Calumnia

Los sindicatos tienen ganada a pulso su “mala fama” entre los trabajadores. Pero, una cosa es que los trabajadores piensen que muchos sindicalistas están ahí solo para medrar o no trabajar y otra bien distinta que eso sea cierto. Y lo que es peor, gracias a la mala fama que los liberales han  conseguido difundir entre los trabajadores de los sindicatos, todas las medidas de pérdidas de derechos son más fáciles de imponer.

Decía ayer la hija de Belcebú, Doña Rancia, que mal rayo la parta, que los sindicatos están obsoletos y que “hacen políticas  reaccionarias y antisociales”. Esto es un ejemplo de lo que el BOE publicó el sábado sobre la reforma laboral:

«Artículo 41. Modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo.

1. La dirección de la empresa podrá acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. Se consideraran tales las que estén relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa.

Tendrán la consideración de modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, entre otras, las que afecten a las siguientes materias:

a) Jornada de trabajo.

b) Horario y distribución del tiempo de trabajo.

c) Régimen de trabajo a turnos.

d) Sistema de remuneración y cuantía salarial.

e) Sistema de trabajo y rendimiento.

f) Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39 de esta Ley.

La calumnia es algo a lo que esta mala política y mucho peor persona, acude constantemente con el fin de desviar la atención sobre el foco del problema. Otro ejemplo de política progresista del Partido Comunista del Partido Popular (Mis Feria Albacete 1977 dixit):

Artículo 13. Suspensión del contrato o reducción de la jornada por causas económicas, técnicas, organizativa o de producción o derivadas de fuerza mayor.

«1. El empresario podrá suspender el contrato de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción….

Es evidente que la calumnia es rentable porque siempre hay estúpidos capaces de creer a un tonto y más a una víbora. Si a eso le añades decenas de canales de comunicación afines que repiten una y otra vez la misma estupidez como si fuera una tesis doctoral, entonces el “algunos” se convierten en muchos.

Otra perla de progresismo de este gobierno casposo, clerical y antisocial:

«3. Los convenios colectivos regulados por esta Ley obligan a todos los empresarios y trabajadores incluidos dentro de su ámbito de aplicación y durante todo el tiempo de su vigencia.

Sin perjuicio de lo anterior, cuando concurran causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores legitimados para negociar un convenio colectivo conforme a lo previsto en el artículo 87.1, se podrá proceder, previo desarrollo de un periodo de consultas en los términos del artículo 41.4, a inaplicar en la empresa las condiciones de trabajo previstas en el convenio colectivo aplicable, sea este de sector o de empresa, que afecten a las siguientes materias:

a) Jornada de trabajo.

b) Horario y la distribución del tiempo de trabajo.

c) Régimen de trabajo a turnos

d) Sistema de remuneración y cuantía salarial.

e) Sistema de trabajo y rendimiento.

f) Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39 de esta Ley.

g) Mejoras voluntarias de la acción protectora de la Seguridad Social.

Se entiende que concurren causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, en casos tales como la existencia de perdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas.

Y la última:

Artículo 17. Suspensión temporal de la aplicación del artículo 15.5 del Estatuto de los Trabajadores. [despido]

….

«d) Por faltas de asistencia al trabajo, aún justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, o el 25 % en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses.

Es evidente que la calumnia y la mentira es algo intrínseco al discurso de los del trinque. Llevan más de 80 años mintiendo, insultando, calumniando y sobre todo, haciéndose las víctimas y pidiendo un respeto que no tienen por los demás. Inculcan su religión por la fuerza y sus ideas por decreto. Pero si les dices a la cara que son unos hipócritas y que su forma de tratar las relaciones humanas te joden la vida, entonces te acusan de insultarles y de no respetar sus decisiones ni sus ideas.

Ya va siendo hora de echarnos en cara a todas estas personas que con su voto, su mermada falta de colectividad, su individualismo, su egoísmo y su “pasotismo” nos están jodiendo la vida y están dejando sin futuro a nuestros hijos. Va siendo hora de responder ante tanta calumnia, tanta inmundicia, tanta idiocia y tanta falta de sentido común. Va siendo hora de echarles en cara que su voto es un voto irresponsable. Libre y democrático pero irresponsable. Un voto que nos lleva irremediablemente hacia el abismo y a nuestros hijos a la esclavitud. Va siendo hora de que por una vez, y sin que sirva de precedente se sientan mal por haber votado a los carcamales de la caspa, a la carcunda de la sociedad y a los que están para servirse y no para servir. Y si nos tratan de antidemócratas, que digan lo que quieran. Pero que sepan que no podemos quedarnos impávidos ante su estupidez y su deposición del voto.

Anuncios