Mentiras, indecencias y medias verdades

Muchas veces he comentado aquí, que la principal estrategia del Partido Patrincar consiste en repetir un mantra miles de veces. Si el mantra consiste en repetir una mentira, ésta se convierte en una verdad indiscutible para sus votantes y si lo que se repite es parte de una verdad, acaban minimizando el problema.

Ayer mañana, mientras desayunaba, escuchaba en RNE una de esas secciones de los programas matinales dónde los oyentes llaman y dan opiniones variopintas. Llamóme la atención que una señora (por la voz parecía de entre 50 y 60 años), opinaba lo siguiente: ”aunque es verdad que en Valencia hay corrupción, no tiene nada que ver el no pagar tres trajes con lo de Andalucía. Porque este gobierno no hace nada más que gastar dinero, como lo del aeropuerto de Ciudad Real que no sirve para nada”. Como se puede observar al oír esta opinión, la indocumentada señora da por hecho que lo de Valencia sólo son tres trajes (mantra repetido por el Partido Patrincar hasta la sociedad con el fin de que, aunque no pueden ocultar la corrupción, si pueden mitigarla y desviar la atención hacia lo nimio). Y lo que es aún peor, esta señora olvida que los mil millones tirados a la basura en Ciudad Real, son obra de la iniciativa privada, cercana a los trincosos. Si bien es cierto que el gobierno es culpable de hacernos pagar a todos los ciudadanos el desastroso negocio. Pero una vez más el Partido del Trinque sale indemne de algo de lo que son responsables colaterales.

Con la salida del etarra Troitiño de la cárcel, está pasando más de lo mismo. La situación fue la siguiente: Troitiño, condenado a 2700 años de cárcel, de los que, como todo el mundo en España sólo debe cumplir 30 porque es el máximo establecido en nuestras leyes, sale de la cárcel como consecuencia de una decisión judicial que computa como parte de esos treinta años, los que estuvo en prisión preventiva. Es la llamada doctrina Parot. La legislación española prohíbe poner vigilancia a cualquier preso que ya ha cumplido su pena. Sin embargo, los trincosos están empeñados en que sus ignorantes votantes crean lo siguiente: el Gobierno de España es culpable de dejar en la calle a un peligroso delincuente que de 2700 años de cárcel sólo ha cumplido 24. El gobierno de España es culpable de la huída al extranjero del peligroso etarra Troitiño porque, aunque fue excarcelado por orden judicial, no se le puso vigilancia.

Muchas veces se habla de la independencia periodística y de la objetividad de los medios de comunicación públicos (como RNE o TVE). Si comparamos los servicios informativos de RTVE con los deformativos de Telefachid o Canal Camps, evidentemente son objetivos. Pero la misión de los medios de comunicación (y más de los públicos) es la de informar y de contribuir a que esa información sea veraz y objetiva. Y repitiendo los mantras uno tras otro de los que intentan confundir y mentir, no sólo no dan información veraz, sino que contribuyen a su estrategia de manipulación, confusión y de la mentira como objetivo primordial de confusión.

Anuncios