De vacaciones pagadas para ver al pederasta.

Paseaba anoche con mi mujer y mi hijo por las calles de la Alameda de Osuna, cuando un pelotón de niños (y niñas) meapilas, atirantados, con una pegatina del escudo del vaticano junto al corazón, nos echó de la acera en su tránsito a sus aposentos en el Colegio Público “Ciudad de Zaragoza” donde tienen montado el “hotel de concentración”.

A parte de que iban como los toros en un encierro (“pa lante sin mirar a quién atropellan”), llamóme la atención que la mayor parte de ellos (no sé si todos) parecían hispanoamericanos y hablaban como hablan los colombianos o venezolanos. Pensé que lo de la jornada mundial se refería al mundo de aquí, a Móstoles, Fuenlabrada, incluso a Sevilla, Burgos o Pontevedra. Pero jamás habría pensado que tendríamos que pagar la visita de chicos de todo el mundo.

Y aún me llama más la atención que si esos niños, vinieran en patera o como “turistas irregulares” doña Rancia y sus secuaces, seguramente estarían pregonando en todos sus panfletos los horrores de quienes viene a robar y a delinquir en general.

No estoy indignado con la visita del encubridor de pederastas. No estoy indignado con la visita de cientos de niñatos meapilas. Pero si lo estoy con la situación. Resulta que durante todos estos años, el Zaragoza no ha podido ser sede del campamento urbano municipal de verano porque no hay dinero para pagar a los conserjes que abran y cierren el centro. Resulta que ese colegio, al igual que el Guadalajara o el Calderón, tienen un  montón de carencias a consecuencia de la falta de presupuesto. Pero no hay falta de presupuesto para que cientos de chicos venidos de medio mundo pernocten allí. Para que usen su electricidad, su agua, su comedor, sus duchas, etc.  Recibos que llegarán en pleno curso escolar y que este centro deberá abonar con su ya exiguo presupuesto.

NO hay dinero para atención social en la Comunidad de Madrid, ni para que los hospitales mitiguen las listas de espera. NI para que en las clases del Zaragoza no se agolpen sus estudiantes por falta de profesores. La Comunidad de Madrid, ha montado un cristo de la hostia con las tutorías y con las horas lectivas a fin de reducir el presupuesto. Pero, sin embargo, se dedica a subvencionar vacaciones pagadas a un montón de críos supersticiosos que creen que todo lo bueno es obra de dios y lo malo del diablo.

A esos chicos deberían enseñarles que su benefactora se salta las listas de espera para operarse de urgencia. A esos chicos, debieran enseñarles que su benefactora se dedica a premiar a los ricos y a separar a los pobres. A esos chicos, deberían enseñarles que su benefactora es el mismo Belcebú reencarnado. A esos chicos, deberían enseñarles que a quién vienen a adorar, es muy posible que les meta mano en cuanto se descuiden. A esos chicos deberían enseñarles que no es posible predicar la pobreza y vivir entre sedas y mármoles. A esos chicos deberían enseñarles que, no es posible predicar la abstinencia y sin embargo convivir con la pederastia. A esos chicos deberían hacerles ver que sus vacaciones pagadas, serán el hambre de muchas familias y que su turismo por Madrid, lo pagamos los fieles y los infieles.

Manifestación “De mis impuestos, al Papa 0”

Lugar: Plaza Tirso de Molina – Puerta del Sol (Madrid)

Fecha y hora: miércoles, 17 de agosto de 2011 19:30

Anuncios