Derribos PePe

Hace unos días, la web izquierdadigital.es  publicaba un  artículo supuestamente firmado por el gran José Luis Sampedro que comenzaba así: “Querido señor Presidente: es usted un hijo de puta. Usted y sus ministros…”. Más tarde la propia web ha desmentido la autoría. Pero sea quién sea el autor, y aparte de los insultos que pueden no ser tales ya que el hijoputismo está muy extendido entre los miembros del partido de los negocios sin necesidad de que sus madres hagan la calle o se acuesten por dinero, el artículo comentaba cosas muy serias como las medidas que provocaron la salida de los Estados Unidos de la crisis del 29. Os recomiendo su lectura.

Este artículo y algún otro como el de ayer de Rosa Mª Artal sobre la prima de riesgo me han llevado a la conclusión de que, a pesar de que estos ineptos son fascistas, trabajan para sus intereses y han arruinado todo aquello que han tocado, desde la Comunidad de Valencia hasta Bancaja, pasando por Caja Madrid, Lehman Brothers o las empresas del grupo Rato, no es posible que sean tan estúpidos como para destrozar el estado de bienestar sin causa alguna.

Hace algún tiempo, cuando el Partido de los negocios desprestigiaba España para llegar al Gobierno (el poder lo ha tenido siempre), los “expertos” liberales aseguraban que España no puede ser intervenida debido a que el PIB supera el Billón de Euros (casi cinco veces el de Grecia). Sin embargo, desde que Zapatero rebajó el salario a los funcionarios, se han tomado muchas decisiones que también se tomaron en Grecia, Portugal o Irlanda después de la intervención de estos países. El derribo del estado de bienestar, la destrucción de los servicios públicos, la desaparición de los derechos de los trabajadores o las ayuda a bancos y cajas a cambio de su fusión o absorción, son algunas de las medidas que se tomaron en esos países intervenidos.

Pero voy más allá. Ayer leí en eldiario.es un artículo sobre el Real Decreto Ley de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (publicado el 20 de abril) y del que anteayer tuvieron que publicar  cinco páginas en el BOE con correcciones. En ese Real decreto, se les daba de plazo a los médicos hasta el 31 de diciembre para “pasarse” por su cuenta y riesgo a laborales. Tras las protestas, les dan de plazo hasta el 31 de Diciembre de 2013. Y aquí vienen los problemas. Primero para los médicos que no saben si sus cotizaciones a MUFACE (la mutua donde cotizan los funcionarios) serán reconocidas por la Seguridad Social, con lo que puede darse el caso de que, además de ser despedidos al día siguiente de firmar el contrato, se pueden encontrar con que no puedan jubilarse porque según la SS no han cotizado el tiempo mínimo necesario. Pero es que esto es una clara estrategia para privatizar la sanidad. Hace algún tiempo, un viejo conocido que está muy relacionado con los políticos, me decía que la reforma laboral estaba hecha pensando en el despido de funcionarios. Y no lo entendía. Pero si a los médicos se les obliga a dejar de ser funcionarios y pasar al Régimen General de la SS, el despido está garantizado. Con ello, la SS dejará de tener trabajadores con derechos para tener, como el resto de las profesiones, siervos a los que se les puede amenazar, chantajear y despedir cuando no quieran seguir las directrices de quién se haga con los servicios sanitarios o cuando ya no sean necesarios.

Por todo lo explicado, creo que de lo que se trata es de dilapidar el patrimonio de todos. Se trata de llevar esta estafa hasta el final, hasta el derribo total del estado de bienestar, hasta convertir en una escombrera los servicios públicos, hasta que la sanidad y la educación pública sean un entrañable recuerdo y un negocio para amigos. Se trata en definitiva en convertir a los ciudadanos en siervos y al estado en un mero observador de las tropelías.

Por eso es importante no dejarles finalizar esta destrucción y la dinamitación del estado, ni de la propia Europa. Nos han empezado a considerar como peligrosos. Lejanos, pero peligrosos. De ahí las declaraciones desde la fascista Delegada del Gobierno en Madrid, hasta la inepta Alcaldesa intentando convencer a su parroquia de que somos pocos, violentos y radicales. Si no nos empezaran a tomar en consideración, nos ignorarían. Pero la manifestación del sábado 12 y la cacerolada del 15 les ha dejado huella.

