Machismo, una rémora del presente.

Hoy, 25 de noviembre se celebra el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Supongo que por esa circunstancia, ayer conocimos un estudio de la Federación de Mujeres Progresistas, que me ha dejado pasmado y que explica muchas de las cosas que están pasando en este país.

Según este estudio, el 80% de nuestros jóvenes (de ambos sexos) creen que la mujer está para complacer al hombre. Un 60% cree que los celos es algo normal en una relación y un 40% cree que las chicas deben de ser protegidas por su novio. Además piensan cosas tan peregrinas como que los asesinatos de mujeres no tienen nada que ver con el machismo sino que son consecuencia de los efectos del alcohol o las drogas.

Quizá por haber sido educado en libertad plena (la de la confianza), quizá porque con diez años ya me hacía la comida, quizá porque  nunca me han regañado por planchar, cocinar o por ayudar en las tareas domésticas, no puedo entender esas actitudes. Y me desquicia ese tipo de idearios machistas que piensan que las mujeres son inferiores o que son propiedad de otro ser humano. Y me desquicia aun más que sean las propias mujeres quienes reafirmen ese tipo de actitudes.

Cuando era muy pequeño, viví de lejos una situación en la que un familiar machista y celoso amargaba la vida a su mujer. Su enfermedad era tal que ni siquiera sus hermanos podían estar a solas con ella. La mujer acabó separándose pero su vida ha quedado marcada para siempre.

No sé qué tipo de educación les estamos dando a nuestros jóvenes, pero si alguien cree que, porque no te deje ir a una discoteca a la que él no va porque no le gusta, o porque no te deje ponerte una minifalda o porque intente agredirte por hablar con otro chico a solas, crees que te demuestra mejor su amor, entonces, nos estamos equivocando de principio a fin.

El otro día leía que en España dedicamos más de cuatro horas diarias a ver la TV. Quizá ahí esté la raíz de todo. Con el 90 % de los canales en manos de fascistas, la televisión no puede educar en la igualdad, ni en la convivencia, ni mucho menos en la libertad. Con el 90% de los canales en manos de fascistas es lógico que los jóvenes piensen que las mujeres son un mueble más de los que el hombre disfruta. Con el 90 % de los canales de TV en manos de fascistas y con unos padres que no nos preocupamos de nuestros hijos nada más que para que “no molesten”, no es de extrañar que estemos fabricando personas sin ningún tipo de criterio que creen que el ser humano no se diferencia de los animales.

Empiezo a entender cómo es posible que el PP haya ganado las elecciones.

Menos mal que, en esta aventura del 15-M me he encontrado con la otra cara de la moneda. Jóvenes comprometidos con los demás, que creen en la libertad, en la igualdad y en la justicia social. Jóvenes luchadores, y sobre todo que trabajan para conseguir aquello en lo que creen.

Imagen propiedad de Kavel70

Anuncios

7 comentarios en “Machismo, una rémora del presente.

  1. Sinceramente, creo que con este tema se confunde mucho la velocidad con el tocino.

    Nada tiene que ver con el machismo que el 80% de nuestros jóvenes (de ambos sexos) crean que la mujer está para complacer al hombre, porque seguramente otro 80% creamos que el hombre está para complacer a la mujer.

    También es evidente que los celos son algo normal, y un 60% de opiniones afirmativas me parece poco creible. Que los celos enfermizos sean una losa no quita para que tengamos ese instinto de protección con nuestra pareja, y si tu me dices que no lo has sentido es que mientes vilmente.

    Que un 40% crea que las chicas deben de ser protegidas por su novio tambien me parece un porcentaje ridiculo. Creo que todo el mundo dirá que es obligación de un padre velar por sus hijos, de un hijo, velar por su hermano y de un matrimonio, velar por su pareja. Y poco o nada tiene que ver el sexo en todo esto. Ayer mismo, presencie un altercado entre dos hombres, donde la mujer de uno de ellos se metio en medio a defenderlo. Es evidente que todos tenemos ese instinto de protección.

