La gran estafa II

Dos días después de las elecciones, los de 4% (esos que fueron investigados en más de 750 casos de corrupción) han hecho pública la guadaña con la que pretenden sesgar el estado moderno. Nueva rebaja salarial en los empleados públicos de hasta un 20% en el salario, el pago de entre 1 y 5 euros por receta de medicamentos, elevación en un 20% de las tasas educativas, repago sanitario, subida del precio del agua de consumo, de la gasolina y de los transportes públicos.

Según comentan todos los paniaguados de la prensa, (la mayor parte analfabetos culturales) éstas son las medidas que nos sacarán de la crisis y que abren el camino a las de Rajoy.

Esto es lo que ha votado la idiocia española. Esa idiocia a la que sus problemas individuales no le dejan ver el bosque del que salen y que se refugia en la tele y en el bar y que no hace nada por cambiar su suerte, nada más que lamentarse y creer a pies juntillas lo que los paniaguados televisivos les cuentan y cabrearse porque el árbitro no les ha pitado un penalti pero no porque sus hijos no pueden comer.

Si lo que pretende la Fürer del IV Reich es, cargarse todos los derechos de los pobres, desde luego lo está consiguiendo. Pero la gente debería pararse a pensar, porque no hay malvado que no sea presa de sus propias mentiras. Están diciendo que para salir de este timo que llaman crisis, pero que no es otra cosa que una segadora de derechos para volver a las épocas prerrevolución industrial, hay que acabar con los gastos, no subir impuestos y ser muy cuidadosos con el déficit. El ciudadano debería pensar si que todo el mundo pueda ser curado cuando está enfermo y que sea pagado por todos sus vecinos (y por él) es un gasto o un servicio. La gente debería plantearse si sus hijos tienen posibilidad de ser más educados que ellos, con más estudios y por tanto con más posibilidades de futuro, y que eso sea pagado entre todos sus vecinos (y por ellos mismos) es un gasto o una inversión. El pueblo debería saber que los impuestos son aquello con lo que el estado recauda el dinero para pagar la sanidad, la educación y las infraestructuras públicas y que subir la gasolina, el agua, los transportes o el IVA es SUBIR los impuestos. Pero que esa subida a quién perjudica es al pobre, mientras que en los impuestos sobre el patrimonio o la renta, quién más tiene, mas paga. Comer, todo el mundo tiene que comer todos los días, y el IVA, afecta a esa comida. Pero uno no se compra yates todos los días, ni casas, ni mucho menos hace declaración de la renta si está en paro y sin ayudas.

Las bajadas de tipos en los impuestos directos sólo benefician a los que más tienen y no al trabajador ni al asalariado. Las subidas de impuestos indirectos como el IVA, la gasolina, el agua o el repago sanitario perjudican seriamente a los que menos tienen, que además de sufrir la rebaja de derechos, están financiando el mundo de los ricos.

La anterior rebaja salarial a los empleados públicos, trajo consigo una rebaja del salario del ciudadano medio. Si antes de esa rebaja un salario de 1000 euros era una miseria, hoy es un lujo. Por eso, a todos esos que piensan que las rebajas de salario no va con ellos, que piensen que hoy, por hoy, quién da de comer a todos las tiendas de barrio, al carpintero, al fontanero o al electricista, es el asalariado y no Rajoy, Mas o la Merkel, y que si el asalariado no gana, no consume y que si no consume, ellos no tendrán trabajo y se verán abocados a mal vivir.

Esto es cosa de todos y todos debemos salir a la calle. El domingo 27 es el primero de los actos en los que debemos reivindicar que otra política es posible y que la crisis no es otra cosa que una estafa. Antes de que te veas mendigando la comida, robando para poder comer o trabajando sólo por el alimento, movilízate.

Este domingo 27, ¡MARCHA HACIA LAS CORTES!

Imagen: Propiedad de Banegas.

Anuncios

6 comentarios en “La gran estafa II

  1. Lo que me jode es que a todas las movilizaciones, ahora, se va a apuntar “oficialmente” el p$0e.
    Una vez bajados del caballo, son muy progres ellos.
    ¡Traidores!

    Salud ¡PÚBLICA!

  2. Visto lo visto, casi me da vergüenza pertenecer a los llamados “Paisos Catalans”.
    Aquí el “Masnostijeras”, nos corta hasta los pelos de los huevos y saca mas votos que nunca, en Valencia, después del Camps, los trajes, el del aeropuerto peatonal, y la alcaldesa de la “Barberia”, sacan un 20% mas de votos, y en Mallorca con lo del Matas y compañía otro tanto.
    O es que somos masoquistas o es que somos idiotas, o las dos cosas a la vez.
    A lo dicho, si no fuera porque mi acento lo hace imposible, disimularia que soy catalán durante los próximos años ¡ Que bochorno, !!!!
    Disfrutad/emos de la mañana a pesar de todo

    • Uno nunca debe sentir vergüenza de lo que hacen los demás. Si todo el mundo sintiera vergüenza de lo que hace uno mismo, no habría vergüenza ajena.

      Además, Rafael, estaría casi convencido de que muchos de los que han votado CIU, son inmigrantes de otros sitios. Por desgracia, he comprobado que los más nacionalistas suelen ser los que no han nacido en el lugar.

      Salud, lucha y un gustazo poder leerte, que a algunos, os hecho de menos!

  3. No estés tan seguro de ello. Todos sus “ideólogos” están apostando por echarle la culpa a los mercados y no a su forma de responder al expolio y a la estafa!.

    Salud, república y más escuelas

  4. Enhorabuena, Celemín. Una vez más la clavas. Es un viaje a lo peor del siglo XIX y encima con el aplauso del público (que no “respetable”).

    Salud y República.

    Al Mayurka

  5. Gracias, Al. Sentí mucho no poder estar presente en el respaldo al Sahara y no haber podido verte.
    Espero que podamos vernos aunque sea al año que viene!.

    Salud, república y más escuelas públicas

Los comentarios están cerrados.