La medalla, una “chapa de chorizo”.

Este país es de traca.

Hay un tipo que heredó una serie de empresas de su padre. Todas las empresas, bajo su dirección,  menos una, fueron a la quiebra. Y esa una también daba pérdidas pero la ONCE, ávida por tener una emisora de radio (ONDA CERO) le pagó 30 millones de euros por ella. (Era la época del liberal Miguel Duran,  cuando la ONCE era accionista mayoritaria de Telecinco y montó el equipo ciclista que acabó en el escándalo del dopaje). El precio que la ONCE pagó por la Cadena Rato probablemente fue desorbitado (aunque ya se sabe que en esta sociedad capitalista y especulativa las cosas valen lo que alguien quiera pagar por ellas). Bien, este tipo, una vez arruinado el emporio que le legó su padre, y tras apoyar al insufrible gastador de la Botella como presidente del PP, es nombrado Ministro de Economía, cargo del que se va con más pena que gloria. Los fasciosos se empeñan en destacar su gestión, pero ocultan que la burbuja inmobiliaria es consecuencia de su ley del Suelo, que fue él quién puso en venta la mayoría de las empresas estatales, (que, por otra parte ya había iniciado el gobierno de González con el otro si desastroso Ministro liberal ,un tal Solchaga), que desaprovechó la época de mayor expansión económica mundial desde los años 60 del pasado siglo y que promocionó y abogó por Terra, compañía que fue a la ruina en poco más de un año). Con este bagaje, se las ingenió para que el Gobierno de España primero, la UE después, y el del borracho usaniano finalmente, le propusieran como Director del FMI, cargo que ocupó  desde 2004 hasta su dimisión en Junio de 2007. Aquí tampoco vio llegar la crisis bancaria, ni la estafa de las hipotecas basuras, ni nada de nada.

Así pues, de vuelta a la madre patria y al partido de los negocios, lucha como un jabato contra las camarillas de las estaciones del ave, de los campos de golf en terrenos públicos y los “espías” a los adversarios y se hace con la presidencia de Caja Madrid. Entidad bancaria que decía que era la segunda caja de España y una de las diez primeras del sector. Tras dos años en este puesto, deja un agujero de 10.000 millones proveniente de la unión con cajas pequeñas como la de Ávila, Segovia y Rioja y sobre todo del intento de tapar el agujero negro de Bancaja (ese banco que puso la pasta de la fianza del delincuente Matas, por ejemplo). Es el prototipo de la gestión pepera y de los “misterios” de sus ruinas en comunidades y ayuntamientos.

Pues bien, después de todas estas lindezas, logros y chapas de chorizo, todavía dicen los amigos del partido de los negocios que hay que darle la medalla al mérito porque se ha ido por amor a España (¡PAÑA!) y para no entorpecer la inyección de los 10.000 millones de Euros de dinero PUBLICO que Bankia necesita para no acabar como Lehman Brothers. Y desde aquí auguro que acabará siendo presidente cuando en unos meses el impávido fumapuros acabe tan quemado como la ceniza de una colilla.

Ya va siendo hora de decirles a estos estúpidos arruina empresas, ayuntamientos, comunidades y países, charlatanes de pacotilla, que SI hay otro camino. Que darle dinero a Bankia o a cualquiera otra de esas entidades que usan el dinero público para especular, comprar deuda de países y quitarse de encima todos los bienes basuras que contabilizan como activos y que no son más que mierda que no vale nada, sólo sirve para endeudarnos más y más, para pagar más intereses y para que los ciudadanos sean más pobres.

Ya va siendo hora de decirle a este predicador económico que ha arruinado todo aquello que ha tocado que devuelva los 2,3 millones de euros anuales que se impuso como salario y que supongo que ha cobrado religiosamente y que ni se le ocurra cobrar los 1,2 millones que el mismo se asignó como indemnización por despido, cese o renuncia.

Ya va siendo hora de decirle a ese muñeco de trapo, con menos iniciativa que una gallina que nos desgobierna, que estamos hartos de no tener sanidad, educación o servicios públicos. De que nuestros salarios se vean reducidos día a día, mientras nos cruje a impuestos indirectos y mientras sus acólitos colocan a todos sus familiares con sueldos que para sí los quisiéramos cualquier trabajador. Que estamos hasta la coronilla de que alguno de sus correveidiles cobren dos y tres sueldos mientras cada día hay más parados y más gente teniendo que comer de la caridad o de la basura.

