La des-Unión Europea

Nunca había comprendido como pudo suceder el crack de los años treinta. Ahora si. Lo único que se necesita son economías frágiles, un régimen monetario rígido, un debate intenso sobre lo que hay que hacer, la creencia generalizada de que sufrir es bueno, unos políticos miopes, una incapacidad para cooperar y no anticiparse a los acontecimientos. Martin Wolf columnista de The Financial Times.

Excelente definición no sólo del crack del 29 sino de lo que está sucediendo ahora mismo con el capitalismo. A esta certera definición de la situación y sobre todo a lo de los políticos miopes, a la incapacidad para cooperar y de no anticiparse a los acontecimientos, añadiría el aval de las políticas erróneas por pseudo expertos interesados en el “negocio” (timadores) y el aislamiento y aborregamiento de la población a través de la Televisión.

Ayer tarde debatíamos en el blog sobre si Alemania, Suecia, Finlandia u Holanda tienen derecho a negarse al “rescate” de países socios. Hipos argumentaba que lo que nos sucede a nosotros es consecuencia directa de la corrupción (y creo que este sentido se puede trasladar a Grecia o Italia). Y no le falta razón tanto en lo de la corrupción como en el sentimiento de los países del norte de que los del sur les están tomando el pelo. Yo no comparto el análisis porque creo a conciencia que Alemania (bueno Alemania, no, la pomfret Fürer del IV Reich), está haciendo algo más que negarse a pagar los platos rotos de lo dilapidado por los políticos españoles, griegos o italianos. La Fürer del IV Reich está jugando con las cartas marcadas, provocando que las “cosas” nos vayan mal para, primero financiarse más barato, segundo para asegurarse el cobro, mediante el chantaje y el ahogo de la población, de los intereses del capital prestado por sus bancos y tercero para intentar cambiar la situación internacional de Alemania. Alemania es reconocida en todo el mundo pero, debido a las dos guerras mundiales, no forma parte de los que “cortan el bacalao” en los organismos internacionales (la ONU para ser más concreto).

El problema de esta situación intolerable, insufrible e insostenible en el tiempo que padece Grecia, Irlanda, Portugal, España, Italia y en menor medida Bélgica viene dada porque la Unión Europea no es Unión más que de nombre. La UE es una especie de club dónde cada socio va a su “puta” bola y dónde cada uno de los socios quiere ser el líder al que los demás sigan como feligreses. Siguiendo con el símil, imaginemos que la UE fuera el club de unos socios que se unen para comprar mercancías en común, para ayudarse mutuamente a través de las cuotas cuando a alguno de los socios le va mal y para que todos los socios alcancen el mismo estatus económico. Bien, ¿funcionaría ese club si uno de los socios torpedeara constantemente las decisiones sobre las compras porque tiene un tratado secreto con uno de los proveedores?¿Funcionaría ese club si todos decidieran poner 6.000 euros todos los meses y uno de ellos dijera que él no pone ni un chavo pero que no sólo no se va del club sino que quiere seguir formando parte de la Junta Directiva? ¿Funcionaría ese club si uno de los socios lo fuera con todos los derechos y ninguna de las obligaciones?

Desde que la CEE se convirtió en UE (y creo que desde antes también), el Reino Unido de la Gran Bretaña ha sido ese socio que ha torpedeado constantemente todas las decisiones de la Unión. El RU ha sido ese socio que, como topo de los Estados Unidos, miraba más por el bien de este país que por el de sus socios. El RU ha sido el socio que nunca ha querido ser, ni dejar de ser. Y ahora es uno de los que para defender los privilegios de la City, no dudan en hundir las economías de los países del Sur de Europa.

No se trata de ser chovinista, ni de confabulaciones judeo-masónicas a las que el asesino Eunuco del Ferrol le echaba todas las culpas del atraso de España. Se trata de ver porqué nos está pasando lo que nos está pasando y sobre todo saber la causa para poder ponerle remedio. España es un país con muchas carencias. España no tuvo revolución industrial, ni mayo del 68, ni despotismo ilustrado, ni revolución política. El único intento de modernidad se la llevó por delante un enano gallego cabezón y un golpe de estado que triunfó por la indefinición de nuestros vecinos y amigos, (justamente los países que ahora forman la UE) y sobre todo por la manía de los Hijos de la GRAN Bretaña de jugar siempre a dos barajas.

