Mezquindaz, cinismo y política

Reconozco que me gusta la política. Reconozco que me intereso por lo que nuestros políticos dicen y hacen y por todo aquello que quieren, porque habitualmente lo que los políticos quieren, acaba teniendo consecuencias desastrosas para nuestros intereses. Nunca he dicho eso de que todos los políticos son iguales, y cuando alguien me lo indica, suelo contestar que, algunos son más iguales que otros.

Pero en días como hoy, suelo entender a toda esa gente que odia la política y a los políticos y a todos aquellos que creen que las personas que se dedican a eso de la política están para medrar y para servirse en lugar de para servir al pueblo.

Los que habitualmente siguen mis elucubraciones y pensamientos, saben que creo firmemente que no es bueno para España que el PP gane las elecciones del 20N y que tampoco lo es que las gane el PSOE porque entonces no entenderá que, a aquellos que le votamos en otras ocasiones, nos ha defraudado de tal manera que muchos de nosotros será difícil que volvamos a poder confiar en un candidato de ese partido socialista de nombre y liberal por actuación.

Ver ayer a Sarkozy haciéndole la pelota a Zapatero, porque éste le haya dado las gracias por su ayuda en  la lucha contra ETA, me contrae el recto. Pero que Sarkozy diga que España no está ya en primera línea del desvarío mercantil “gracias a la responsabilidad del jefe de la Oposición Mariano Rajoy” es para que se me abran las carnes y se me afloje el esfínter sin que me dé tiempo a llegar al wáter closet. Se ve que Sarkozy no tiene ni p. idea de lo que estos señores le han hecho a la economía española. Se ve que no les oyó decir aquí y fuera que España es un desastre económico y que la intervención no tardaría en llegar. Se ve que no les oyeron comentar aquí y fuera que Zapatero ha dilapidado el dinero público y que nuestro gobierno es el cáncer de España. Se ve que no sabe que Mis feria Albacete ha estado mintiendo con el fin de llenar de mierda al anterior gobierno de Castilla-La Mancha. Todas estas miserias que han estado aireando sobre los diferentes gobiernos del PSOE, aunque fueran verdad, son irresponsables y no sólo NO han contribuido a la confianza, sino que han sido decisivas para que España, esté al borde del barranco mercantilista.

Este fin de semana pasado he estado en Burgos, de dónde soy natural y donde mantengo buenos amigos a los que no veo tan a menudo como quisiera, pero con los que, mantengo intensos debates políticos. Este fin de semana estaban indignados con los políticos locales de la ciudad de Burgos, porque, parece que el Ayuntamiento de la cabeza de Castilla, no cobra los alquileres de los locales de los que es propietario desde hace doce años. Algunos tan importantes y cercanos al propio ayuntamiento como una cafetería famosa en Burgos y situada en los bajos del Teatro Principal y que le debe a los burgaleses la nada despreciable cifra de 300.000 euros. Bueno, para ser justos, no es que la cafetería no haya querido pagar, es que el ayuntamiento, ni se ha dignado en enviarle los recibos. Para más escarnio, muchos de estos locales han salido a subasta pública en dos y tres ocasiones, quedando desiertas las mismas, sin que los arrendatarios dejaran de seguir haciendo uso de esos locales. Por supuesto que no ha habido dimisiones, ni investigación, ni nada de nada. Unas palabras del portavoz del Ayuntamiento pidiendo disculpas, no por el dinero dilapidado sino por la mala imagen, han sido la única escusa.

Claro que, qué podemos esperar de quién va a un entierro del padre de un compañero de partido, se toma una caña en el bar después del entierro, y pide factura de la caña. (Supongo que para pasarle los 90 céntimos del coste al consistorio).

Anuncios

2 comentarios en “Mezquindaz, cinismo y política

  1. Bien, Celemín, bien, me gusta lo de mis feria. Sí señor. Y el tono, sí señor. Y por cierto, agradezco que esas cosas, del día a día, internas, sin publicidad, salgan a la luz, si no pública, al menos sí de los escudriñadores de blogs, y de honestas personas que, a nuestra manera, y, con nuestras limitaciones hacemos lo que podemos por seguir pagando la caña con nuestro dinero, y si no, no la tomamos. Si, también tengo un blog, leído por mi mujer, dos amigos y uno que se equivocó. Se llama condosatabales. Estás invitado. Gracias.

Los comentarios están cerrados.