Fascistas, prófugos y represalias

No hace muchos días publicaba un post con las experiencias vividas durante la concentración frente al número 46 del madrileño Paseo de la Castellana para recibir a la Pomfret de la Merkel como se merecía. En aquel post contaba como la policía identificaba a la gente a la salida del metro de “Rubén Darío”, aparentemente sin ton ni son porque igual le pedían el carnet a una señora mayor que a un joven con rastas, aunque todos los identificados llevaban distintivos del movimiento 15M más o menos visibles.

El sábado pasado hemos asistido a nuevas actuaciones FASCISTAS de la delegada del gobierno de Madrid, a la que más le valía preocuparse por entregar al prófugo de su marido a la justicia que estar todo el día “jodiendo” al personal con sus actuaciones represivas y fascistas.

En plena manifestación del 15-S, en cuanto los compañeros de esta plataforma desplegaron una pancarta con el lema 25S “Rodea el congreso”, la policía, después de identificarlos y, al parecer, de recibir “ordenes” superiores, fueron apartando a quienes portaban la pancarta para acabar quitándosela por la fuerza y deteniéndolos, de manera que uno de ellos perdió el conocimiento por la fuerza con la que se emplearon con él.

Ayer tarde dos furgones de la policía irrumpieron en el Retiro identificando a los asistentes a una concentración de la plataforma “En Pie” en el Retiro mientras preparaban la concentración del día 25 alrededor del Congreso.

Por si la delegada fascista fuera muy “lerda” y no conoce la constitución, debemos recordarle que el artículo 21 de la Constitución dice

1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.

2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que sólo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes.

Así mismo el artículo 19 dice:

Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional.

Entonces, en base a que legalidad se identifica a la gente sin haber cometido ningún delito o comportamiento inadecuado. El Retiro ¿es un lugar de tránsito público? o ¿había peligro de alteración del orden público?

Y para acabar de rizar el rizo, quién convive con un prófugo, autoriza una manifestación de grupos fascistas que se caracterizan por la violencia y por su “odio” a los sindicatos y partidos políticos el mismo día que estas organizaciones habían convocado manifestaciones y concentraciones en diversos lugares de la capital.

En el vídeo de la detención de estos miembros de la plataforma en Pie, se ven las caras claramente de los policías que participaron en el atropello. Este vídeo debería servir para que la fiscalía tomara cartas en el asunto y emprendiera las acciones legales oportunas.

Así mismo, el defensor del pueblo europeo será conocedor del mismo, para que sepa que en España, no se respeta la libertad de expresión, ni la de manifestación ni la de concentración.

Estos sinvergüenzas arruinadores de todo lo que tocan, creen que viven aún en el año 70 cuando el fascista genocida y su secuaz carnicero llevaban a la gente a los subterráneos de la D.G.P.

Estos sinvergüenzas que, a base de acciones sin sentido están arruinando el país y a sus ciudadanos, creen que con la censura, el palo y la represión podrán acabar con los díscolos.

Ya tenemos alguna razón más para acercarnos el día 25, no a tomar el Congreso, porque no es esa la convocatoria, salvo en la retorcida mente de la esposa del prófugo, sino a protestar en los aledaños, contra los arruinadores, contra los que, estando en la oposición se hacen el longuis en lugar de denunciar los atropellos de esta maleducada fascista. Tenemos derecho a protestar. Tenemos derecho a decir ¡Basta! Tenemos derecho a sanidad, educación y servicios públicos de calidad. Tenemos derecho a representantes que sean del pueblo por y para el pueblo y no que hagan lo que los poderosos quieran. Tenemos derecho a estar cerca de las instituciones del pueblo porque son del pueblo. Y ya que viven en las nubes y al parecer, fuera de los sentimientos del pueblo, a decirles lo que pensamos sin que en ello haya ningún atisbo de golpe de estado, presión o desestabilización. Tenemos derecho a manifestar nuestras inquietudes y a que los prófugos sean puestos en manos de la justicia.

Anuncios

21 comentarios en “Fascistas, prófugos y represalias

  1. ¿Para esto pago impuestos? ¿Para sostener cobardes descerebrados que ni siquiera tienen la dignidad de llevar su número de identificación visible? Empiezo a tener mis dudas sobre las torturas de la policía que denunciaban los etarras y Anmistía Internacional.

    Están obsesionados con que lo que ya está pasando no lo llamemos rescate y tratan de evitar la vergonzosa imagen del pueblo manifestándose ante la sede del Legislativo en la que se representa la soberanía popular. Si reconocieran el rescate, es decir, el sometimiento de los elegidos a poderes externos no elegidos (lo que está pasando) el Congreso perdería todo su significado.

