La miel de los asnos

Los tramposos no sólo son aquellos que juegan con las cartas marcadas, sino los que con sus cantos de sirena interrumpen el juego y acaban desconcentrando al resto de la partida.

Quién cambia su apellido para parecer lo que no es pero con el conocimiento de que, “vendrá bien” en el mundo podrido en el que uno pretende moverse, no puede ser otra cosa que un tramposo.

Quién pretende “engañar” diciendo que procura constricción en el gasto, mientras cobra tres salarios (multimillonarios, en pesetas),

o mientras vive en una mansión que un español normal no podría comprar en su vida y para la que necesita un montón de policías que pagamos todos para su custodia, no puede ser otra cosa que una tramposa.

Quién pretende hacer ver que ahorrará en gasto público al dejar a los parlamentarios de Castilla-La Mancha sin salario, mientras aprueba una partida de 65 millones de euros, que repartirá entre sus altos cargos que no son otra cosa que enchufados y amiguetes, no sólo es tramposo, sino que además de mala fe, es muy, muy peligroso.

Ya he contado alguna vez en este foro que tengo un amigo que fue parlamentario de Castilla-León hace algunos años. Este amigo, no cobraba por ser parlamentario (entonces los diputados a Cortes de Castilla y León, no tenían salario, ahora, no lo se), pero se “levantaba” todos los meses una media de 500.000 pesetas (3.000 euros de los de hace 10 o 15 años). Porque la trampa estaba en que, por cada asistencia al pleno tenía 250.000 pesetas en dietas y otras doscientas cincuenta mil por cada participación en alguna comisión. Y aquí hay que recordar la mayor de las trampas de los de la caspa. Las dietas, no tributan y por tanto son una especie de “dinero negro”. El gasto es el mismo pero el reparto es más afín a tus amigos, marionetas y estómagos agradecidos. Además, quién pierde las elecciones, tiene el problema de que, dependiendo la cantidad de plenos que haya al mes, es posible que se quede meses enteros sin cobrar por su trabajo, mientras que los que se dedican a otros menesteres, pero que son “coleguis” de quién manda, cobra por no hacer absolutamente nada más que ir de vez en cuando y apretar el botón. Ni que decir tiene que los partidos minoritarios son absolutamente ignorados en las comisiones y por tanto, si no hay plenos, es posible que tengan que dejar el parlamento. Toda una proeza democrática de estos hijos de la gran chingá que hacen, no del populismo, sino de la idiocia y de la estupidez de la gente su punto fuerte.

Todas estas propuestas de reducir parlamentarios, de dejarlos sin salario, mientras se “meten” por la puerta de atrás a cientos de amigos, familiares y enchufados, son la miel para la boca de los miles de asnos que circulan por este país y que creen que todas estas idioteces son la solución a un problema democrático, a un problema de estos incapaces que sólo miran por su bienestar y que utilizan todas las armas para conservar el poder: desde la mentira al apaleamiento, pasando por el falso populismo, por la manipulación y sobre todo por el empobrecimiento de los demás.

Si de verdad quieren ahorrar, podrían empezar por dejar de cobrar varios de sus salarios, por despedir a todos esos mamarrachos que llaman asesores y que pasan cientos de horas al mes metiendo comentarios en blogs “enemigos” y por impedir que, quién tiene negocios particulares, sea quién le “meta mano” a los contratos del estado en los asuntos de los que son parte y juez.

Por si no sabéis de lo que hablo y por si no visteis el programa del follonero os aconsejo verlo. No tiene desperdicio. Estos hideputas son capaces de dejar morir de hambre a personas sin papeles mientras le regalan el dinero a sus amigos del armamento.

Anuncios

8 comentarios en “La miel de los asnos

  1. ¡Joder! Celemín ¿Estoy soñando una pesadilla o estamos ya en una dictadura?

    Ayer también Mayor Oreja se descolgó con otra perla “democrática” espeluznante: “no hay que ofrecer imágenes de los antidisturbios porque animan a los manifestantes”.

    El otro día Vidal Cuadras se descuelga con lo de “preparar un general de brigada de la Guardia Civil para Catalunya”.

    Ana Belén Roy,de informativos de TVE tiene un lapsus que le delata: “Arriba España”

    A la Virgen del Pilar le condecoran los militares con una medalla.

    Venga Wert, que te quedas atrás, obliga a poner el retrato de Rajoy en todas las aulas y que se forme para escuchar el himno e izar bandera antes de comenzar la clase. Y misa obligatoria una vez a la semana.

    Si es que ZP dejó el país hecho unos zorros. ¡Alucino! Parece que están compitiendo por un nicho en la Basílica del Valle de los Caídos.

    Si Berlanga levantara la cabeza ¡Qué peliculón! Pero de dónde se han escapado esta gentuza?

    Salud mental. Esto es delirante.

    • Dicen los criminales que llega un momento, tras la tercera o cuarta muerte, que ya todo parece normal. Y estos no van a ser distintos. Empezaron recortando la sanidad y cualquier cosa que hacen, por más disparatada que pueda ser, les parece normal. Se quiere, de cara a la idiocia asnal, hacer ver que se ahorran un millón de euros y el mismo día se gastan 68 en salarioa a altos cargos.
      Lo peor de todo no es lo que estos idiotas arruinadores propongan. Lo peor de todo son esos estúpidos mensajes contra Cataluña y los catalanes que circulan a través del correo electrónico. Como si la independencia de Cataluña fuera algo insuperable para el resto del estado y como si hubiera que evitarlo a toda costa. No se han enterado que el nacionalismo español nos ha quitado mucho más que el Catalán (al menos en el resto del estodo) y que, a quién benefician estas polémicas son a los de siempre. Mientras se hable de esta idiotez, no se habla de los palos, del recorte de libertades, de una policía chunga, ni de los cien mil parados más que seguramente habrá en septiembre.
      Como decía el título de la pelíoula: “·Este es un país para idiotas·”

      Salud, prozac y omeoprazol.