Así que, aquí la caspa viene de lejos y lo rancio está tan arraigado que es difícil descostrarlo. Por eso, cuando Hipost dice que los alemanes, suecos, finlandeses u holandeses están en su derecho de no querer ayudar a quién se lleva el dinero a espuertas en lugar de utilizarlo para lo que fue requerido, lleva más razón que un santo.

Pero también llevamos razón los que pensamos que la única forma de sacar a España de ese atraso endémico es con una Unión Europea de verdad, dónde los socios se respeten y se ayuden y sean capaces de meternos algo de esa educación eslava que buena falta nos hace.

Si el Reino Unido quiere tapar sus problemas con el déficit (cercano al 90% del PIB, más de billón y medio de euros) y para ello “prefiere” que al sur le vaya mal, si Doña Angela Chaning Merkel no quiere perder más elecciones y para guardar el voto de sus ciudadanos debe invadir económicamente al sur de Europa y si los EE.UU tienen problemas financieros (recordemos que una de las mafias de rating ha amenazado con bajarle la nota) y para ello necesitan conejillos de indias, no serán culpables de que en España nos muramos de hambre, pero los dos primeros si serán culpables de formar un club selecto al que nos invitaron para luego tratarnos como al barman del casino.

No es casualidad que los políticos es España sean la segunda pesadilla de los ciudadanos. Los políticos y su comportamiento tienen mucha culpa de lo que nos está pasando. Pero no menos que los votantes del PP, o que los parados que no hacen nada por cambiar la situación, o por los que prefieren el sofá y el fútbol a salir a cambiar su destino, o de los funcionarios que protestan por su rebaja salarial pero no hacen nada, salvo criticar, por cambiar las cosas, o que los que tienen trabajo y admiten ser tratados como mierda por el miedo a perderlo. Todos somos culpables, pero mientras todos nosotros además salimos perjudicados, Alemania y el Reino Unido ganan con nuestra pobreza.

Anuncios

11 comentarios en “La des-Unión Europea

  1. No voy a comentar nada hasta que digiera el escrito. Solo, el nombre del avatar es hipos1 por ocupación de hipos. Una ocurrencia internetera de cuando las conexiones duraban un minuto y costaban más que ahora, la de llamarme caballo en griego. Mi nombre es Javier.
    Salud.

    • ¡Otras, me preocupa eso de “hasta que dijiera”! Espero que no esa un bodrio demasiado malo.
      Salud, Javier (lo del 1 lo suponía porque he sido víctima de lo mismo).

  2. Vamos, que la UE se parece más a una comunidad de vecinos a la española. El del primero que no paga el ascensor porque dice que no lo usa, el del cuarto que no paga la derrama de la fachada porque su piso es interior, el del tercero que no quiere saber nada de que la del quinto necesita una rampa en el portal para pasar con su silla de ruedas. El tesorero obsesionado con una superparabólica para ver fútbol siempre dice que no hay dinero. Y el presidente que intenta poner un poco de orden le desautorizan con el cotilleo de que su mujer tiene líos con el del segundo. El administrador de la finca les recuerda continuamente lo que dice la ley para cada problemática y a los vecinos les importa un bledo.

    Al final uno se cansa de esa convivencia y se marcha alquilando el piso a un inmigrante que termina por convertirlo en vivienda patera y por las noches bachaca y ballenato hasta las cuatro de la mañana.

    A nadie le importa la convivencia, solo la pasta y cómo joder al vecino por deporte, aun se joda la propia casa.

    Celemín, esto es para darse de baja como ciudadano, entregar el DNI, volver a la tribu de cazadores-recolectores y pasar de todo.

    Salud, con lo fácil que es y nos están volviendo locos.

    Pd. Ánimo mineros, aguantad y seguid dándonos lecciones de solidaridad. El15-M parece empezar a converger con la movilización tradicional, puede salir algo grandioso.

    • En realidad, tu que tienes la mente siempre mucho más clara que la mía, es eso, una comunidad de irresponsables vecinos en la que cada uno va a su puta bola. Vamos, como tu bien dices, como España misma.

      Salud, y comparto lo de los mineros. ¡Ya casi tocan con los dedos el objetivo! Ayer algun senador pepero se saltó la disciplina de partido. O eso creo.

  3. No doy crédito. En media Europa la alabanza del nacismo es delito y aquí se manifiestan sin reparos. ¡Y luego los ilegales según el tontolaba de Gallardón deben de ser los de BILDU! Ver para creer.

Los comentarios están cerrados.