Educación, misoginia y hojalata

Ayer se planteó un interesante debate en Facebook, como consecuencia de una página que alguien cercano a la Junta Municipal de Barajas (Ayuntamiento de Madrid), ha abierto en Facebook para “glorificar” las nulas acciones de esta Junta Municipal gobernada por el partido de los negocios y de paso captar más memos que vuelvan a votar a estos indeseables.

En esta página estos arruinadores del partido de los negocios publicitan que la Junta Municipal se ha gastado 86.000 euros en adecentar los colegios públicos del distrito. Suponiendo que eso fuera cierto (y al parecer no lo es), eliminar la biblioteca del Colegio Ciudad de Guadalajara para convertirla en un aula más para infantil en un colegio ya de por si masificado, no creo que sea “adecentar” ese colegio. Por otra parte, regarle la única parcela pública de dotación educativa a la iglesia para que construya uno de sus centros de adiestramiento, está más acorde con la ideología y la política de estos salvapatrias ruinosos que la de apostar porque los colegios públicos sean de calidad. De igual manera, cerrar uno de los dos centros públicos de educación secundaria del distrito alegando falta de peticiones cuando había al menos 23 solicitudes para cursar 1º de la ESO es también propio de quién hace del engaño, la demagogia y el fascismo su leit motiv.

Alguno, en ese debate feisbusiano, confundía el culo con las témporas al confundir los colegios de educación concertada con colegios públicos. Los centros concertados son centros PRIVADOS sostenidos con fondos públicos y por tanto, no son centros cuya titularidad sea pública. También, cuando surgen este tipo de debates, se suelen confundir derechos de los padres con los deberes de la administración. Muchos de los que nos oponemos a los conciertos con colegios de titularidad privada (la mayor parte de ellos pertenecientes a la iglesia católica) no nos oponemos a que un padre pueda elegir que el colegio de sus hijos sea religioso, elitista o comunista, lo que pretendemos es que, si lo hacen, lo paguen de su bolsillo.

La educación privada sostenida con fondos públicos va contra los principios de igualdad, no discriminación y sobre todo contra la laicidad de la educación pública. Ningún padre de alumno que vaya a un colegio religioso puede optar por que su hijo no asista a las clases de religión. Ningún padre de alumno de uno de esos colegios que el sinwertgüenza del Ministro para la formación del espíritu nacional, quiere sostener con dinero público puede optar porque sus hijos y sus hijas acudan a clases mixtas. Y por último, muchos de esos colegios concertados exigen uniformes y clases extraescolares OBLIGATORIOS a precios desorbitados a fin de “limpiar” las aulas de elementos de la clase más pobre y desprotegida.

El sinwertgüenza del Ministro para la formación del espíritu nacional, explica que la segregación por sexos no va en contra del derecho a no ser discriminado atendiendo a un tratado firmado por España y la Unesco ¡¡¡O J O!!! en 1966. También pretende “vendernos” las bondades de esa separación en el hecho de que así cada sexo se centra en los estudios sin la molesta distracción de sus hormonas. Por esa regla de tres, la separación entre blancos y negros en ese tipo de ambientes, evitaría que el pensamiento racista interfiriera en los estudios académicos. Es más, la separación entre buenos deportistas y “torpes” evitaría que los últimos pudieran sufrir acoso escolar y por tanto problemas en sus estudios.

La separación entre alumnos y alumnas no solo es una discriminación, sino que además impide el normal desarrollo de las personas. Para que una persona sea tolerante, lo principal es que sepa “manejar” las reacciones adversas de su vida y que sepa comprender al que tiene en frente para ponerse en su lugar y entenderle.

Pero es que además esa separación, les permite mejor manejar a ambos grupos y llevarlos hacia una corriente ideológica bien definida. Una vez separadas las mujeres de los hombres, se les puede volver al patrón franquista y casposo de la mujer como servidora del hombre y al estereotipo del hombre como dueño de la casa y de todos sus bienes incluida como bien, la mujer. Una vez separados, los homosexuales vuelven a ser maricones y a meterse dentro del armario del que nunca debieron salir y las lesbianas son separadas del grupo como marimachos incapaces de comportarse con feminidad.

