El resorte de una pinza inexistente

Tras la decisión de las bases de IU de abstenerse en la votación para la elección de Presidente de la Comunidad Autónoma de Extremadura, una horda de pupilos socialdemócratas han asaltado páginas de periódico, blogs y hasta la radio y la televisión proclamando a los cuatro vientos una supuesta traición de IU a sus votantes, una supuesta pinza de IU con el PP y hasta un desastre electoral en las elecciones del año que viene para IU.

Me molesta bastante que personas a las que quiero y admiro como el profesor Cotarelo o Don Manuel Saco, hayan entrado en esta polémica avivando el fuego  con algunas expresiones incendiarias.  No digo que yo no pueda estar equivocado, porque siempre he mantenido que lo que cuento es subjetivo y es mi verdad que no tiene que ser única ni mucho menos absoluta. También es cierto que ellos tienen mucha mejor preparación que este pobre juntaletras y unas vivencias de clandestinidad y represión que a mí me pasaron por encima al ser en aquella época un niño. Por tanto, no quiero sentar cátedra, sólo dejar mi opinión tal y como este votante de IU ve la situación desde la barrera, desde la no militancia y desde una escasa simpatía hacia lo que significa el actual PCE en IU.

Dicho lo anterior y que tampoco soy extremeño, ni conozco Extremadura tan afondo como para saber lo que se cuece en las relaciones PSOE-IU en esa Comunidad, me postulo partidario de la decisión tomada por las bases de IU. Primero, porque los únicos que saben el sentimiento y las intenciones de los votantes de IU son los propios votantes. Y habrá quién como yo, haya dado su voto a IU con el fin de que no pacte con el PSOE a no ser que por escrito se comprometa a asumir al menos el 40% del programa de la coalición (cosa que no debiera ser nada difícil si el PSOE es un partido de izquierdas como toda esta gente proclama), y los habrá que los hayan votado como voto de castigo al PSOE, pero para que IU pactara con este partido a fin de que se escorara un pelín a la izquierda.  E imagino que también habrá quienes hayan votado a IU sin ninguna intención añadida para que esta coalición haga y deshaga según su parecer.

Si algo me molesta de esta polémica en la que he pretendido mantenerme al margen, son las maledicencias contadas con el fin de crear opinión contra IU. No es verdad que haya una pinza. Al menos no por abstenerse en una votación. Algunos de los votantes más aguerridos del PSOE se han quedado alguna vez en casa a la hora de votar, facilitando así la obtención de más escaños por parte del PP. Y nadie les ha llamado traidores, ni pinzas ni descabellados ni bellacos, ni mucho menos rancios y trasnochados. Tampoco denominan “pinza” a los diferentes gobiernos del PSOE con la ayuda del PP o a los del PP con la ayuda del PSOE, o a los del PSOE con CIU, el PNV o CC, y haberlos, haylos y unos cuantos.

Me decía ayer el profesor Cotarelo que mi postura es injusta y que el PSOE ha aprobado a lo largo de esta democracia muchas leyes progresistas y de justicia social. Y no deja de ser cierto en parte. Y digo en parte, porque la mayoría de esas leyes fueron propuestas precisamente o por IU o por el PCE o recogidas desde el PSOE de los programas de los comunistas. Sin embargo, el PSOE ha gobernado desde 1978 hasta hoy 21 de los 33 años. En estos 21 años han aprobado cuatro reformas laborales y dos de pensiones. Es verdad que también aprobaron una ley de igualdad, otra de dependencia y algunas de educación bastante sociales, pero nunca se han atrevido a meterle mano al concordato, nunca han sido capaces de avanzar en la laicidad del estado y de la educación y han favorecido mucho la escuela concertada. De los derechos de los consumidores, ni hablamos y del trato a la banca, eléctricas o telefónicas, lo mismo.

