Más miedo (II)

Si ayer explicaba mis miedos a que los del trinque español lleguen al gobierno a partir del 20N, hoy sigo con más de lo mismo.

Los que habitualmente me siguen saben que a la periodista Ana Pastor le he dado palos a mansalva. Me parece que sus intervenciones en el programa de RNE, “Asuntos Propios” son casposas y bastante fascistoides. En ese programa la he oído criticar la huelga de los trabajadores del metro alegando que el derecho de los ciudadanos a ir a trabajar en metro, está por encima del de huelga. Por otro lado, sus “paradas de pies” a Miss feria del Ganado de Albacete o a la Rancia, son meritorias aunque crea que las hizo más por sentirse atacada y menospreciada que por defender la libertad de expresión.

Aún pensando que RTVE no es el foro de libertad que algunos dicen ya que, bajo mi punto de vista, se ha convertido en la oficina de promoción y propaganda tanto del PSOE, como de PP, dónde con cronómetro en mano, no cabe información de ningún otro partido (bueno, algo de los del trinque catalán y poco más), lo que pretendió el otro día el fascioso miembro de los cachorros del trinque en twitter contra esta periodista, me da miedo. Porque estos, no respetan absolutamente nada y creen que la independencia consiste en hacer lo que hace Telemadrid o Canal Nou. Y si ahora sólo se conforman con intentar ridiculizar e insultar, luego se convertirá en amenazas, despidos, degradación y puertas cerradas para ejercer su profesión.

Aunque, lo que me da mucho más miedo, más bien terror, es la actuación del cuerpo de matones que ejerce en Cataluña bajo el nombre de Mozzos D’Escuadra. Estos tipejos, que bajo el mando de auténticos fascistas camuflan a sus miembros para prenderle fuego a la calle y así poder decir que los anarquistas o los del 15M somos antisistema, el otro día cruzaron el límite del estado democrático al asaltar los juzgados de Barcelona de manera chusca, impropia de una policía democrática y desproporcionada. Los del 4% se comportan como verdaderos nazis. Llaman vagos a los andaluces, torpes a gallegos o andaluces (otra vez los andaluces) y sobre todo son insolidarios y muy xenófobos al considerarse mucho mejor que los demás ciudadanos del resto del estado. Pretenden dar lecciones de moral y de ahorro, mientras se alojan en habitaciones de a 255 euros la noche en el Palace y encima pretenden justificarlo con lo que hacen otros alquilando apartamentos. (Es como si los de la SGAE para justificar los 12500 euros gastados en meretrices en un día, dijeran que es mucho más barato que pagar una miss).

Miedo me da que La Rancia hija de Belcebú quiera tener una policía autonómica para deshacerse a hostias del movimiento 15 M. Miedo me da en que los fascistas del 4%, tengan a un mastodonte  lleno de dudas sobre cobros millonarios del comisiones ilegales como jefe de la policía catalana. Miedo me da que vuelva el peor Ministro del Interior de nuevo a detener a la gente por tener detergente bajo la fregadera de su casa. Miedo me da que, con la que está cayendo y la cantidad de soplapollas cantamañanas que hay entre los azules (antes grises), su jefe, no sólo no les impida el palo y los malos tratos, sino que los aliente.

Como dije ayer, los fascistas no son la solución sino el problema. Y como dije ayer, quien lleva cuatro años haciendo política neoliberal tampoco. Otras opciones son posibles y otra democracia es posible.

Anuncios

7 comentarios en “Más miedo (II)

  1. Duran me da repelus llamarle Lleida la cenicienta de Cataluña no merece que este sujeto la arrastre y este ente tan puro y cristiano impecable en su porte es de un pueblo de Aragon ,las malas hierbas nacen y crecen en todas partes ,las buenas simentes tambien ,no es este el caso ya que los Escriba tan santos y puros van en el mismo lote que el celebre Andreoti todos con mas conchas que un galapago.¿Democratas cristianos ?Que risa.

  2. Querido Celemín, cómo se nota que no vives en Catalunya, bandido. Aquí no solo están dinamitando los servicios públicos en voladura supersónica -en solo seis meses han destruido de modo quizá irrecuperable el mejor sistema de salud pública de España-, sino que además nos llaman gilipollas a todos los catalanes y se ríen en nuestra cara.

