Puro fascismo

Contaba mi padre que en plena contienda tras el golpe de estado del eunuco fascista en el 36, llegó una noche un camión con camisas azules al pueblo de al lado. Fueron a casa de varios vecinos y uno de ellos había ido al monte a buscar leña y no había regresado. Al rato de irse los falangistas, el hombre llegó a casa con su burro y su carro cargado de leña. Su mujer le dijo que se escondiera porque no hacía ni un cuarto de hora que se habían marchado los de la falange y que venían a por él. El hombre que nunca se había metido con nadie y por tanto no tenía nada que temer, le dijo a su mujer que esperara allí con el carro que él iba a ver lo que querían y que volvía en un rato. La mujer, entre súplicas y con lágrimas en los ojos le dijo que no fuera, que no le parecía que quisieran preguntarle nada sino que, por su actitud, presagiaba que algo malo le sucedería si se iba a buscarlos. El hombre le contestó:

–       ¡quia, mujer, que me va pasar! Yo nada he hecho na y na tengo que temer.

El hombre llegó a la puerta de la iglesia dónde estaban los otros diez vecinos del pueblo subidos ya en la camioneta. Se presentó a los falangistas, le subieron al camión y hasta hoy.

Esta historia que contaba mi padre y que he visto con algún otro matiz en alguna película española y en alguna que otra novela sobre la guerra civil ilustra perfectamente lo que sucederá con los españoles díscolos que osen salir a la calle a protestar a partir de la reforma del código penal que preparan LOS FASCISTAS.

Ayer tarde, escuchaba sin querer (porque acababa de poner la radio y no sabía quién era) a un fantoche fascista del PP que en la Cadena Ser,  justificaba los cambios con el siguiente argumento peregrino: “durante la última huelga general se produjeron en Barcelona disturbios que ocasionaron destrozos en locales privados y en el mobiliario urbano. Esos hechos han sucedido y por tanto la legislación actual no evita esos actos. Así que algo hay que hacer para evitar que vuelva a suceder”. Esta idiotez propia de una sabandija fascista y sin cerebro se rebate por sí sola. Porque, según este individuo, lo que hay que hacer es ilegalizar el PP y meter a todos sus miembros en la cárcel ya que, hasta ahora, se han cometido cientos de delitos como el caso Gúrtel, el Brugal, o el Palma Arena. La legislación actual no ha impedido que esos delitos se hayan producido, y por tanto lo mejor es reformar el código penal para que estos ladrones no vuelvan a pisar una alcaldía, consejería o ministerio en la vida y que estén en la cárcel para evitar que ellos y otros puedan seguir delinquiendo.

La cara dura de estos fascistas es de tal calibre que me va a costar una úlcera y un ataque al corazón de la mala hostia que me ponen.

Pero aun me cabrea mucho más la pasividad de la gente que cree que a ellos nunca les va a tocar, porque como decía el iluso del convecino de mi padre, quién no ha hecho nada, nada tiene que temer. El no había hecho nada y acabó en una cuneta de la N-1. Muchos no haremos nada y nos enjuiciarán por terrorismo. Porque a partir de la reforma que pretenden los fascistas y si no lo impedimos, la resistencia pacífica será atentado contra la autoridad y se enjuiciará como pertenencia a grupo terrorista. Es decir que si estás en una manifestación y te sientas en la calle para impedir que un coche oficial pueda pasar, ya tienes 4 años de cárcel por pertenencia a grupo terrorista. Y si por un casual pasas por allí y la policía disuelve la manifestación a porrazos y te cogen, cuatro años de cárcel por pertenencia a banda terrorista. Y si estás en un piquete e intentas impedir que la gente se acerque al Corte Inglés o increpas a tu vecino, el del bar, porque no ha secundado la huelga… cuatro años de prisión. Y si tú no estás en huelga y ese día vas a comprar al Corte Inglés y te pilla la policía en el momento que está cargando contra los piquetes… cuatro años de cárcel. Y si increpas por la calle al concejal del distrito diciéndole que ya está bien de que los barrenderos no aparezcan por tu calle o vas a silbar a Doña Rancia o a Doña Peras y Manzanas en un acto oficial… cuatro años de cárcel.

Yo nunca pienso cometer un crimen, ni robar, ni pegarme con nadie. Pero no quiero que haya pena de muerte porque me parece peor el castigo que el delito cometido. Y nunca sabes en qué proceso te puedes ver envuelto casualmente. Como tampoco sabes si ejecutarán a un inocente.

Lo que este gobierno de casposos FASCISTAS quieren hacer es simplemente lo que Franco y sus secuaces hicieron en la guerra con quiénes los suyos proponían. Lo que Hitler y sus hideputas le hicieron a judíos, gitanos y comunistas y lo que los ancestros de estos cabestros, caciques de cualquier pueblo, hicieron con quienes no quisieron pasar por su aro.

Esta reforma es puro fascismo y está destinada a que los molestos, los díscolos y los que no pueden aguantar las cacicadas fascistas de estos asquerosos o tengamos miedo y no nos movamos de casa o acabemos en la cárcel como en la dictadura.

Ya me gustaría que todo ese esfuerzo y toda esa estrategia que utilizan contra la gente DECENTE, la utilizaran con sus CHORIZOS. Resulta claramente ilustrativo que ayer en la reunión del Consejo de RTVE los fascistas se levantaran a la hora de votar la posibilidad de mandar una carta a la conferencia episcopal quejándese de la homilía xenófoba del fascista obispo de Alcalá (ese que da misas con la gallina y la bandera preconstitucional a favor de Franco) y que incluso uno que dice que es nacionalista catalán diga que lo hizo porque está de acuerdo con el obispo.

Anuncios

7 comentarios en “Puro fascismo

  1. Pingback: Puro fascismo
  2. Post sin desperdicio ¡gracias!
    Celemig los de la mitra hueca ….quizá rechazan lo que admiran
    y los genoveses se están ganando a pulso la ilegalización.
    Están atacados!
    Salud y buenas piernas para caminar sin usar transporte público

  3. Están atacados pero, al igual que las fieras, morirán matando. Y amí no me hace ninguna gracia acabar en la cárcel porque estos señores, como el cacique de mi pueblo, no permitan que se les lleve la contraria. Al final, como he leído en facebook, a lo peor hay que salir a la calle con la gasolina que pacíficamente. Tal y como se está poniendo la cosa el castigo será el mismo pero el resultado no.

    Salud, amigo

  4. Entiendo lo que dices, si dan ganas de ponerse a las bravas ¡nos provocan!. Quieren poner grilletes, están olvidando los derechos humanos por su causa que no es la nuestra.
    Los cuatro de Greensboro calmaron mi cabreo de ayer
    Salud

    • Probablemente Paco, cuando haya más hambre que miedo, que no dudo que pasará, sea demasiado tarde. Para entonces es posible que sea necesario empezar de cero y volver a las luchas clandestinas con derramamiento de sangre y con muchos muertos por parte de los del hambre. Yo preferiría empezar ahora que todavía no hemos llegado al cero.

      Salud y gracias por participar.

Los comentarios están cerrados.