Los culpables no son nuestros vecinos

Dicen que la historia es cíclica y que tiende a repetirse. Muchas veces me pregunto que sentían aquellos ciudadanos que veían como Europa se encaminaba hacia la debacle allá por los finales años treinta del pasado siglo. Cómo se sentirían viendo al auge de los nazis en Alemania, o los propios italianos con Mussolini. Supongo que como ahora, habría quién justificara las medidas que estos sinvergüenzas fascistas imponían. Supongo que habría quién justificara el apartheid a los judíos, su ropa marcada o su deportación a los campos de concentración polacos.

El hombre es egoísta por naturaleza. Tiende a sacar su instinto animal para intentar conservar aquello que tiene y que cree que le pertenece por derecho. Sólo la educación nos hace personas. Sólo con la educación en la libertad, en la generosidad y en el respeto a los demás hace que las sociedades prosperen. Por eso no puedo entender que la sociedad alemana le echara la culpa de sus desgracias a los judíos, ni que los italianos pensaran que los albanos eran el mayor de sus problemas. Claro que para eso estaba Goebbles, un ser despreciable, cuya maldad era superior a su inteligencia. Este tipo sabía que una mentira repetida mil veces acaba convirtiéndose en dogma de fe. Y supongo que a base de radio y prensa convirtieron al pueblo alemán en una manada de borregos en plena desbandada.

Quienes vivieron esa situación, los campos de concentración, el exterminio de judíos, gitanos, comunistas y de todos aquellos de de una forma u otra se opusieron a los nazis, y sobrevivieron  crearon el sueño .de la Europa de los pueblos. La Europa social que soñaba con la prosperidad de sus naciones.

Pero el hombre tiende a olvidar o le educan en la mentira con el fin de que ignore lo sucedido o crea que son historias de abuelos.

Y cuando el poder se deja en manos de las hienas, de los sin escrúpulos y de los delincuentes, suceden estupideces como que el hijo de un inmigrante polaco quiera expulsar de Francia a los inmigrantes y hacerles culpables de los males de Francia.

No voy a comentar aquí las decenas de medidas fascistas que está imponiendo el desgobierno del partido casposo. Dejar a las personas que no tienen trabajo sin el derecho a la sanidad nos costará el doble de lo que se quiere ahorrar. Por eso, la medida de dejar a los inmigrantes sin sanidad no es una medida de ahorro, sino una medida de apartheid. Una medida para hacerles culpables de los males que sufrimos y calentarle la oreja y llenar de furor a la idiocia patriota.

Que los ciudadanos mayores de 26 años que no estén cubiertos por sus padres, tengan que declararse insolventes para poder tener sanidad es una medida fascista. Los pobres, los indigentes, los ancianos son siempre el punto de mira del fascismo porque con ellos se sienten fuertes. Si además tienen medios de publicitación de sus mentiras, encima consiguen que parte de ellos sufran sin lucha esas medidas.

Que, en Barcelona los Mossos d’escuadra actúen como los camisas pardas  del nazismo a la caza y captura de opositores, es un acto fascista. Que se quiera impedir el derecho de manifestación y de reunión es un acto fascista y hacer que los sindicatos paguen por los posibles disturbios en un acto de represión propio de los fascistas.

Europa se encamina hacia el precipicio fascista que acabará en derramamiento de sangre de muchos inocentes. Ni los judíos, negros, gitanos o comunistas eran los culpables de la depresión del 29, ni los rumanos, peruanos, bolivianos o marroquíes son los culpables de la situación actual de España. Los culpables son los bancos y los especuladores. Los culpables son aquellos miembros del gobierno que estaban al frente de los bancos estafadores. El presidente de Italia, el primer Ministro de Grecia y todos aquellos políticos que han consentido y consienten que los delincuentes campen a sus anchas y sigan manipulando los mercados a fin de conseguir mejores intereses en las subastas de deuda pública. Los culpables son quienes a pesar de que los números dicen lo contrario, insisten en dejarnos sin sanidad, educación y servicios públicos argumentando que es la única salida. Los culpables son todos aquellos que miran para otro lado y que creen que esto es una situación heredada. Los culpables son todos aquellos que justifican el racismo, los robos a manos llenas como la Gürtel o el Brugal o las injusticias hacia los más necesitados porque “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”.

Los culpables siempre son los que no creen ni en la libertad ni en la educación.

