Vuelve el NODO

Recuerdo con mucho anhelo, aquella Telemadrid de los informativos frescos, libres y asépticos. El de las noticias de las nueve, el de Hilario Pino y los servicios informativos que no manipulaban, ni racaneaban. Aquellos informativos líderes de audiencia en Madrid. Aquellos años dónde la televisión era de todos y para todos. Luego llegó Gallardón, la intervención, el despido de los profesionales y la incorporación de los adeptos. Más tarde Doña Rancia, la manipulación, la vergüenza, las retransmisiones de las manifestaciones de los curas, (con helicópteros incluidos) y el silencio de las celebradas contra ella. De los adeptos se pasó a los hooligans y a una audiencia que batía records los días en los que había huelga en  el canal (para ver la carta de ajuste).

Ayer a mediodía, veía en TVE un programa de ecología que se llama “El Escarabajo Verde”. Se intentaba hacer un reportaje sobre la privatización del Canal de Isabel II. Y en él no se obviaba el oscurantismo del gobierno de La Rancia sobre el mismo. Se daba voz a los que estamos contra esa privatización y se hacía referencia al referéndum celebrado el pasado 4 de marzo y sus concluyentes resultados.

Muchos son los profesionales que han clamado contra el asalto FASCISTA del partido de la caspa, el cirio y el trinque a RTVE. Desde Iñaki Gabilondo que en su videoblog titulaba “Se acabó el tiempo de la dignidad”, hasta el profesor Cotarelo que en su post del viernes 20 de abril nos recriminaba a muchos el haber afirmado aquello de  “PSOE-PP la misma mierda es”.

El Partido de la carroña, la caspa, el cirio y el FASCISMO, no tiene suficiente con haber asignado decenas de licencias de canales del TDT party, a todos sus hooligans más pendencieros. Necesita hacer de RTVE lo que hicieron con el Canal Nou valenciano o con Telemadrid. Saben que la televisión es la puerta por la que entran en las conciencias de la gente. De todos aquellos que creen que todo esto no va con ellos pero que si sale en la tele es porque es real. Aquellos que dejan que otros les digan lo que deben hacer y acaban votando sin conocimiento.

Nunca he estado de acuerdo con lo que todos estos profesionales dicen que es actualmente RTVE. Es cierto que Zapatero no utilizó la tele de todos como medio de propaganda exclusivo del PSOE. Pero RTVE hasta ahora, sólo es el medio en el que PSOE y PP se promocionan y utilizan como aparato de comunicación. En RTVE no hay cabida para otros partidos (salvo la marginal), para movimientos ciudadanos, ni para nada político en lo que no estén de acuerdo los dos partidos de mayoría minoritaria. No hay nada más que ver que su consejo de Administración es un consejo de políticos. Si la tele fuera de todos, en el Consejo de Administración estaría compuesto por representantes de los trabajadores (limpiadores, producción, ayudantes, etc), los espectadores, los profesionales de la televisión (periodistas, cámaras, guionistas, directores, etc), y los propietarios del canal que somos todos los españoles. Todos ellos en la misma cuota o medida.

Pero no, en RTVE con Zapatero se quiso dar voz en la misma media a su partido que al PP, hasta tal punto que había que medir el tiempo que se dedicaba a cada uno de ellos. Por tanto, ni es una televisión libre, ni mucho menos aséptica. Otra cosa bien distinta es que sea mucho mejor eso que lo que ahora van a hacer los FASCISTAS de la caspa. Pero que sea mejor ser tuerto que ciego no significa que lo idóneo sea tener medio ojo. Lo ideal es tener ambos.

A los casposos no le gustan los díscolos, los rebeldes, los que reclaman ni los que pueden dejarles en ridículo porque denuncian sus tropelías. Por eso, quieren impedir que la gente se manifieste, quieren impedir que los propios sindicatos puedan convocar manifestaciones y que en la tele que ellos controlan, se pueda hablar mal de sus tropelías.

Muchos son los que no creen en la política y los que pasan de ella. Pero cuando uno tiene un psicópata en su comunidad, o intentas implicarte para que acabe en el psiquiátrico o acabará haciéndote daño. Y entonces el daño es irreversible y la implicación ya no sirve de nada.

Si el PSOE quiere denunciar esta situación de verdad, que renuncie a nombrar los consejeros que le ha dejado los de la caspa y que les deje esos puestos a los representantes de los trabajadores y a los de los profesionales de la tele.

Anuncios