace sólo diez años.

Fíjense si  el problema del paro en este país son los empresarios que los jóvenes universitarios deben emigrar a Alemania o al Reino Unido, dónde les dan oportunidades con salarios más que dignos y no como aquí que tras cinco años de carrera, dos másters y un curso de idiomas, te pagan 800 euros como becario por jornadas laborales de doce horas en las que trabajas como uno más en lugar de aprender. O dónde universitarios que optan a un puesto de auxiliar administrativo para sobrevivir, deben quitar todos sus méritos del currículum porque si no,  no los contratan. Porque los empresarios prefieren borregos incultos que no sean capaces de reconocer que les están explotando y por tanto no podrán reclamar lo que es justo.

Lo que propone el Partido Patrincar, (si es que proponen algo), bajada de cotizaciones a la SS, bajadas de impuestos, contratos a tiempo parcial y otras muchas estupideces, en este país sólo servirá para que la explotación del trabajador sea aun mayor y para crear empleos precarios de hambre para hoy y paro para mañana.

Si queremos que el paro deje de ser un problema deberíamos educar a los chavales para ejercer de empresarios europeos y modernos, ayudándoles a crear empresas que necesiten mucha mano de obra y evitar subvenciones y prebendas a quién recoge hoy el cheque y pasado mañana cierra dejando en el paro a todos sus trabajadores y llevándose la producción a Marruecos o a Bangladesh.

Anuncios

7 comentarios en “La pandemia del paro

  1. Efectivamente. Todo este tema constituye un rasgo cultural de esta España nuestra, que decía Cecilia. Estoy hasta las amigdalas de trabajar en sitios donde tengo más cualificación, conocimientos y experiencia que mis superiores. Hábiles zampanabos, expertos en cualquier ardid para poner zancadillas, putear y menospreciar a sus trabajadorxs.

    Personas que dirigen la empresa en la parcela técnica y que han llegado donde están por méritos propios, no hay más que verles los callos de las rodillas. Pobre del trabajador que haga alarde de sus dotes profesionales. Inmediatamente se convertirá en el enemigo de esxs secuaces, al ver su puesto peligrar, no sea que al jefe le de por valorar las aptitudes profesionales en lugar de las artes en el manejo de los nabos y las pelotas.

    Y así nos va. País de garrulxs.

  2. Antoñinto, a sus pies…

    Donato, uno escucha cosas por ahí y no puede ser que, sin pretender hacer ningún estudio, todo el mundo esté equivocado. Cuando estas cosas que cuento y que cuentas le suceden a muchos trabajadores a la vez y en diferentes empresas, uno empieza a pensar que es un problema de nuestra sociedad, de la educación que hemos recibido y sobre todo del siempre malvisto ciego del Lazarillo y al que muchos quieren emular.

    Salud, compañeros

  3. Hola mi marido es autónomo y los impuestos que paga son desorbitados con decirte que lo que se le queda en limpio no nos llega ni pa pipa, yo creo que el objetivo de estos desalmados es que no haya trabajadores con ningún derecho de protección para empezar tener esclavos que en cuanto les de a ellos la gana echarlos sin más, la sanidad que cada uno nos la paguemos como podamos y el que no que se muera que le den por culo que hay mas gente en el planeta, porque ya no interesa la calidad solo la cantidad, ya sabéis lo de lo obsoleto, no se ha pasado sólo a los objetos, ha pasado a la humanidad obsoleta ,y con tanto miedo que hay se duerme uno en la ignorancia caldo de cultivo para los fines de esta gentuza

    se saluda un placer leeros

  4. Lucía: Evidentemente generalizar nunca es bueno. Hay autónomos que cumplen, como hay empresarios que lo son, como hay trabajadores que hay que echarles de comer a parte.
    La idea es que, no debería consentir que un autónomo declare ingresos por 6000 euros año y sin embargo viva en un adosado, tenga dos mercedes, un apartamento en la playa y dinero en el banco. Porque evidnetemente las cuentas no cuadran.
    ¿Sabes para que se inventaron los tramos del IVA? para que todos aquellos que se acogieron a los tramos paguen menos. Si no hubiera trabajos en negro, no harían falta los tramos del IVA y todo el mundo pagaría lo que debe.
    Siempre es un placer leerte, Lucigar.

  5. Nunca España va a ser un país desarrollado si sus empresarios no dejan de ser carcamales nostálgicos del sistema feudal. No es una tontería, estos listillos tipo Díaz Ferrán no han evolucionado de esa mentalidad en la que sus empleados son súbditos y ellos tienen poco menos que derecho de pernada porque les hacen el gran favor de darles de comer.

    Con este panorama no es de extrañar que el que tiene la inteligencia y las posibilidades (no necesariamente en ese orden) se larga echando hostias.

    No es por asimilar esto último a mi caso, pues yo no soy precisamente una lumbrera ni un ejemplo (ni siquiera acabé la carrera de Periodismo, no te digo más), pero yo estoy viviendo ahora en El Salvador, donde los empresarios son mucho, mucho, mucho más tercermundistas que el resto de la población. Resultado: el país está subdesarrollado y lo seguirá estando. Sólo te digo que, tras 20 años de aplicar a rajatabla todos los preceptos neoliberales (incluida dolarización), este terruño está más jodido que nunca (alrededor de 60 por ciento de pobreza) y aún así los empresarios, pesebreros multimillonarios que han ordeñado sin piedad al Estado y a los ciudadanos, se niegan rotundamente a pagar más impuestos, siendo uno de los países con menos carga fiscal del mundo (no llega al 14 por ciento del PIB). Por supuesto esta gente no contempla conceptos como derechos laborales, pues ni siquiera contemplan los humanos. Aquí está Calvo, muy ejemplar con sus mierdas cosméticas, pero jodiendo los fondos marinos y encantada de imitar las peores prácticas de los empresarios locales. Deberías verles, se relamen los cabrones.

    En fin, no quería aburrirte, pero pienso que más que El Salvador acercarse a España o Europa, la tendencia es claramente la contraria, con lo cual ESTAMOS JODIDOS.

    Saludos y felicitaciones por el blog, está de lujo.

  6. Me has dejado de piedra con lo de El Salvador. No porque no crea que allí las cosas están peor, que evidentemente si lo creo ya que si el primer mundo se mata entre si, con el segundo ni siquiera le dan oportunidades. Sólo los explotamos y los dejamos tirados como colillas.
    Lo que me ha impresionado es que alguien me lea desde tan lejos, yo que soy un pobre leguleyo del periodismo.
    De todas formas gracias por unas palabras que, sinceramente creo que no merezco.
    Salud, amigo y que las cosas por allí mejoren.

Los comentarios están cerrados.