Política para idiotas

Hay una cosa que el PP hace muy bien. Inculcar en el subconsciente a base de mentiras repetitivas lo que quieren que la gente crea, aunque no crean en ello.

Por ejemplo me saca de quicio que hasta los que saben que el PP está acabando con la sanidad pública hablen de copago, cuando en realidad se debería hablar de repago o mejor, de sablazo sanitario. O que los que dicen de si mismos que son progresistas, se les escape la falacia de que la derecha es más responsable y más eficaz o que los que trabajan en la empresa privada son más profesionales que.los de la pública (¡si, pero por los cojones!).

Los liberales son maestros en darle la vuelta a las situaciones. Hasta ahora, la solución de los que hemos dicho que esto que nos está pasando no es una crisis, sino una estafa cuyo fin último es acabar con los derechos de los trabajadores, pasando por acabar con el estado social, democrático y de derecho, siempre hemos abogado por acabar con el déficit a base de subir impuestos, y gastar menos en armamento, militarismo y nada en financiar religiones. Pero mira por dónde que van los liberales y suben los impuestos. Mal y no muy justamente, pero los suben. Y entonces, la mayor parte de los que se dicen progresistas se echan al cuello del Babas y sus secuaces por haber faltado a las promesas electorales. Así que, ahora todos los que se dicen progresistas en este país, andan buscando hasta que los propios liberales del mundo le afeen la subida al Guadiana del Gobierno.

Total que así han conseguido que sus a seguidores,  a los que no les gusta nada pagar impuestos y que hacen lo que pueden para evitarlo, desde fundaciones hasta evasiones pasando por SICAV y otros chanchullos legales, no les parezca mal la medida e incluso que sean capaces de aplaudirla con tal de no estar de acuerdo con los “verdaderos” progresistas.

Por eso, se hace necesario aclarar de nuevo que la salida a este timo está en acabar con el concordato de forma que la iglesia se autofinancie (si puede y si no, que trabajen), gastar poco o nada en armamento, rebajar el gasto militar trayendo a todos los militares que están fuera de nuestras fronteras a territorio español, y subir impuestos DIRECTOS de forma progresiva. Y no sólo los impuestos del trabajo, sobre todo los del capital. No es posible que una multinacional con unos beneficios de 200.000 euros pague un 17%  que es lo que le quitan a un trabajador que gana 24.000 euros. No es posible que los bancos con cerca de 30.000 mil millones de beneficios estén siendo ayudados con préstamos de dinero público al 1%, mientras que los trabajadores, autónomos y pequeños empresarios tiene que pagar créditos entre el 8 y el 12% (eso si consiguen que se los den). Por supuesto hay que acabar con las fundaciones y las SICAV y revisar todas las ONG’s particulares cuya causa o fin sólo es una entelequia y una forma de pagar menos impuestos.

Y sobre todo, no hay que entrar en discursiones absurdas sobre si conocían o no el estado de cuentas. Es evidente que de 17 autonomías, 12+2 las gobierna el PP. Y es evidente que el mayor déficit del estado está en las Autonomías, por lo que es absurdo ponerse a discutir sobre si fue antes el huevo o la gallina. Lo que importa es que haya huevos suficientes. Por tanto, lo que importa es atajar la sangría de la desamortización de los servicios públicos y conseguir que el estado tenga recursos suficientes para dotarlos y hacerlos ejemplares.

Meditación para hoy:

Ayer, el juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, del que es titular Josep Maria Miquel Porras citó a declarar como imputados al director general de la policía catalana, Manel Prat, y a la exconcejal de Seguridad en el Ayuntamiento, la socialista Assumpta Escarp, a los responsables del operativo policial: el responsable de dispositivos, Antoni Antolín, y el jefe de los antidisturbios, David Bordas. Todo ello por los deplorables sucesos acaecidos en la Plaza de Cataluña en mayo pasado. No fue un desalojo sino una agresión que a muchos nos recordó la década de los 70 del pasado siglo.

El principal responsable, el Conseller Puig, cuya ideología y amenazas deberían estar penadas en un estado democrático, de momento ha quedado excluido al declararse el Juez incompetente ya que este tipejo es aforado.

De momento no es mucho pero puede ser un aviso a los mandos policiales y a la propia policía. El otro día compartía en facebook un artículo de los compañeros del 15 M de Lavapiés sobre cómo comportarse en caso de que la policía te identifique si presencias una “redada” racista. El artículo es interesante, vale para cualquier identificación y es importante la denuncia, porque siempre puede tocarle el caso a un juez decente.

Anuncios

2 comentarios en “Política para idiotas

  1. Y lo que más escuece es que esos mismos bancos que tienen 30.000 millones de beneficio necesiten “inyecciones morales” para seguir operando y además, esos préstamos de líquido al 1% en lugar de emplearlos para activar la economía,- concediendo crédito al pequeño y mediano empresario y al consumo del necesitado- lo hagan, comprando deuda pública soberana al 4%. Negocio redondo, sin duda.

    La cuerda, me da la sensación , que se está tensando demasiado y, o nos idiotizamos todos o este sistema tendrá que reventar por algún sitio.
    Saludos.

  2. Eso espero, amigo Aretako. Eso espero, que la cuerda acabe rompiéndose, pero yo cada día soy más pesimista. Porque es muy posible que en lugar de luchar contra los malos, nos estén obligando a luchar entre nosotros.

    Salud, amigo y ojalá se cumpla lo que dices!.

Los comentarios están cerrados.