    Por eso niegan el rescate y por eso tratarán de evitar su ocupación. Supondría ya la pérdida de la poca legitimidad que les queda. No quieren oír hablar de referéndum. Han perdido la legitimidad y lo saben, sólo les queda la legalidad a la que se agarrán como a un clavo ardiendo y encima utilizan la fuerza para abusar de ella.

    Portugal, Grecia, Catalunya, Moscú, Norte de África, Occupy; hay un nuevo ciclo de protesta internacional de indignados y va a más.

    No estamos solos, calle permanente y global.

    Salud Celemín.

    • Es evidente que tienen “miedo”. Ya empiezan a decir que sólo deben gobernar para los quietos, que los que montan algaradas (que es lo mismo que decía el fascista eunuco) no somos mayoría. Y ojo que lo de algaradas no es casualidad. Aunque somos pacíficos, intentan por todos los medios que no lo seamos a fin de justificar la fuerza.
      Creo que el Tribunal de Derechos Humanos debería tomar cartas en el asunto. Han llegadso demasiado lejos. No se puede detener a nadie por manifestarse.

      Treinta y siete años después, estamos como en el 75.

      Salud, calle y calle!.

  2. Confieso que nunca lo tuve tan claro, me refiero a eso de lo de la representatividad de nuestros políticos, como el día que vi al presidente Zapatero y a su ministra de economía desplazarse a la City para dar “explicaciones” a “los mercados” sobre nuestra situación económica. La cacería y defenestración del juez Garzón, terminó de mostrarme el espejismo democrático que vivimos.
    Comparto con Anguita que la “modélica” Transición fue en realidad una transacción en toda regla, que al modo lampedusiano, aparentaba cambiarlo todo… para que todo siguiera en las mismas manos. Ya saben: Todo atado y bien atado.
    Sólo los estúpidos, especie que al parecer se prodigan en mayor número de lo que sospechamos, pueden creer ya nada del tinglado montado en la Transición, que hace agua por todas partes. Como bien dices, amigo Celemín, estamos como en el 75.
    Y que tienen miedo “ahí arriba” no me cabe ninguna duda. Lo único que me consuela es que disponemos de una herramienta para comunicarnos como jamás pudieron siquiera soñar nuestros predecesores. Y eso, también lo saben.
    Salud y calle. Que los portugueses, nuestros vecinos, ya están tomándola.

  3. Celemín ¿a tus años y todavía crees en la fiscalía y esos cuentos que les cuentan a los ciudadanos para que sean buen@s? jeje.

    Por otro lado, debido a la cantidad de manifestaciones que se están llevando a cabo en los últimos años, la gente se está dando cuenta que estamos igual que en el franquismo. En aquellos entonces, la policía te daba de hostias y nadie te creía, te decían que algo deberías haber hecho, porque la policía no pega porque sí.

    Quienes llevamos más años utilizando la calle como vía de protesta y que tampoco nos han creido por el trato policial recibido, estamos viendo como cada vez más personas se están dando cuenta de que era cierto, es decir, lo que cuenta Celemín, que te detienen y punto, o te dan de hostias. O las dos cosas.

    Pongamos los pies en la tierra, que estas cosas existen, que esto es una dictadura, que quien se moviliza para defender sus intereses, haciendo uso, incluso de sus leyes (la Constitución), es acosado, aporreado y detenido.

  4. Me temo que somos una minoría, cualificada, pero minoría.

    Ellos (todos) gobiernan para los silenciosos. Para los millones de pensionista que están acostumbrados a la resignación; para los de su cuerda, oportunistas y desalmados; para los miles de jóvenes que hacen botellón de jueves a domingo; para los futboleros; para los desinformados vidiotas; para los parados que se refugian en su casa a mascar su desesperanza; para……

    El resto, podemos salir tantas veces como queramos a la calle, nos estarán esperando con medidas cohercitivas para causar miedo y provocar la desmovilización. Para los que no, palo, palo, palo.

    Somos, como pueblo, lo que somos. No hay justicia y nos hemos acostumbrado.

    ¡Salud!

    Red: no dudes, hay tortura.

  5. A todos: ¿Me estaís diciendo que cualquier día entrarán en mi casa a buscarme porque tampoco les gusta lo que escribo?
    Ya he dicho alguna vez que no me gustan los policías, pero lo que estoy viendo ahora, hacía mucho tiempo que no lo veía. Exactamente desde que me tocaba correr y los que venían detrás iban de gris. Y entonces, igual te detenían por rojo que te daban una patada en la puerta y te destrozaban la casa.
    Si después de casi 40 años estamos igual que entonces, no sigamos prtestando en la calle, porque no vale para nada. Habrá que buscar otros medios.