Necesitamos seguir con la lucha, concienciar a la gente de que cuando se quieran dar cuenta ya será tarde.

Leí ayer una historia de un sucedido en un Mercadona que llenó de lágrimas mis ojos y que define claramente en qué nivel estamos y lo que han conseguido estos asquerosos fascistas.

Anuncios

9 comentarios en “Derribos PePe

  1. Ya empezamos a hablar con propiedad, querido amigo. Llevo sustentando desde siempre, que ese veintantos por ciento de lepenismo francés por el que algunos se rasgan las vestiduras, voto nazi, se ha expresado aquí y apoyado por otro diez y pico de ignorantes ha puesto el fascio en el gobierno. Aquí se llama falangismo.
    Salud.

  2. No cabe ninguna duda que, en el momento que Fuerza Nueva empezó su declibe, el Partido de los negocios saltó el techo establecido por Fraga. Hasta entonces, no superaban los 110 diputados. En el momento que un falangista, carcomido, resentido y abotagado como el insufrible se hizo cargo del partido, todos los fascistas, de la extrema que sea, se cobijaron bajo la cagada gaviotil. Por eso Hernández Mancha sobraba y por eso fue un visto y no visto. Mientras los de la caspa no tuvieron el beneplácito de la Iglesia, no depegaron. Y ahora, va a ser muy difícil quitárselos de encima. Porque en este país, otra cosa no, pero xenófos, machistas, retrógrados y meapilas hay para expotar.

    Salud, amigo.

  3. Ayer leí algo parecido en “Tenía que decirlo”, a la salida de un super, un hombre pidiendo comida para su hijo, un chaval le dio una barra de pan y un paquete de embutido, el hombre emocionado se echo a llorar, el resto de gente le iba dando cosas de su cesta de la compra. Tenemos que ser solidarios y seguir luchando. Salud.

  4. Si, hay que ser solidario. Lo que pasa es que yo entiendo la solidaridad no sólo como el hecho de darle pan a un hambriento o dinero al que pide por la calle. La solidaridad consiste también en, aunque tengamos trabajo, manifestarnos y solidarizarnos con quién no lo tiene. Hacer frente común con quién está reclamando cambios y con lucha por que los servicios públicos no sean dinamitados.
    Solidaridad es pensar que, si no arreglamos esto, acabaremos todos muriendo de hambre.
    Salud, Sara y gracias por instar a este debate.

  5. Me temo, estimado Celemíng, que a esta caterva de inútiles les reconoces demasiada inteligencia. Por supuesto que su objetivo es apropiarse de los bienes comunes para explotarlos y apropiarse de los beneficios, pero son tan incapaces que cuando lo quieran conseguir lo que se van a encontrar es un solar arrasado por ellos mismos. Para muestra un botón: Bankia.

    Estos idiotas, que ni siquiera son fascistas, pues su “amor” por España es solo fachada, al paso que van, se van a cargar hasta la enseñanza concertada que es su estructura de adoctrinamiento. Hitler o Musolini, como fascistas,tenían más categoría que Franco, este no fue más que un traidor que para salvar su pellejo no dudó en masacrar a su pueblo.

    En España no hay derecha, hay Iglesia católica que lo único que quiere es sustituir Solidaridad por caridad y alguno lo ha justificado diciendo que la Iglesia es anterior al Estado español, con dos cojones. Véase el programa de Ébole sobre las inmatriculaciones de la Iglesia.

    En España no salimos del Antiguo régimen, por eso no hay fascistas: hay medievales que cuando no se creen El Cid van de quijotes y Santiago y cierra España.

    La guillotina es nuestra asignatura pendiente. Ahí esta la gran propiedad agraria que recibe ingentes subvenciones de la UE por un lado y por el otro los Planes de Empleo Rural para mantener vasallos. Esta fue la gran obra de Paco el rana; no era un fascista, era un hijoputa bendecido por la Iglesia, también gran propietaria. No volvemos al siglo XIX, vamos directamente a la Edad Media y para aprender y subsistir; a la parroquia, como Dios manda.

    Amigo Celemíng, estoy alucinando.

  6. ¡Joer Red!, me dejas sin argumentos. Es posible que sean tan estúpidos como para arrasar con todo. Pero hasta que eso suceda, se seguirán llenando los bolsillos.
    Referente a lo de la edad media, estoy totalmente de acuerdo.

    Salud, amigo.

Los comentarios están cerrados.