Este es el verdadero objetivo de esa separación y no la expuesta por los grupos de la secta misógina del opus dei y del tertuliano hoolligan sinwertgüenza.

Se empieza por separar a los niños de las niñas, se continua adiestrándolos en el gusto por los toros y la caza y el disfrute en el maltrato, y se acaba creando españoles de bien que acaban quemando indigentes en los cajeros y reventando cabezas a cadenazos en la Gran Vía. Todo ello con el consentimiento y la connivencia de la iglesia católica.

Anuncios

15 comentarios en “Educación, misoginia y hojalata

  1. Amén. Nada que objetar. Suscribo hasta las comas. Chapó…!! Si la gente de este puñetero país, ese al que siempre se llamó “la reserva espiritual de Occidente” tuviera conciencia de las redes de que dispone esa organización -La Obra, le llaman-, del potencial de su entramado y de hasta dónde llegan sus todopoderosas raíces, entendería por qué desde el B.O.E. está saliendo lo que está saliendo.

    Y de por qué no se ha conseguido que un texto como el de Educación para la Ciudadanía haya podido ver la luz.

    Salud.

    • A la gente, desgraciadamente, sólo les interesa que sus hijos estén el mayor tiempo posible en el colegio. Y si les adoctrinan, no importa. Total el borregismo va de generación en generación.

      Salud, amigo.

  2. La televisión, la prensa, prácticamente la radio y también la educación. Añadimos la falta de subvenciones y subida de impuestos en la cultura y ya tienen pertrechada la maquinaria de socialización para introducir el nacionalcatolicismo en las mentes del pueblo. Y todo en un tiempo récord, en menos de un año.

    No creo que esto nos pueda llevar a buen puerto. La forma de pensar de un pueblo no se cambia de la noche a la mañana mediante decreto y menos cuando después de cuarenta años de dictadura ya hay muchas generaciones que tenemos edad suficiente para comparar. Si quieren imponer ese adoctrinamiento aquí va a ver hostias.

    Se están comportando como si el escenario fuera el mismo que en tiempos de la República, se equivocan. Vale que hemos disfrutado de una democracia ficticia, pero si somos conscientes de ello es por que tenemos una idea clara de la democracia que queremos, cosa que antes muchos no sabían.

    Fútbol y toros, vale. Pero no se olviden de que hemos disfrutado de derechos civiles, sociales y desarrollo sin precedentes en nuestra historia. Ir a peor no es como estar mal sin nunca haber estado mejor, no se supera con circo.

    Les va a salir el tiro por la culata. ¿Qué es eso de sustituir fe por razón? Miedo al relativismo, eso es lo que tienen, y éste es muy escurridizo. Una vez conocido no tiene cura.

    Salud y relativismo.

    • Desgraciadamente Red, la tontería esa de llevar a los hijos a un colegio concertado porque en los públicos sólo está la chusma, está demasiado extendida como para que vean la manipulación de las conciencias de los jóvenes. Por eso, no veo tan claro como tu que el pueblo se levante por ello. Ya sabes que no soy tan optimista como tu. Y si además cuentas con que como los colegios públicos se van cayenso a cachos y se acabarán masificando porque los fondos cada día son menores, pues ya tenemos sentado que habrá que ir a la concertada. Es el modelo americano. Si tienes dinero o sobresales, a la privada y sino con la chusma.
      La única esperanza que tengo es que, si nosotros salimos así habiendo sido monaguillos y estudiando en colegios de curas, les salga el tiro por la culata y los jóvenes que pretenden formar acaben aborreciéndolos.

      Salud, amigo

  3. Muy de acuerdo contigo, Celemín. Francamente, me parece obscena la posición del Gobierno en el tema de la segregación por sexos en las escuelas. Da la sensación de que únicamente les preocupa que la educación “para los suyos” contribuya a conservar unos ciertos valores. Si lo quieren así, tienen la libertad, pero que se lo paguen de su bolsillo.