    Salud

  6. No te abatas Celemin. Las cosas siguen siendo igual que ayer, el mes pasado o hace 30 años. La policia sigue estando siempre al lado del poderosos para proteger sus privilegios e intereses. Hace pocos dias escribias que algo iba cambiando en el cuerpo, porque en una concentración ponian buena cara. No me fio, ni te fies, de quienes estan contratados para darnos palos. Son zoquetes que no valen para otra cosa. Bueno, ésto no cambia nada, salud a todos y a seguir la lucha. Ayer escuché en Salvados a una mente preclara, Julio Anguita. Como dice Narbona, Anguita dice que la transición fué realmente una transcacción. Es verdad. Aquí aún seguimos en el franquismo y quien no se entere es que está ciego. Salud y lucha.Aunque seamos minoria.

    • Hace tiempo pacorbe que se que la policía no cambia, porque para ser policía hay que, sobre todo, querer.

      En cuanto a la transición, hace también tiempo que descubrí que no hubo tal transición que todo estaba atado y bien atado entre la CIA, Fraga, el Rey y Felipe González. Hay quiñen también meet en el mismo saco a Carrillo, pero yo no acabo de creérmelo.

      Salud.

  7. Para nada. Terminé mi comentario así: “Salud y calle. Que los portugueses, nuestros vecinos, ya están tomándola.” Lo que hay que hacer es como el de Marinaleda, dejarles en evidencia con toda la inteligencia del mundo. Y en la calle, si patina alguien que sean ellos. Más evidencias.

    • ¿Cómo que el salir a la calle no vale para nada? Estamos igual que hace treinta años, vale, pero entre medias hubo avances. Otra cosa es que somos tan ingenuos que pensábamos que una vez conseguido nadie iba a venir a quitarnos el poco EB que habíamos conseguido.

      Nos cegó el acceso al consumo y nos alejamos de sindicatos e izquierdas y encima hubo algún maquiavélico que aprovechó la ocasión para demonizarlos al que siguieron muchos TDLC. Estamos como hace 30 años pero sin conciencia de clase, ahora toca regenerarla y con las izquierdas hechas unos zorros.

      Por eso calle y más calle. Hay que recuperar autoconfianza lo primero.

  8. Este video nos tiene que servir para seguir diciendo a pesar de todo sigamos con el boca a boca, con la difusión y ¡a por ellos!.
    Mucha salud y gracias por tu forma de implicarle
    No estás solo!!

    • Gracias a ti Lume y todos los que me levantáis el ánimo. A estas horas nos hemos librado (de momento) de uno de los seres más nefastos, malos y perniciosos de la historia de España: Doña Rancia.

      • Enhorabuena. Verás la que va a liar esta dentro del PP. Que no ha dimitido como presidenta del PP de Madrid.

        Salud, amigo.

      • Me extrañaba no ver ninguna intervención en tu blog sobre la noticia que estaba viendo ya en La Sexta.
        Esa mujer no puede despertar ninguna empatía -salvo en sus hipócritas y desalmados correligionarios y seguidores, y no será sincera-, sus acciones y actitud han llevado ya a la deseperación a muchas personas, y a sus familias.
        Hoy creo que sólo cabe congratularse del hecho, aunque con su sustituto venga el diluvio, pues el infierno ya lo han traído hace mucho tiempo. Hoy no es un día cualquiera.
        Salud Celemín.

  9. Hola Celemín. Veo que ha sido borrado un mensaje en el que mencionaba de modo expreso el nombre de una cadena de televisión. Si ha sido ese el motivo, lo siento, por falta de cuidado. En todo caso, me unía y congratulaba de la noticia de hoy, aunque más tarde diluvie.
    Saludos.

    • Aquí no se borran mensajes. La primera vez que uno comenta, los comentarios deben de ser aprobados por el administrador, por eso no salían. Siento haber tardado tanto en ver los comentarios.

      Salud y gracias por comentar.

      • De nada amigo; perdona tu mi impaciencia.
        De verdad siento alegría, aunque estoy con lo que apunta Luis Solana -que nunca me ha gustado y creo haber leído en otro blog de un periódico-, que con gente tan astuta cabe aún lo más rastrero, ya que la ocultación y la falsedad es su medio, y no sería imposible una “operación presidenta”.
        Gracias a tí de nuevo.

        • A mi tampoco me parece descabellado lo de la “operación presidenta”. La caspa quiere que los suyos huelan a naftalina y que suelten pieles muertas. Si el que manda va de champú y se esconde tras la colonia, no les vale.

          Salud, amigo y bienvenido.

Los comentarios están cerrados.