De sepia, mantilla y NODO

Ayer esta foto de ultratumba traída a nuestros tiempos dejó a miles de españoles (esos que no se quedan en casa a ver como dirigen su opinión a través de la TV) estupefactos. A algunos de nosotros además, el piloto rojo (y no va con segundas) cerebral del peligro se nos fundió del sobre salto. Se nos vino encima los calabozos de la DG de la policía (antigua casa de Correos en la puerta del Sol y actual sede de la Comunidad de Madrid), los grises, los palos, el “alto a la guardia Civil”, las purgas políticas, la ley de vagos y maleantes, las detenciones por rojo o maricón, la misa obligada, el maltrato sicológico y muchas otras de esas que creíamos haber dejado atrás y que, al parecer algunos intentan reinstaurar como muestra de su fuerza.

Probablemente, a muchos de vosotros esa foto no os diga nada. A aquellos que entráis día a día desde México, Colombia, Venezuela, Estados Unidos, Chile,… sobre todo si hace tiempo que no vivís aquí o si nunca habéis vivido, os sonará a chino y no entenderéis a que viene tanto revuelo. Pero si sois argentinos o chilenos o simplemente habéis visto la película “Missing” (desparecido) deberéis saber que todo aquello que nos evoca esta foto es lo que los argentinos o chilenos vivieron durante la época de los “vuelos nocturnos” o del golpe de estado de Pinochet.

Es verdad que la situación actual no puede calificarse como aquellas (aún) pero lo vivido durante la semana del 25S y lo que vivimos día a día en cuanto a falta de talante, falta de libertad, acusaciones falsas, intentos de juicios con delitos inventados por la policía, coacciones, identificaciones, palos, invasión de locales en busca de fugitivos, detenciones indiscriminadas por grabar o pedir el número de identificación policial, solicitudes de datos a servidores de internet, etc, etc, etc, hacen que muchos presagiemos nubarrones de tormenta dictatorial.

Todo el mundo tiene derecho a declararse cristiano y a creer en dios, alá, geová, Bruce Sprinting o el espagueti volador. Pero quién va al vaticano a recibir la gracia de un dios que no aprueba la convivencia en pecado y no está casada por su religión, quien desea honrar a la religión que no aprueba la inseminación artificial y tuvo un hijo por ese método y además sin estar casada, quién no tiembla a la hora de magullar a pobres y desfavorecidos, mientras predica amor e igualdad, quién deja sin sanidad a seres humanos mientras dice ser piadoso en un zángano, un hipócrita y en jeta. Y si además utiliza el poder para todo ello, es además un autócrata, un oligarca y un zoquete. Y si además durante casi cuarenta años la collares vestía mantilla e iba a misa mientras su marido un enano con voz amanerada y mala hostia, enterraba a sus enemigos en cualquier cuneta, es normal que muchos nos pongamos nerviosos ante la imagen que además acompaña a un largo periodo de manipulaciones y tácticas utilizadas en la propaganda y extensión del nazismo (principios de Goebbels).

Esta es la foto de la mentira, la manipulación, las maneras y formas de hacer de quién llegó al poder a base de montar gresca, de mentir y de conceder canales de publicidad y propaganda (TDT Party). Toda una oda a la desvergüenza, a la caspa, al autoritarismo y sobre todo a la vuelta a un pasado atado y bien atado.

Anuncios

6 comentarios en “De sepia, mantilla y NODO

  1. A quienes esa foto no diga nada -como Celemin apunta- debieran poner en valor algo que si tenían las culturas ancestrales: el conocimiento de quienes han vivido o padecido momentos inmediato-anteriores de la historia. Los “viejos del lugar”. Porque quienes “saben” de “donde venimos” son quienes pueden dar la voz de alarma de que volvemos al pasado. A un pasado cenagoso que ya creíamos superado.

    Los españoles, junto al terror financiero que nos imponen, y cuyas consecuencias vemos cada día, estamos siendo sometidos en paralelo a una involución sumamente preocupante. De no reaccionar a tiempo lo vamos a pagar bien caro.

    Salud y calle. Buen artículo Cele. Difundo.

    • He ahí la cuestión, Narbona. Debemos aprender del pasado. Porque nada de lo que estos hacen o dicen lo hacen o dicen sin intención. Todo es milimetrado. Todo tiene un único fin que no es otro que calentar la cabeza a la gente para que crean que el independentismo, los perroflautas o las comunidades autónomas son un problema. Ya lo hicieron en los años 30 dónde el hecho pountual de la quema de una iglesia se convirtió en la quema general de esos recintos y en una falsa persecución a curas y clérigos. Y no debemos olvidar que aquello acabó en la justificación de lo insjustificable. Algo que aún hoy se niegan a condenar.
      La caspa sólo intenta invadir todo sin dejar resquicios. ¡CUIDADO!

      Salud, amigo.

  2. Visto desde otro ángulo, en realidad están manifestando su afición al teatro. Más concretamente a la ópera bufa.

    (.”..y si no quiere Vd que me ría de sus creencias, no tenga unas creencias tan graciosas”…).

    Salud y calle

  3. A mí me da miedo ver ésta imagen porque es la vuelta al franquismo pura y dura. Se retrotraen a los años cuarenta. Tienen la seguridad de la impunidad, puesto que en pleno siglo XXI ésta imagen deberia estar olvidada, pero ellas dos han decidido provocarnos. Asi de claro. Saludos amigo y buen articulo, tambien hoy.

Los comentarios están cerrados.