    Un ejemplo: 350 altos cargos de la Generalitat renuncian a la paga extra de Navidad. Muy ufano, don Artur Mas proclama que la Gene se ha ahorrado 1’8 millones de euros. El ciudadano echa mano de la calculadora y con una sencilla división descubre que en Catalunya hay 350 tipos en la “nueva” Administración pública catalana (“el Gobierno de los mejores”, Mas dixit) que levantan cada uno 6.000 euros al mes.

    Otro: Ayer La Vanguardia -quién sino- publicaba una encuesta según la cual más del 50% de los catalanes somos partidarios de los “recortes públicos” en vez de subir impuestos. La encuesta se le hizo a 400 personas y la encargó y pagó, como no, la Generalitat. Uno se pregunta si las entrevistas las hicieron todas en el barrio de Pedralbes, en el local central de CiU o entre los familiares directos del señor Artur Mas, incluida su reverendísima madre. No tienen vergüenza.

    Y otro más: en Catalunya funcionan tropecientos Consejos Comarcales, que gastan 600 millones de euros al año y carecen de competencias administrativas reales, salvo el servir de lugar de empleo a los militantes de CiU de tercera fila, los que no tienen sitio en cargos de representación ni en el aparato del partido. Algunas sedes de Consejos Comarcales aún estaban en obras hace un par de años, y se han invertido en ellas miles de millones de pesetas de los que se han beneficiado/rapiñado contratistas de confianza. Sueldos de 3.000 euros ahí son corrientes, y eso que las plantillas de los Consejos Comarcales están formadas como digo por las sobras de la gente del nacionalismo burgués catalán.

    Y por ahí anda Dura Lleida, el hiper-gorrón, el tío al que han llegado a echar del avión de una delegación comercial española al que se había subido por toda la jeta, el tipo que acusa a los andaluces de pasarse el día en la barra del bar a costa del PER y al que ayer pillaron en El Intermedio desayunando como un sultán petrolero en su “casa” de Madrid, una suite de lujo en el hotel Palace.

    En fin, para qué seguir. De verdad, la Esperanza Aguirre es una aprendiza al lado de estos tíos.

    Un saludo.
    Joaquim

  3. Gracias de nuevo, Joaquim.

    Tu visión de la Catalunya en la que vives, nos hace entender mejor las cosas y tener una visión interna del problema de estos “trincosos” que enseñaron el arte de la rapiña a los nacionalistas de España, paña.

    Ahora, también se nota amigo que sólo vienes a Madrid a visitar a los amigos. Porque, Doña Rancia, la hija de Belcebú, les roba la cartera, la merienda y hasta la Suite en el Palace a los del 4%, y a la Merkel, a Sacozy y a todo el que se ponga por delante.

    Salud, amigo.

  4. Estoy deacuerdo con todo los comentarios y con el artículo, pero no se debe confundir a CIU, Duran i Lleida y toda su calaña con Cataluña o los catalanes como, muchas veces, oigo que hace la gente de izquierdas. Aquí los principales perjudicados de estas políticas somos los propios catalanes, igual que en Madrid los que pagan las políticas de la Espe son los madrileños, etc.
    Pese a todo, si de algo estoy seguro es que la avaricia rompe el saco y que esta gentuza está cavando su propia fosa. Cada vez hay más gente concienciada con lo que está pasando y no vamos a parar de movernos de forma pacífica hasta poner las cosas en su sitio.

    Este sabado todos/as a la calle!!

    Un abrazo

    http://revoltaalfrenopatic.blogspot.com/

    • Nunca osaría confundir a este tipejo con toda Cataluya. La vida me ha enseñado que generalizar es muy malo y que hijoputas los hay, desde Roses a Punta Umbría y desde Finisterre a Gata.

      Y también es evidente que quién más sufre a los del 4% sois los catalanes. Y además se hace evidente que, como en el resto de este estado pluricultural, la tele hace mucho daño, y que la gente no piensa el voto con la cabeza sino con las tripas.

      Salud, y el sábado, a tomar TODAS LAS CIUDADES DEL MUNDO.

Los comentarios están cerrados.