Anuncios

20 comentarios en “Los culpables no son nuestros vecinos

  1. La pena, hoy, creo que la tenemos muchos. Sobre todo, porque no vemos que la gente se mueva y porque algunos siguen pensando que son los inmigrantes los culpables de nuestra situación.

    Salud y gracias por tu fidelidad.

  2. Enhorabuena por el Blog!! lo sigo a diario!
    Yo propondria que en vez de dejar sin sanidad a los inmigrantes se persiga con saña (incrementando el nº de inspectores de trabajo) a los los “negreros·” que hacen trabajar sin contrato a estas personas, obligandoles a darles de alta durante 5 años por un sueldo 2 veces mayor al del smi que cobran del paro……
    Salud y lucha constante!!!

  3. Esa sería una medida excelente.
    Estoy harto de ver como se trata a licenciados como mierda porque van a limpiar casas de traperos liberales. Harto de que crean que los que han tenido que dejar con sufrimiento casa, hijos y familia para venir a la aventura, sean los “privilegiados”, mientras los que defraudan, los que no pagan ni apartan nada al estado, sean los buenos de la película, sólo por haber nacido aquí.

    Salud, amigo y gracias por tu extraordinaria idea.

  4. Bocanada de aire fresco. Guantazo ante la realidad sin disfraces ni tapujos lingüísticos. Lectura para espabilar el cerebro a primeras horas de la mañana, como quien se lava la cara. Así entro a tu sitio. Para sacar la conclusión de que siempre me reconozco en lo que dices.
    Gracias por seguir en la brecha.

    • Es grato encontrar siempre un amigo/amiga que quiera leerte y que, en ocasiones como ayer, discrepe o diga lo que siente. Siempre digo que mi verdad, no es la verdad universal y que las cosas pueden tener distintos matices.
      El tema de cómo se trata a los inmigrantes es algo que llevo mal. Porque, siempre digo que si a mí me costo llegar desde Burgos a Madrid y estoy a tiro de piedra, imagino lo que sufre alguien para venir desde Bolivia, Perú o Marruecos. De los que vienen de Senegal o cualquier otro país del áfrica subsahariana, ya ni te cuento porque esos han pasado lo que no está escrito. Y encima vienen aquí, hacen trabajos que nadie quería y les tratamos como basura.
      Salud y gracias de nuevo.

  5. Verdad y claridad en cada una de tus palabras.
    A difundirlo sin parar
    Enhorabuena y no te canses
    Dejo un enlace de Cas por si resulta de utilidad a alguien
    Gracias!
    Ante las medidas inhumanas del Gobierno con los inmigrantes “irregulares”.
    Por todo lo anterior, hacemos un llamamiento a la ética de todas y todos los profesionales de la sanidad pública, para la atención completa a este grupo de población, perteneciente en gran medida a los grupos más desfavorecidos. Al mismo tiempo, reivindicamos el derecho a la objeción de conciencia por parte de todos los profesionales del Sistema Nacional de Salud a la aplicación efectiva del Real Decreto Ley por inmoral, injusto, y peligroso en términos de salud pública.

    Pedimos a todas aquellas organizaciones que suscriban estos principios mínimos, contacten con nosotros en la dirección de correo info@casmadrid.org para estudiar posibles acciones frente a estas medidas.

    Madrid, a 24 de abril de 2012
    http://casmadrid.org/index.php?idsecc=comunicados&id=86&limit=&titulo=COMUNICADOS

  6. Este foro es público y las cosas que pueden ayudar a ser más humanos, más solidarios y más comprometidos, siempre son bienvenidas.

    Suscribo el mensaje y lo paso a facebook.

    Salud y gracias.

  7. Como dijo Bertolt Brecht: “Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad.” Es imperdonable la criminalización hacia la población más desfavorecida que están difundiendo a los cuatro vientos, para desviar la atención del alcance de las medidas que nos están imponiendo.
    Pero es aún más imperdonable si nosotros nos quedamos callados e impasibles ante lo que está sucediendo.
    Ánimo y saludos.

  8. Alegra leer lo que escribes y cómo lo haces.
    Aunque constates los abusos que padecemos, lo haces sin aceptar la resignación y el sometimiento; una defensa, al fin y al cabo, de lo que no nos es ajeno, y a pesar de que todavía no nos haya llegado la ola que ya ha barrido a otros.
    ¿Formación, educación, promoción de pensamientos propios, sentido crítico? Siempre, y en primer lugar.
    Convencer con argumentos y expresar tus opiniones libremente no tendría que ser un asunto que requiriese consideraciones de conveniencia.
    Gracias por tener estas puertas abiertas. Visito este sitio con regularidad aunque no deje mensaje alguno, pero hoy lo hago con mis saludos y agradecimiento.