  2. La señora era auscultada por el médico de urgencias. Acudió por un ataque de ansiedad. ¿Duerme usted bien? -dice el facultativo. Si -contesta ella. El marido, presente, interviene: -se levanta mucho a lo largo de la noche. -Bueno, me levanto al baño, si. Vamos a ver, señora -dice el médico- despertarse varias veces en la noche indica que no duerme de un tirón, que es lo normal. Si a usted le dan veinte latigazos cada día, llegará un momento en que será “normal” que se los den. Pero… ¿a que no es muy normal que le den veinte latigazos?

    Quiere esto decir, que a fuerza de vivir en un medio, por muy hostil y nefasto que sea, si se “regulariza”, es decir, deviene cotidiano, terminamos por considerarlo normal.

    Y es en esa “normalidad” en la que vivimos instalados. El hecho de que las cosas, los protocolos “democráticos”, funcionen en nuestro país al revés de como acontece en el resto de países con los que podemos homologarnos, ya es algo habitual.

    Y hace mucho que saltaron las alarmas. Pero me puse un tope a partir del cual, definitivamente, dejaría de creer que ESTO es una DEMOCRACIA: lo que sucediera con el Juez Garzón. Y sucedió. La cacería se consumó. Ahora estamos ya viendo -no sólo como actúa la policía, que no se distingue en nada de la policía de la dictadura-, sino lo que el silencio informativo existente a nivel de medios de comunicación raya en el más absoluto de los escándalos.

    Es ahí donde estamos instalados: en el escándalo de lo que ahora se evidencia con más claridad de nunca. Porque la cosa viene de lejos. Nos vendieron una “Transición” que el tiempo ha demostrado que era absolutamente tramposa, ya que dejaba intocable justo el origen de nuestros males. Un país plagado de fosas y cunetas mientras el carnicero mayor se mantenía en su faraónico mausoleo. ¿Acaso hay algo más incongruente que hacer “cohabitable” una democracia sin romper con la dictadura? ¿Son el aceite y el agua amalgamables? Nada de lo que está ocurriendo –en paralelo, claro, con esa gran estafa que a nivel global que nos está cayendo encima-, es inocente. De aquellos polvos, el actual lodazal. Pero si es que… ¡no se ha podido ni tan siquiera llevar a puerto, a nivel docente, algo tan elemental como Educación para la Ciudadanía!

    No, amigos. Esto no es una democracia. Y a fecha de hoy, sólo confío en la calle y en la movilización de la gente para recuperarla.

    Salud, y como siempre calle. La única manera de cambiar las cosas.

    • Amen.

      El otro día escuché que la “juventud” que debería haber luchado por la ruptura estaba en los portales y en las esquinas con la jeringuilla en el brazo. Y no le faltaba razón. Mientras acallaban a los parados, a los pobres de 1980 a base de esa mierda que era la heroína (hasta el nombre es falso), ataban y volvían a reatar todo lo que ya estaba en el estado del eunuco asesino.

      Salud,

  3. A nivel global, lo que se pretende (y se está consiguiendo) es un decrecimiento del consumo por el agotamiento de la energía BARATA, y cada vez más escasa. Al paso que íbamos, faltaba ya planeta para el desmadre del hemisferio norte.
    Las consecuencias de este decrecimiento, más o menos suave, las estamos viendo y viviendo. Y aún no hemos llegado al fondo del pozo.
    Mientras caemos, los poderosos se forran impunemente. Sueñan con estar a salvo en su blindaje cuando pinte en bastos. Van a calzón quitado amasando contra reloj y sin disimulos.
    El sur no importa, son fuente de materias primas susceptibles de sufrir nuestra ira depredadora. La otan ya tiene sus garras en varios lugares disfrazándo su acción con eufemismos de todos conocidos, pero la realidad es que el país que se oponga a sus designio se atendrá a las consecuencias. Meditemos sobre lo ocurrido en este siglo, veamos qué, para qué, y a quién beneficia.

    Hoy habrá fútbol, alguien se querrá independizar en algún sitio, algúnos bobos dirán bobadas, los mentirosos, mentiras. Señalamos a la Luna y nos miran el dedo.

    1789 Salud y calle

  4. Esta banda de atracadores, mal votados por el pueblo, la única ideologia que conocen es el monetario. Por eso estan ahí. Lo malo es que sus sueldos se los pagamos nosotros. Su jefe, Rajoy, tambien lleva treinta años sin ejercer de lo suyo, registrador de la propiedad, pero bien que sigue sin renunciar a un excelente sueldo procedente de “donde ya no trabaja”. En éstos tiempos de miseria por doquier, éste tipejo demuestra su indignidad, manteniendo un privilegio al que deberia de haber renunciado hace décadas. Pero estan para saquearnos y además tienen nuestro permiso para ello, nuestros votos.Lo peor de todo es que todos se van yendo de rositas. ¿Habrá un dia en que todos al levantar la vista veremos una tierra que ponga Libertad?. Saludos.

Los comentarios están cerrados.