Nacionatonta

Muchos no nos sentimos a gusto con una bandera que representa la represión del régimen fascista del eunuco genocida y cuyos colores han sido utilizados tras la muerte del marido de la Collares, por numerosos grupos falangistas, fascistas y antidemocrátas. Esta bandera actual es un invento de 1981, cuando el gobierno de la UCD y el PSOE en la oposición hartos de la utilización de la gallina y el rojigualda por los violentos grupúsculos tipo Fuerza Nueva, decidieron sustituir el escudo de la gallina por el de la república al que se le cambió la fortaleza que lo coronaba por la corona bobónica pero dejando los colores rojo y amarillo de fondo.


Lo que no saben la mayoría de los españoles es que la primera bandera de España era la que muchos conocemos como bandera carlista (Cruz de Borgoña en rojo sobre fondo blanco) y que además es la que más tiempo se ha utilizado en la historia de España desde 1506 hasta 1793, cuando Carlos III decidió “inventarse” los actuales colores.

Para mí, la bandera no deja de ser un trapo pintado que para unos representa el “orgullo” de pertenencia a un país o región y que para otros no deja de ser un motivo más de confrontación y pelea.

Ahora que el FMI dice que las cuentas de este desgobierno sólo son una ilusión demagógica para ganar tiempo, ahora que estos sinvergüenzas que siempre pronostican lo que luego no se cumple pero con lo que obligan a los gobiernos a seguir por el camino que sólo les convienen a ellos y que siempre, siempre es el que menos beneficia al pueblo, entre el desgobierno del partido de los negocios, el hooligan sinwertguenza y los casposos que dicen ser parte de la democracia cristiana catalana pero que en realidad no son otra cosa que burgueses reconvertidos al liberalismo, están agitando el avispero nacionalista a fin de que los idiotas de uno y otro lado del Ebro centren toda su energía en cagarse unos en la puta madre de los otros y los otros, en llamar fascistas españoles a los unos.

El caso es que a unos y otros les interesa que se remuevan sentimientos a uno y otro lado y cuanto más cruentos (verbalmente, se entiende) mejor porque más fácil será hacer olvidar a los participantes que, los del liberalismo burgués catalán le han pegado un guadañazo de tres pares de cullons a la sanidad, a la educación y a las libertades en Catalunya y que, cuando todo esto pase, el dalle estará en pleno funcionamiento hasta que la sociedad retroceda al nivel de los años cuarenta del pasado siglo. Ni que decir tiene que, para los Nacionalistas de la rojigualda, la gallina y la caspa, el sentimiento separatista tanto de vascos como de catalanes le ha supuesto un buen granero de votos de todos aquellos que creen que es más importante mantener una imaginaria línea en un mapa que dejar de pasar hambre o de perder derechos.

Creo firmemente que los países pequeños tienen muchas más posibilidades de sobrevivir en esta espiral timadora cuyo fin de viaje es una regresión de la sociedad hasta que los ciudadanos dejen de serlo y se conviertan en esclavos y los oligarcas los nuevos señores del nuevo feudalismo liberal.

Creo firmemente que el sueño europeo es algo inculcado por los oligarcas con el fin de quitarle poder a los ciudadanos y concentrarlo en unas pocas manos. Históricamente y hasta ahora, todos los intentos han acabado en sangrientas guerras porque siempre hay alguien que quiere ser más y mejor que los demás y siempre suele hablar alemán. Y ahora no es distinto. La guerra es a muerte (de hambre) y el objetivo final la perdida de todos los derechos, la privatización de todo lo público y el sometimiento de la población al deseo de los nuevos amos.

Por eso, me parece bien que un pueblo como el catalán quiera ser independiente. Tal vez así se salve de la quema. Aunque si permiten que los de la caspa burguesa sigan tomando las riendas de un carro que no es suyo, la involución hacia el nuevo medievo les aplastará bajo el yugo del liberalismo, eso sí hablado en catalán.

Es evidente que la caspa de uno y otro lado saben bien lo que están haciendo. Su objetivo es el marcado en la hoja de ruta confeccionada por los del Bidelberg. El objetivo final es la supervivencia de unos pocos a costa de los derechos y la vida de la mayoría. El objetivo es el control de ese bien escaso que se llama agua y que dentro de unos años será un bien no sólo escaso sino crítico. El objetivo es el control de los alimentos que, dentro de poco serán aún más escasos que ahora. El objetivo es el control de la humanidad para que unos pocos puedan seguir viviendo a cuerpo de Borbón.

