Cuando se acaba la linde, el tonto sigue

El otro día vi un post en Facebook que decía que los mandos policiales habían denunciado que los mineros son más fuertes que la policía y se quejaban de que tienen cuerpos atléticos de tal forma que uno comentaba que “alguno te pega una hostia que te arranca el casco de cuajo”. Aunque, no deja de ser un post inventado, los policías (la guardia civil en teste caso)  se sentían incómodos con la horma de su zapato.

Suelo ocurrir que a los fanfarrones, cuando llega el primo de Zumosol les dan todas las hostias en el mismo carrillo.

Rajoy, el inmovilista, el indolente, el retrógrado de mente hueca y personalidad escondida, el palomo al que se le pilla antes que a un cojo, cree que puede controlar Europa como controla su pequeño reino de taifas dónde con cuatro panfletos casposos, dos misas y veinte canales de televisión tiene millones de palmeros riéndole las gracias y meneando las orejas de gusto. Por eso, como fanfarrón abusón, le han caído todas las hostias en el mismo carrillo (y por ende a nosotros también).

Como buen inútil que ha ascendido con subterfugios y cuya carrera se ha basado justamente en la mediocridad, ha llegado al punto en que él mismo se cree que es el más listo y que por tanto, él toma las decisiones.

Pero claro, tal y como nos contó el domingo la película, como buen ejpañol antes de irse al jurgol, los griegos, portugueses e irlandeses clamaron a la diosa del IV Reich por la ofensa ya que, ellos también querían ser partícipes de tan gloriosa lotería. Pero la pomfret fürer del IV Reich no está para tonterías y enseguida mandó mensaje al bufón de que el rescate es rescate y no línea de crédito. De que el capital lo pide el Reino de Ejpañistán con su garantía y no los bancos, y que tanto el capital como los intereses pasan a incrementar la deuda del estado.

Pero lo peor de todo es que, cada vez está más claro que esto es una puñetera estafa y que de lo que se trata es de que la “mafia” especulativa se acabe quedando no con el estado español que es algo intangible, sino con las personas que aquí vivimos. Con su trabajo, con sus impuestos, con su forma de ser y de vivir y con el de las generaciones venideras. Todo acabará hipotecado.

Y ya, hasta prestigiosas revistas internacionales se han dado cuenta de que los países intervenidos, aumentan considerablemente su deuda (en el caso de España desde el 65% del PIB hasta el 96%). Que cuanto más aumenta la deuda más son los intereses a pagar y que por tanto más difícil pagarlos. Y que cuanto más recortes, más recesión debido al menor consumo. Menos ingresos por impuestos indirectos (que son mayoría en la financiación) y por tanto nuevamente más difícil pagar los intereses y devolver el capital. Por tanto, el diferencial de la deuda sube (Grecia pasó de los 545 puntos del momento de la intervención a los 2760 actuales. Portugal de los 540 puntos del rescate a los 936 actuales). Nuevamente al tener que pagar mayor interés más difícil se hace sacar suficiente para pagarlos y vuelta a empezar.

Hoy mismo, la prima no sólo NO se ha estabilizado sino que ha subido hasta los 520 puntos. La bolsa ha bajado y la economía se ha retraído un poco más. Las agencias (Fitch, en este caso) rebajan la solvencia del estado y de los bancos, los especuladores se fían menos, el diferencial sube, la deuda se hace mayor, el pago más difícil y vuelta a empezar.

Todo es una puñetera patraña. La OCDE ya pide abiertamente a España que eleve la edad de jubilación más allá de los 67 años y que obligue a los trabajadores a suscribir pensiones privadas. No se de dónde vamos a sacar par pagar seguros privados cuando no nos dejan ni para comer.

Tengo claro que la confianza no se gana haciendo que un país acabe en la quiebra mediante préstamos que nunca va a poder pagar. Sólo hay dos formas de que te tengan respeto. Por la fuerza, y entonces el respeto es miedo o ganándote a los demás. Y un país cuyos gobernantes han arruinado más de 40 entidades bancarias, más de seis comunidades autónomas y más de ocho mil ayuntamientos, no creo que inspire mucha confianza. La confianza se gana no recortando y dinamitando el estado, no destrozando la sanidad, la educación o los servicios públicos. La confianza se gana, como en el Ayuntamiento de Torrelodones, eliminando todos los amigos y familiares que cobran por no hacer nada, eliminando coches oficiales, alfombras por las que se paga un pastón sólo en limpieza, cargos de confianza, comidas oficiales y bajadas de salario a los propios gobernantes en lugar de a los funcionarios. La confianza se gana en la honradez y no teniendo decenas de casos de corrupción (Gürtel, Brugal, Palma Arena, Ciudad del Golf, Espías, Canal de Isabel II, …) La confianza se gana oyendo al pueblo y no montando saraos para que los amigos hagan negocio. La confianza se gana yendo a trabajar todos los días y asistiendo a los plenos y no cobrando del erario público mientras se atienden negocios particulares. La confianza se gana interviniendo bancos en dificultades, haciéndolos públicos y nacionalizando ganancias y pérdidas y no socializando las pérdidas y privatizando las ganancias.

La confianza se gana sobre todo, dando ejemplo. Y quién se va a ver un partido de fútbol en lugar de dar explicaciones, a cazar elefantes con el dinero de todos o a retozar con el escolta más guapo en hoteles de superlujo con el dinero de los contribuyentes, está ayudando a la desestabilización a crear DESCONFIANZA y a priorizar primero lo suyo en lugar de lo de todos.

Por último, una prueba más de que esto es una estafa que viene directamente de Alemania (que ya hizo que Europa muriera en otras dos ocasiones y que sigue ere, que erre). Me contaba este fin de semana un amigo concejal de un ayuntamiento pequeño pero con 600.000 euros de SUPERÁVIT, que debido al plan de estabilización impuesto por la UE, no pueden gastar nada de ese dinero en obras o necesidades para el pueblo, porque tanto dinero como inviertan este año, deben descontarlo del presupuesto del año que viene. Si no puedes invertir porque no tienes dinero y cuando lo tienes no te dejan, tengo claro que lo que persiguen es que nos muramos de hambre para que seamos esclavos.

Anuncios

5 comentarios en “Cuando se acaba la linde, el tonto sigue

  1. Amigo Celemín, hay días que no tengo tiempo de leerte, pero es genial ese estilo directo y contundente que tienes, si con todos los palos que nos están dando no nos movemos, casi que es como dejar que nos maten lentamente.Estoy convencido de que esto va a reventar, porque la sarta de mentiras es tan larga que a Ignacio Escolar no le van a caber en su página, que supongo que ya has leído, las mentiras del PP.
    Salud y a por ellos.

  2. Gracias!
    En un callejón sin salida hasta que sigamos permitiendo este atraco
    Por si alguien no lo ha visto
    Salud

    • Estoy con Sara. Excelente documento que pone de manifiesto que clase de demócrata es el tipejo que dirije los Mossos. Cosa que ya sabía porque el día que salió en salvados dejó perlas como que la policía está para dar hostias porque si no, no les haríamos casos.

      Salud y gracias Lume

  3. Excelente vídeo, Lume, yo también flipo como este señor. El responsable de esta hoja de ruta debería dimitir inmediatamente así como los políticos consentidores. Si, ya se, sigo soñando.

Los comentarios están cerrados.