    Evidentemente vivimos en una sociedad donde el machismo ha estado muy presente en el pasado, pero creo firmemente que el avance conseguido se mantendrá e incrementara con el tiempo, porque nuestros jovenes no tienen ese corsé. Nosotros sin embargo, por mucho que cuidemos de estos temas, tendremos ramalazos, como el tuyo de justificar que no eres machista porque te hacias la comida con 10 años. ¿acaso das por hecho que te la tenia que hacer tu madre?

  2. No me estaba justificando. Era un hecho porque me daban la responsabilidad de quedarme solo (cosa hoy impensable).

    Si a ti los porcentajes no te dan “señales”, a mi me asustan bastante. Porque no es que en una pelea uno de los miembros de la pareja defienda al otro, es mucho más que eso, como decir que si tu novio va de matón te está demostrando su amor, como que si tu novio no quiere que te pongas minifalda, creas que así está más enamorado de tí y te lo demuestra.

    Para ti, los celos será una cosa normal. Yo no entiendo que nadie pueda ser celoso. Porque nadie es propiedad de nadie y en la vida, no puedes tener nada bajo control. O crees que porque lo pienses y te sientas mal, tu mujer no te va a poner los cuernos si en un momento dado se dan las circustancias adecuadas?
    Es como lo de, para evitar la guerra, me armo hasta los dientes y a la mínima me lio a cañonazos porque quién da primero da dos veces.

    El machista, nunca reconoce serlo y no todos los que no lo reconocen son machistas, pero al menos, algunos vemos el peligro de las luces rojas.

    Salud,

  3. Evidentemente los porcentajes pueden dar “señales”, pero no en encuestas absurdas. Siempre recordaré a mi madre tacharme de machista por el mero hecho de no querer barrer: “No mama, puedes tacharme de vago, pero a mi me da igual que barras tu o papa, el caso es no barrer yo”

    Por eso digo que con estos temas se mezcla mucho la velocidad y el tocino, y como dices los celos son tan absurdos como inevitables. Si sales un dia con tu mujer con el proposito de pasarlo bien y se pasa la noche charlando con otro, es innegable que algo tienes que sentir. Si tu no sientes nada, en tu lugar me lo haría mirar.

    Por último, me queda “recriminarte” tu escasa referencia a uno de los motivos por los que el machismo no se erradica y es el “machismo femenino”. Esas abuelas que emplazan a las niñas a recoger la mesa y a los niños a irse al sofá, o esas madres que en busca de un futuro para sus hijos, “animan” a sus hijas a casarse y a sus hijos a estudiar.. o esas mismas mujeres que al ver a otra en un Consejo de Administración, la tachan de estar ahi por favores sexuales…

    Supongo que este “machismo femenino” queda feo resaltarlo por parte de un “no machista”, como es tu caso, pero solo hay que echar un vistazo al mundo real para saber que no solo van a ser cavernicolas varones los que te van a deslumbrar con sus luces rojas.

  4. El “machismo” se transmite en la actitud de las madres, y de las abuelas, y el de los padres y el de los abuelos, si eso es lo que quieres decir. Evidentemente que una abuela le diga a su nieto que se siente en el sofá mientras recoge su hermana, es una actitud machista. Sin duda.

  5. Este problema sólo se solucionará a base de educación y el paso de dos generaciones de “educados”.

    Los roles impuestos por la publicidad, entre otros, son difíciles de erradicar. La tv perdió la oportunidad de influir en el desarrollo de valores positivos en la sociedad, antes bien, se dedica a alienar.
    Así nos viene.

    Salud ¡PÚBLICA!

  6. Hay un documental que vi el otro día (creo que en la 2, pero no he sido capaz de encontrarlo), que lo deja bien claro. Va de el análisis que hacen unos alumnos de los anuncios de la Tele. Toda una lección de lo que no deberían ser los anuncios.

    Salud, ¡pública y gratuita!

Los comentarios están cerrados.