El viernes 12 es el día de la hispanidad. Estos mamarrachos arruinadores se empeñan en hacer del sentimiento nacionalista el ring que acabe con las protestas contra ellos. Quién quiera ser nacionalista, que lo sea. Quién quiera ser engañado por un sentimiento artificial, allá él. Pero no está en juego si Cataluña es o no parte del estado. Lo que está en juego es nuestro futuro como seres humanos.

Anuncios

11 comentarios en “Nacionatonta

  1. A la paz de todos.

    Me choca profundamente que todo el mundo se centre en el nacionalismo catalán, la campaña mediática es fuerte, pero los que realmente están proponiendo una sociedad, con un diferente modelo político, económico y social son los dos nacionalistas vascos. ¿Habrá algún tipo de interés en no ponerles el foco estando las elecciones autonómicas a 2 semanas vista?

    Sin más, buenas noches.

  2. Exactamente Celemín, cuando se agitan banderas es para distraer la atención sobre atrás cosas más importantes que el trapo.

    Estos del club de la caspa llevan unos días que parecen el club de la comedia, ya no me extrañaría nada escuchar un ¡Arriba España! cuando nos concedan “la linea de crédito en condiciones ventajosas”, pues será la manifestación del “enemigo exterior” que se necesita para reforzar un “nosotros” . El que se desvíe de la necesaría “unidad nacional” para salir de la crisis será un traidor.

    Esta pulsión españolizadora, que Wert expresó ayer con absoluta naturalidad, me parece que no es otra cosa que el preludio del fin del Estado de las autonomías. Sanidad y educación son los pilares para el desarrollo que permiten una igualdad de oportunidades para que puedan manifestarse los talentos que guardan los más desfavorecidos. Impedir su emergencia lleva a una sociedad cerrada, injusta y de mediocres, lo que les gusta a los que gozan de privilegios: no tener competidores para transmitir sus privilegios a sus descendientes. Las autonomías facilitaban el reparto y la igualdad de oportunidades y en tiempos de crisis, cuando hay poco que repartir, molestan a los oligarcas.

    Qué oportunos los nacionalismos, pero… tendrán su respuesta. Como cosa anticuada que son creen que la red no existe. En su momento daban miedo, ahora parecen payasos: Mas bailando la conga y Rajoy en mitad de una escalera jugando a ver quién adivina si sube o baja. Efectivamente, por Euskadi soplan otros vientos: el comienzo del fin de los partidos estatalistas.

    Wayoming con su convocatoria de quedarse en casa a las 7 de la mañana este domingo va a demostrar algo: el número de los que se manifiestan en la calle ya no es significativo, ahora las redes sociales virtuales aportan nuevas incógnitas, y estoy seguro de que estas tienen mucho más que ver con el ” demos” que con el poder.

    Salud, calle y redes.

  3. Los pueblos tienen el derecho, y el deber de buscar y obtener su independencia. Dicho esto, el Estado debe garantizar un común básico y vital para todos los ciudadanos. Educación, Sanidad, y Justicia son esenciales. Me sobra el ejército, que cambiaría por una gendarmería democráticamente preparada. El resto de las funciones del estado, sería a gestionar con la proximidad (ayuntamiento, autonomía, estado federal, como se quiera) pero con leyes comunes (Hacienda).

    Podría darse el caso, llevándolo al extremo, que de una Comunidad a otra, los delitos fueran, o no. Se podría fumar en lugares públicos en Madrid, pero no en Galicia, no existir el IBI en Andalucía y ser oneroso en Aragón; y así hasta el infinito ridículo. Una Sanidad desigual es el principio del fin.

    El día 12 no sé que diablos celebran. Lo que sí sé es que los paises hispanohablantes obtuvieron su Independencia peleando contra el ejército colonial de la metrópoli. Ciértamente fueron los criollos y no los nativos los que se rebelaron pero sin su aporte no lo hubieran conseguido.

    Aquí tenemos criollos políticos. Hace falta comprobar si el resto seguirán al trapo.

    Salud y calle para todos.

    • Yo también soy de los que piensan que los Ayuntamientos deberían ser los que recojan las compentencias TODAS en su demarcación. Cuanto más cerca del ciudadano mejor. Incluso en grandes ciudades como Madrid o Barcelona las Juntas Municipales deberían ser las encargadas de los servicios. Cuanto más fragmentación m enor posibilidad de meter el cazo en el cajón.

      Salud, feliz día del Nacinatonto español.

    • Todos los días no se puede hilar igual, amigo. Si además andas con otras cosas preocupantes en la cabeza, a veces, escribir se hace duro.
      Me alegro de que te haya gustado.

      Salud y acracia.

Los comentarios están cerrados.