  9. Yo te lo agradezco a ti y a todos los cientos de visitantes que todos los días hacéis de la escritura una obligación.
    Quizá sea sólo el recurso del pataleo o el clamor en el desierto. Pero si consigo que una sóla persona tome conciencia de este mundo burdo y de las injusticias que están comentiendo, ya me doy por satisfecho.

    Pensamiento crítico.

    Salud, amigo y gracias por tu aportación.

  10. Desde aquí, mi mayor solidaridad con las personas detenidas y mi mayor dondena a ese tipejo que tenéis como Conseller de Interior.

    Ah! y gracias por la publicidad en Público.

    Salud, lucha y libertad.

  11. Mañana, día 27, juzgan, precisamente, en Italia a dos activistas por su defensa de tres jóvenes romanís que eran acosados por la policía. Las actitudes solidarias parecen ser lo más execrable entre las conductas humanas. La empatía con el prójimo desfavorecido y denostado está penada. Y es curioso cómo el personal de a pie cae en esa trampa histórica lazándose a la cruzada contra el ser humano distinto y/o no nativo, como si cebándose con quienes tienen menos posibilidad de alzar sus voces, conjuraran sus propios demonios.
    Por eso es tan importante que muchas gargantas -y quien dice gargantas dice letras- se unan en altavoz atronador que haga audibles las voces rotas de los seres humanos silenciados.

    La patria, en la suela de los zapatos; o en la planta de los pies, que decía aquel.
    Saludos.

  12. La disidencia les sienta aún peor si conlleva defensa del débil, del pobre y sobre el que lanzan toda su represión. Si les intentas dejar en ridículo, como lo de ayer del Metro en Madrid, saltan a la yugular, incluso inventándose los delitos.
    Una simple falta administrativa la convierten en un grave delito de sabotaje, o de amenazas o incluso de disturbios.
    Si les recriminas que detengan a una persona por ser de otro color, o tener rasgos distintos, te llevars una manada de hostias y una detención por escándalo público, resistencia a la autoridad y desórdenes.
    Es el estado de represión.

    Salud amigo y gracias por los piropos y sobre todo por hacer el esfuerzo de entrar, leer y dar tu opinión.

  13. “Por eso no puedo entender que la sociedad alemana le echara la culpa de sus desgracias a los judíos…” vente a vivir a Alemania una temporada y lo entenderás. A nada que rascas un poco aparece la esvástica.
    Los que combatieron a los nazis fueron, sobre todo, norteamericanos, canadienses e ingleses… y rusos!. La razón de implementar el llamado estado del bienestar es mantener a las masas tranquilas, para que las semillas de los -ismos (nazismo, comunismo…) no volviera a crecer.
    ¿Sanidad universal sin límites? Mientras pueda pagarla apuesto por ella, pero en la actualidad no podemos, y no porque no haya dinero para ello, sino por que los políticos y amiguetes siguen llevándoselo crudo (independientemente del partido que representen)
    El estado tiene el monopolio de la violencia legal, que en este caso ejercen sobre grupos que quieren protestar de manera más o menos pacífica contra el grupo de ladrones que se reúne en Barcelona. El estado es esto, represión de libertades. A cambio nos ofrece otras posibilidades, educación, sanidad, infraestructuras…
    Europa se aproxima, aunque más despacio de lo que crees hacia un territorio comanche. Cuando nos acerquemos a la linea de no retorno volveran las medidas sociales.
    Europa sigue siendo un estado feudal… play the game!

  14. ¡Joer! Pues para mantener a las masas lo están haciendo muy mal. No sé en Alemania, pero aquí, la sanidad y la educación públicas han pasado a mejor vida. Puedes ir al médico, pero no cuando estés enfermo sino cuando te toque. Puede llevar a tus hijos a un colegio público, pero a costa de que, como no le ponga mucho interés no se entere porque los otros cuarenta compañeros no le dejen atender.
    Estos chorizos se están cepillando todos los servicios públicos y todos los derechos de los ciudadanos. Y nada salvo una respuesta contundente en la que pasen miedo, harrá que cambien de opinión.

    Salud,

Los comentarios están cerrados.