Pazguatos y patosos

Para la idiocia que cree que “recorte” es lo mismo que “ajuste” propongo el siguiente ejemplo.

Supongamos que España es un coche, la gasolina, el aceite y el líquido de frenos los servicios públicos y el motor y el resto de sistemas del coche, el sistema económico. El PP es el conductor y nosotros, los pasajeros y propietarios del vehículo. Un “ajuste” sería apretar una tuerca de una rueda que está floja y que corre serio riesgo de hacer que la rueda se desprenda y nos peguemos el tortazo padre. Un ajuste es limpiar el carburador de mierda (la Gürtel, el Brugal, el Palma Arena, los ERES, etc) para que consuma menos y su consumo sea más eficaz. Ahora, no comprar gasolina no es un ajuste sino un recorte y como tal lo que hará no es que el coche consuma menos y su rendimiento sea mejor, sino que el coche se pare y no lleguemos al destino. De la misma forma, comprar gasolina de 95 cuando el coche debe usar de 98 es hacer que el sistema se colapse, los inyectores dejen de funcionar y el coche se averíe y tampoco lleguemos a destino. Por supuesto que si tampoco le ponemos líquido de freno o aceite en el motor, no estaremos ajustando sino recortando para que el sistema deje de funcionar.

Si nosotros los pasajeros, pagamos el coche con nuestros impuestos, si además nos hacen pagar el billete, no será copago sino repago y si en el camino, el conductor que es un trafullas para el coche y dice que o pagamos la gasolina o el viaje se ha acabado, además será tripago. Porque una cosa es que el conductor sea el responsable del cuidado del coche y de su uso y otra muy distinta que el coche sea suyo y que por tanto pueda actuar como tal.

 La demagogia de estos criminales no tiene parangón ni sentido y su jeta o cara dura es de tal calibre que a muchos nos da miedo y si no salimos corriendo es porque no podemos. Pretender ir de “guay” diciendo que no es justo que los que ganan más de cien mil euros paguen por las recetas o por ir al médico lo mismo que el que gana siete mil, es no sólo propio de un estúpido sino de tener la mentalidad de quién está acostumbrado a pasar silbando y por la acera de enfrente de hacienda. Es propio del que no ha pagado un puñetero impuesto en su puta vida. Porque en un país normal, dónde los empresarios pagan religiosamente lo que les corresponde y no declaran ingresos inferiores a sus empleados, los que ganan cien mil euros contribuyen por cien mil euros y no por diecisiete y por tanto tienen el mismo derecho a recibir del sistema sanitario lo mismo y al mismo precio que el que gana doce mil y contribuye por doce mil.

Lo fácil es siempre ir al engaño y a la búsqueda de la opinión del estúpido y del simple. Del que metido en faena, bajo los efectos de los veinticinco vinos y el medio kilo de cacahuetes que se ha metido pal cuerpo, junto a la barra de un bar lleno de serrín, especula verborreicamente junto a otros como él.

La acción de desgobierno de estos pazguatos patosos siempre va en el mismo camino, la de favorecer a quién no cumple con lo establecido, perjudicando al ciudadano de a pié que, aunque no sea nada más que porque no le queda otro remedio, cumple legalmente con lo establecido. El hacer que quién va en su propio coche tenga que volver a pagar la gasolina para que, quién se ha subido de gorra viaje por un precio ridículo, no es justo ni puede contar con la conformidad de los dueños del vehículo. Lo lógico sería tirar en marcha al polizón y decirle al chofer que pare y que está despedido.

Propuesta para hoy:

Ayer, Rosa María Artal proponía en su blog una acción en actuable para que el Mibestro Montoro nos devuelva la parte de los impuestos que les han perdonando a los defraudadores.

Si quieres firmar la petición pulsa aquí.

Anuncios

4 comentarios en “Pazguatos y patosos

  1. Solo queda la lucha en la calle y seguir sus pasos de cerca.
    Hoy leí unas declaraciones de Éric Toussaint – Presidente del CADTM: O hay una movilización ciudadana o a España le esperan 10 o 15 años de crisis y es que asusta
    Es más que vergonzoso lo que está pasando
    Te dejo el enlace de la mani del domingo por la sanidad y educación públicas
    Gracias!
    Tu salud es su negocio

    El 15 de abril, todxs a la calle.

    Madrid

    18 h. Plaza Beata (Legazpi) Atocha Neptuno

    http://raas15a.wordpress.com/convocatorias/

  2. Genial y clarísimo el ejemplo. Creo que has dado en el clavo mi querido Celemín.
    Si el que más tiene paga más impuestos, entonces, ¿por qué no tendrá derecho a todo como el que menos?
    Pero le han dado la vuelta a la tortilla y el mensaje cala demasiado. Que manera de engañar.
    Gracias por tu claridad y por seguri ahí

  3. El problema Pablo viene cuando el que más tiene, no paga impuestos que ahora mismo es lo que aquí sucede. Entonces la medida se vuleve doblemente injusta porque el que tenía que pagar impuestos y no los paga porque no declara la realidad de sus rentas, encima se beneficia de los impuestos de quién no defrauda.
    Salud,

Los comentarios están cerrados.