Un país sobre un gran estercolero lleno de fango y de mierda

Como ya os comenté en otro post, un amigo mío creo en Facebook el grupo “Yo también quiero que echen a Carlos Dívar del CGPJ”.

Bien, una vez que la presión de algunos de los vocales de este Consejo sobre el Juez Díver , visto lo visto quizá para que no se escarbara sobre los demás, acabó con la dimisión del mismo, nos enteramos que su sucesor, que debido a sus antecedentes debiera estar inhabilitado para cualquier cargo en los órganos del Consejo ya que es militante desde su fundación del Partido de los Negocios, viajó dos veces “invitado” primero por el presidente de la Corte Suprema de Chile y después por la vicepresidenta de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Estas invitaciones nos costaron siete mil euros en billetes de avión más dietas, gastos de hotel y otros. En total, “su señoría” (que tiene cuerpo de obispo tragón) y otros compañeros del Consejo se gastaron en viajes durante 2011, 360.000 euros.

Este tipo, que como se puede ver en su currículum ha ostentado diversos cargos en la Comunidad de la Gürtel, el Brugal, Fabra, los aeropuertos sin aviones, …, no tubo ningún rubor en atacar al fiscal fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Valencia Ricard Cabedo por su investigación de la trama Gürtel alegando que era el esposo de la Diputada del PSV Juana Serna. Sin embargo ahora acepta sin pudor el Cargo de Presidente del CGPJ.

Y como todo en esta justicia española parece un ignominioso sueño de los años del franquismo del que parece que nunca acabamos de despertar, ahora, además este tipo que se ha caracterizado durante su ejercicio como vocal por luchar con uñas y dientes contra Garzón hasta lograr inhabilitarlo, es el encargado de recoger el amparo que ha solicitado el Juez Jacobo Pin, que dirige la instrucción del caso de ese casposo personaje con gafas de gorila mafioso, que se mea en las puertas de las sedes de IU y al que le toca la lotería más que a la propia hacienda.

Porque resulta que ese caso dónde han ido pasando jueces y fiscales y dónde la Audiencia Provincial de Castellón, cuyo presidente es amigo del imputado (no creo que nadie invite al fútbol a un desconocido) y dónde “casualmente” se han ido sobreseyendo uno a uno todos los casos contra este enemigo del pueblo, defensor de los aeropuertos sin aviones y de las estatuas en su honor, ha llegado a un punto en el que el imputado parecía dirigirse irremediablemente hacia el banquillo. Y también “casualmente” ahora que parece que le había llegado el momento de presentar cuentas a la justicia, el Juez Jacobo Pin pide amparo al CGPJ alegando “presiones” para que sobresea el caso. Y “casualmente” también, el presidente amigo de la Audiencia Provincial de Castellón, no sólo no niega las acusaciones sino que las confirma, pero eso si, alegando que no son “presiones” sino opiniones.

En cualquier país democrático y decente, estas cosas no pueden suceder y si suceden, el pueblo no las aguanta. Aquí, todo el mundo preocupado de unos multimillonarios que cobran primas de los impuestos y que las declaran en países mucho más benévolos con los ricos que la legislación impositiva española, a nadie parece importarle que un juez sea presionado por un superior para que mande al armario todo un sumario de uno de los mayores sinvergüenzas de este país, que “casualmente” es amigo suyo.

Vivimos en un país cimentado sobre un estercolero lleno de fango, sin moral ni ética alguna, dónde los poderes del estado son copados por el mismo tipo de gente con las mismas ideas, dónde el pillo, el defraudador y el jeta son héroes y dónde cualquier tipo de deporte genera más conciencia que el hecho de que nos estén robando a manos llenas, de que nos estén dejando sin derechos y sin salario y de que cada día seamos más esclavos de los de siempre.

Es imprescindible una regeneración y por eso os vuelvo a pedir que penséis en lo de la plataforma electoral ciudadana. Darle publicidad porque es la única forma que veo de que podamos salir de ésta.

Anuncios

7 comentarios en “Un país sobre un gran estercolero lleno de fango y de mierda

  1. Hace unos días se publicó en internet una entrevista al Gran Wyoming, que no es que me caiga especialmente bien, pero tampoco especialmente mal, y dijo una serie de cosas interesantes, entre ellas la siguiente:

    […] A la gente se le olvida que España es el único sitio donde en fascismo, por desgracia, venció, de todo el planeta. Nosotros venimos de ahí, joder. En Alemania echan pestes de Hitler. En Alemania enseñan los campos de concentración como una vergüenza que han cometido para que no se repita y para que no se les olviden los crímenes que cometieron. Aquí estamos encima de miles de fosas comunes de personas asesinadas por defender la libertad y la democracia. Nuestra derecha no es aquella derecha. Nuestra derecha no es esa derecha de la señora Merkel. Nuestra derecha no es esa. Ningún alemán podría creer que el mayor monumento de este país está dedicado a los fascistas, se llama el valle de los caídos[…]

    Nosotros venimos de ahí.

    • Cuando le cuentas esas cosas que dice Wyoming a la gente, te dicen que eres un fustrado, un asocial y un nostálgico aparte de un trasnochado. No se dan cuenta de que España es el único país del mundo dónde la Inquisición se disolvió por las buenas, los nobles nunca han sufrido un revés y el fasciscista que asesínó miles de españoles murió en la cama. Esta derecha no lo es porque tengan unos ideales de sociedad sino porque no quieren perder privilegios. Es una derecha acostumbrada a hacer lo que les sale de los huevos sin que nadie les tenga nada que reprochar. Y así, cuando se pretende imponer por la fuerza, lo que haces es reabrir heridas y que la gente no pueda olvidar el pasado. España es un país que nunca ha salido del medievo. Y la única solución es pasar del siglo XV al XIX por la fuerza.
      Salud, Gaiko y gracias por esa visión del Wyoming al que yo siempre he admirado.

      • “No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma.” Jiddu Krishnamurti

  2. Bien, me parece bien el artículo. Y ahora a por este juez, desde todas las instancias, entidades, grupos, asociaciones, personas decentes o que nos creemos así. Hay que machacarle hasta que se avergüence también y su entorno igualmente de hacer estos viajes “legales” para discutir los derechos comparados de los patagones, los hotentotes o los motilones amazónicos. No importa que nos saquen el latiguillo de mania, persecución, ya sea mediática, partidista, personal. Al igual que con Divar, al que nadie, que yo sepa, ha insultado o metido con su vida íntima (a ninguno nos importa como friega sus platos).

    • Es evidente que la vida personal de cada cual queda para él y los suyos. Pero cuando alguien se paga sus “lujos” de la vida personal con dinero público, entonces ya es cosa de todos.
      Respecto al “Otro” espécimen es mucho pero que el Juez Díver porque está en ese puesto para conseguir beneficiar a los de su partido y eso no se puede consentir.
      Gracias por el comentario y bienvenido.

  3. Hay montones de gente que vive en una nube. En una realidad privativa, ajena a la que vivimos el resto.
    La judicatura proteje y ampara a los políticos, éstos favorecen a los empresarios que a su vez estipendian a los periodistas (y sus medios) que preservan el secretismo de los jueces.
    Todos ellos se embelesan con la monarquía bajo cuyo manto se cobijan.

    Será lo primero en caer (la dejarán caer como cortafuegos), el mascarón de proa del nuevo barco en el que todos se subirán.
    Republicanos de toda la vida.
    Como siempre, nos creeremos todo.

    Pena de paisanos.

Los comentarios están cerrados.