En  la presentación del libro de Ramón Cotarelo, “Memoria del Franquismo” alguno de los presentadores del evento, decían que la transición se pactó como se pudo. Que ambos bandos, tenían miedo del otro y que por eso se pactó lo que se pactó. No voy a ser yo quien ahora discuta eso. Pero desde el punto de vista actual, resultó a todas luces insuficiente y el PSOE nunca ha hecho nada por revertir la situación, por miedo, por el pacto secreto entre Isidoro y la CIA o por lo que sea (Y ahí está la ley de Memoria histórica que a quién ha traído problemas, es justamente a los vencidos o a los que han querido juzgar a los que vencieron a base de genocidio). Pero el PSOE se ha comportado desde el año 82 como se comportan los democratacristianos en Europa, y eso, amigos no es izquierda.

Y como éramos pocos, parió la abuela. Para echarle más gasolina al fuego, llegó el BOBO de BONO a soltar la estupidez del siglo. Y luego, se pondrá gallito porque exijamos que presente justificación del antes y después de su patrimonio. Si yo fuera Rubalcaba, le pondría un morral en la cabeza para que no ayude a perder las siguientes elecciones aunque luego pueda echarle la culpa a IU.

Anuncios

6 comentarios en “El resorte de una pinza inexistente

  1. Totalmente de acuerdo con tu artículo de hoy. Me enfada bastante que en Público salgan una serie de propagandistas del Psoe diciendo que Izquierda Unida es la marca blanca del PP. Como votante de IU desde que tuve edad para ello, me resulta insultante para nuestra inteligencia que se hable de pinza cuando la afiliación de este partido en Extremadura ha decidido la abstención (no es lo mismo que lo que está ocurriendo en Asturias, Euskadi o Navarra entre el Psoe y el partido de derechas de turno y sin consultar con su afiliación). Lo único que me chirría de todo esto es que Cayo Lara en las eleccciones prometió que IU no facilitaría jamás un gobierno del PP, y creo que las promesas electorales están para cumplirlas, Pero, al igual que tú, no conozco al dedillo los entresijos de la política en Extremadura y viendo como se ha comportado Vara (y el resto del Psoe) en esta historia, puedo llegar a comprender la abstención. Aunque me fastidia y bastante que el PP entre en Extremadura. En el País Valencià entraron a principios de los 90 y no hay manera de que los podamos tirar (ni con Gurteles, recortes en enseñanza y sanidad, privatizaciones varias ni “enfuchismo”). Y en Madrid, ídem. Pero de pinza nada, al igual que no la hubo en tiempos de Anguita (aquí sí se cumplió la máxima de Goebbels, repite una mentira muchas veces que a veces se convertirá en verdad para muchos y muchas).

    Saludos.

  2. Entiendo que la postura de IU en Extemadura es la que debe ser en todo el estado. Hoy es igual pp que psoe. Las politicas que aplican son asumibles tanto por unos como por otros. Y encima, ambos coinciden en no tener ningún deseo de reformar la ley electoral, pues el chollo de tener el 90 % del pastel, no lo quieren perder. Asi que lo único que nos queda de izquierda hoy es IU, y me parece muy bien su posturaen Extremadura. Salud amigos.

  3. Los entresijos entre bambalinas de Extramadura, aquí juegan un papel importantísimo. Uno no puede estar machacando, ignorando y llamándote carca, rojo de mierda o anquilosado y luego pretender que le ayudes a llegar al gobierno. Uno no puede actuar de forma caciquil en numerosos pueblos y pedirle a quién te ha estado recordándo que de izquierdas tienes lo que un cura de budista, que olvide todo y que te apoye con carta blanca.
    En Extremadura, al igual que sucede en Andalucía, el PSOE se ha convertido en el encargao hijoputa que atiza sin avisar y que se cree que va a heredar la hacienda. Y en esas condiciones, no se puede hacer borrón y cuenta nueva.

    Salud,

  4. La “Pinza” se le ha ido a un Gobierno sustentado por un supuesto partido Socialista y Obrero con su bajada de pantalones ante el todopoderoso Mercado.

    Eso es ultraliberalismo y no socialismo.

    Salud y menos anteojeras.

  5. Oye Celemin, andeandas, que noteseve.
    Disculpame el atrevimiento, es qque llevas unos dias inactivo y me extraña mucho. Salud amigo.

Los comentarios están cerrados.