    La educación se convierte así en una batalla política, muy alejada de aquello a lo que realmente debería contribuir: formar ciudadanos honrados, capaces de buscar su propia felicidad y de procurarla a los demás. El resto, ya es ideología.

    • Todo en este gobierno es ideología y va encaminado a favorecer a los suyos. Aborrecen lo público, excepto cuando se trata de que sus amigos hagan negocio con ello. Aborrecen las subvenciones excepto que sean ellos las que las reciben. Se trata, por tanto, de que todos financiemos su modelo. Que por otra parte no es nada nuevo. Los señoritos siempre han vivido de las rentas de los demas y del trabajo ajeno.
      Salud y bienvenido.

  4. …y parecía imposible que en el Club de la Mentecatez cupiera una sandez más, pero olvidaba que la estupidez abrazada a la perversión tiene la potestad de ampliar el cubículo ilimitadamente.

    Pero lo indignante de tanta mamarrachada es que todavía nos sintamos obligadas y obligados a una educada prudencia antes de prender la mecha.

    • Es otra de las batallas que nos han hecho perder. Han convencido a los memos de que ellos pueden hacer y decir lo que quieran sin inmutares y los demás debemos pedir perdón por cada palabra, por cada acto y por cada manifestación.

      Salud, amigo.

  5. “..lo indignante de tanta mamarrachada es que todavía nos sintamos obligadas y obligados a una educada prudencia antes de prender la mecha.” Suscribo totalmente esto que dice “Una mirada”. Es algo que se repite constantemente. Cuando alguien de progreso pretende emitir una opinión siempre ha de salir con eso de “Quede claro que…” “Vaya por delante que…” en una especie de complejo en el que hubiese que demostrar que uno no es sectario. Cuando los casposos no sólo no tienen ningún complejo, carecen del más mínimo pudor, son unos auténticos sinvergüenzas y todo lo hacen para por y sus exclusivos intereses.
    Ya está bien de tanta “manca finezza…” y es que por último, algunos estamos ya hasta las pelotas de tanto buenismo. Y de oposición responsable y cosas similares.
    A la catástrofe a la que nos están conduciendo hay que ponerle nombre y apellidos. Y llamar a las cosas por su nombre. La claridad es extremadamente importante en estos momentos. Señalar a quienes son responsable directos que nos llevan al matadero.
    Salud, amigos.

  6. Esta gentuza saben muy bien lo que hacen tocando la educación para llevarnos al pasado más remoto. En este país de pandereta donde ningún gobierno se ha preocupado de afianzar una enseñanza libre, laica, sin interferencias casposas, potenciando el pensamiento libre, reforzando la investigación, invirtiendo el dinero y los recursos humanos necesarios para que esta tarea nos coloque en un lugar que no sea la cola de Europa, lo tenemos francamente difícil, muy difícil, si cada vez que hay inquilino nuevo en Moncloa modificamos la ley de enseñanza y nunca para bien Tenemos que luchar por la educación que nos merecemos, este es el verdadero caballo de batalla de un pueblo. Salud..

      • ¿Adoctrinan en nuestros colegios? ¿Porqué nunca nos hemos planteado adoctrinar a sus mujeres? ¿O es que pensáis que les gusta ser floreros? Si ellos se sienten seguros siendo misóginos , enseñemosles a no estar tan seguros. Si te atacan, ataca el lado más débil y posible aliado.

        Un saludo. Mercedes.

        • Si eres la Mercedes que yo conozco, estás hablando desde un punto de vista que todas esas otras mujeres desconocen. Por desgracia, muchas de ellas prefieren ser “floreros” mientras tengan libertad para gastar sin conocimiento y para “manejar” los hilos de su vida sin que sus maridos sepan cómo.
          Así, intentar “educar” a esas señoras para que cambien su mentalidad es como intentar poner una cesta con caramelos delante de diez niños y esperar que 7 no los toquen.

          Salud, amiga.

Los comentarios están cerrados.