Como leía ayer en un chiste que me enviaron, va a llegar el día en que a las puertas de cualquier hospital público se presente un chino y que desde la cafetería de enfrente un médico le observe día tras día sin que el chino se decida a entrar. Hasta que el médico, henchido de curiosidad, al volver al curre después de su descanso, le pregunte, ¿Está usted enfermo? ¿No se atreve a entrar por si no le atendemos? A lo que el chino responderá: No pasa nada. Sólo estoy valorando el local.

Cada día se hace más imprescindible salir a la calle y no volver a nuestras casas hasta que estos sinvergüenzas dimitan y acaben en la cárcel.

Anuncios

10 comentarios en “La medalla, una “chapa de chorizo”.

  1. ¿de izquierdas o simplemente anti PP?
    Echo de menos un comentario sobre las condonaciones de prestamos a los partidos políticos y políticos por parte de las diferentes Cajas.
    Además no solo comentarios del presidente de Bankia, sino de otras Cajas como Caixa Bank y los miembros de los Consejos ya sean políticos, ex-políticos, sindicalistas, etc.

    • Pues no soy anti nada. De hecho, tengo algún amigo de la infancia que es es del PP y con el que mantengo la amistad, aunque si te soy sincero cada día hablo menos con él.
      El PSOE tiene varios préstamos condonados no sólo por Cajas sino por algún que otro banco. ¿Y el PP? El PP es de los que, como en el chiste, “que parezca un accidente”.

      Lo que debiera importar es si este personaje es como he descrito o no. Si todos los méritos son como están descritos o no y no si hay algún otro como él, que seguro que lo hay.

      Habitualmente, el PP usa como defensa el ataque a otros. Y por ahí no paso. Las vergüenzas de cada uno no dejan de ser vergüenzas porque tu primo, tio, padre o abuelo tengan más.

      Salud, y gracias por tu comentario que aunque no comparto, mantiene el debate.

  2. ¡Qué pena damos! Que un inútil como el señor Rato viva de cine mientras tanta gente mucho más capaz engrosa las colas del paro, es la cultura que nos han estado enchufando durante años con personajes de medio pelo tipo Gran Hermano que son más tontos que las piedras y viven de lujo gracias a todos los que los ven, mientras los estudiosos tienen que buscarse la vida en otros países que apuestan más por I+D que por las idioteces que aquí se fomentan en nuestra telebasura, la consigna es pensar cuanto menos mejr, hay que ser sinvergüenzas poque la gente honrada y trabajadora no tiene futuro aquí, pero tenemos que cambiar eso cuanto antes.
    Por cierto gracias por lo de enhorabuena por vivir en la capital verde europea, pero estaría más contento si el mérito se lo hubiera llevado el alcalde que colocó a Vitoria-Gasteiz en el top de las ciudades donde mejor se vive, los otros tres alcaldes que le han seguido se han limitado a vivir de rentas, y los dos últimos a llevarse la gloria del premio a capital verde europea sin haber hecho prácticamente nada, ¡ qué raro en este país ! Y el alcalde actual Javier Maroto PPertenece a los casposos fachosos, espero que al menos en las autonómicas les den un buen ppalo.

  3. Ya sabes Carlos que en este país, hay muchos que viven del trabajo ajeno. Se llaman asesores y técnicos y viven fundamentalmente de ponerse medallas (chapas de chorizo) del trabajo de otros. Vitoria no iba a ser distinto.

    Salud y gracias por tu aportación al debate.

  4. Estoy de auerdo con casi todo lo que describes en en post, aunque daría equilibrio hablar de más mangantes digo políticos. Discrepo en lo de la ley del suelo. La ley era positiva porque obligaba a los ayuntamientos y CCAA a decir que suelo no era urbanizable, con lo que permitía la autopromoción y evitaba la escasez de suelo. Las CCAA y los Ayuntamientos recurrieron la ley por invadir sus competencias. Lo que invadía eran sus comisiones, y que a mayor precio por vivienda mayor recaudación.
    un saludo

  5. Las comisiones son uno de los males de este país. Por las comisiones se hicieron barbaridades como construir más de un millón de casas al año (más que toda Eurpoa junta).
    Está bien que discrepes, pero la ley del suelo fomentó desmesuradamenete las recalificaciones de terrenos y por tanto, las comisiones y la burbuja inmobiliaria.

    Salud, y gracias por contribuir al debate.

  6. Lo que intentaba decirte es que la ley del suelo no llegó a aplicarse por no ser una competencia del estado. Esa ley habría sido de lo poco bueno de esos años, pero como ya te he dicho alguna vez, pensar que un político hará lo mejor para los gobernados es ciencia ficción.

Los comentarios están cerrados.