Los franquistas no convocan huelgas, las reprimen

A los miembros del partido de los negocios les gusta mucho identificar el estado con una familia. El estado se parece a una familia como un huevo a una castaña. Pero, dicho esto, hagamos como ellos y comparemos. Imaginemos que la Comunidad de Madrid es una familia huérfana de una madre “de posibles” que dejó su patrimonio repartido entre sus hijos dónde el padre que es un “vaina” utiliza a sus hijos menores para actuar como albacea. Sigamos imaginando de forma que en una de las propiedades de los hijos es el centro de atención de un mangante internacional que ofrece mucho dinero a cambio de que los hijos mayores, que se oponen a la venta hasta que sus hermanos puedan decidir por si solos, no figuren como vendedores. Para ello, el albacea “vaina” alegando interés general de sus hijos y ocultando la excepcional comisión que va a recibir si se realiza el negocio, decide por su cuenta y riesgo y con la potestad que le da la figura de albacea, cambiar el sentido del testamento y dejar a los hijos mayores fuera de esa parte de la herencia a cambio de otorgarles otra parte mucho menos valiosa.

Eso es lo que pretenden los “negociantes” de la Comunidad de Madrid con el proyecto de putas, juego y especulación del ladrillo que llaman Eurovegas. Pretenden cambiar las normas para que un tipo investigado por blanqueo de capitales, extorsión y compra de voluntades pueda instalarse en esta Comunidad. Y con esos antecedentes y los de la Gúrtel, debemos preguntarnos qué es lo que está en juego.

Debemos empezar a llamar a las cosas por su nombre. Nos tienen acongojados porque ellos son los que denominan las situaciones y hacen lo contrario. Ellos son los que siempre están con la legalidad en la boca para luego retorcerla hasta que el procedimiento se alargue en el tiempo a fin de que sea sobreseído, como en el caso de las correas, o como en el caso del Perestige, olvidado. Ellos son los que siempre tienen la palabra “extremista” para los demás, mientras no sólo no condenan el fascismo sino que hacen todo lo posible para que sus símbolos y reminiscencias sigan siendo coetáneos. Ellos son los que impiden pasar página en el tema terrorista, mientras infunden terror a la población a base de violencia policial, desahucios, recortes salariales, reformas para crear parados y desguace del estado de bienestar. Porque terrorismo no sólo es poner una bomba. Terrorismo es el imperio del terror. Y cuando alguien compara a los padres de alumnos con violencias callejeras está practicando terrorismo. Cuando alguien intenta impedir mediante modificaciones legales el uso de los derechos reconocidos en una Constitución que utilizan como Biblia pero que se saltan como se saltan los mandamientos cristianos de no fornicar fuera del matrimonio, no robar o no testificar en falso o mentir, está utilizando el terror como forma de acongojamiento.

Las huelgas nunca han sido convocadas por los fascistas, ni por los burgueses, ni mucho menos por los franquistas. Los franquistas mandaban a asesinar huelguistas en las iglesias de Vitoria. Los franquistas mandaban torturar huelguistas en la Casa de Correos de la madrileña Puerta del Sol. Por supuesto que los franquistas no convocaban huelgas, ellos eran los que las reprimían y los que intentan seguir reprimiéndolas.

En mis tiempos, Herri Batasuna convocaba huelgas y también conseguía ambulatorios para los barrios pobres, para los que no podían ir a la medicina privada. E Ikastolas en las que los que no tenían un abuelo presidente de diputación, pudieran estudiar.

Muchos empezamos a estar hasta los webs de tanto fascista deslenguado, de tanto terrorista político y de tanto arruinador que hace negocios a cuenta de los impuestos de los demás y que nos trata como si fuéramos parte de su familia, es decir, como verdaderos gilipollas.

Anuncios

6 comentarios en “Los franquistas no convocan huelgas, las reprimen

  1. “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”. Con esta sentencia bíblica comienza la querella que el Sindicato Unificado de Policía ha puesto a Casillas, el camarero del 25-S. También Cañameras, del Sindicato Andaluz de Trabajadores, fue ayer detenido por la Guardia Civil.

    Por otra parte, después de más de dos años de pesquisas policiales, un operativo policial actúa contra la”mafia china” para detener a cuatro pringuis: un concejal de barrio, un funcionario de perfil bajo de Hacienda, un policia y un sargento de la Guardia Civil. Como si ellos solitos fueran suficientes para blanquear más de 800 millones en cuatro años.

    También la iglesia colabora poniendo, como siempre, su vela a dios y otra al diablo por si acaso. La Conferencia Episcopal defiende la unidad de España y el Obispado de Cataluña dice que respetará la independencia de Catalunya si así lo decide el pueblo.

    Trescientos emigrantes asaltan la frontera de Ceuta y consiguen colarse 100. Ahora que más que efecto llamada lo que se da es un efecto huída. ¿Será un detalle del Rey de Marruecos con nuestro monarca?

    ¿Qué se aprecia en estos hechos? Pues que los de abajo siempre aparecen como los responsables de todos los desaguisados que cometen los de arriba en este país. Las huelgas nunca las convocaran los de arriba porque son ellos los que las provocan, demonizan a los que las hacen, los reprimen y siempre quedan como los grandes salvadores de la patria.

    Entre tanto, los de arriba, creyendo que saben distraer al pueblo, siguen maquinando sus estrategias para seguir recortando los derechos sociales, políticos y civiles. Los de arriba se han declarado en la única huelga que son capaces de hacer: la huelga de democracia. Y luego dirán que la irresponsabilidad del pueblo impide la democracia, como en la II República. Ya no cuela.

    Salud, calle y redes.

  2. No solo no cuela sino que cada día más gente tiene algo que reclamar. Hasta el SAMUR (servicio de Urgencias del Ayuntamiento de Madrid) está en huelga. La situación cada día se hace más insostenible y estos hideputas jugando a los casinos.
    Como siempre, fuera de toda realidad. Para ellos el jamón cinco jotas que se comen a cuenta nuestra, es el plato principal de cualquier mesa. A veces, sólo una hostia bien dada te hace volver a la realidad.

    Salud, amigo. Y calle

  3. Amén, Celemín. Amén.
    Se suele decir que hay una gota, una sóla, que es la que colma el recipiente. La que, una vez caída, y en una especie de “hasta aquí hemos llegado” provoca un desparrame que casi nadie puede controlar.
    Y creo que estamos rondando ese instante. El cuando es la incognita.

    Pero está claro que el chiringo montado en la “modélica” Transición hace agua por todas partes. No se sostiene ya. Han caído muchas caretas y hemos podido ver la auténtica faz que tras ellas había. Se han abierto -y se siguen abriendo- muchos melones que nos han dejado noqueados y sorprendidos. Decepcionados siempre. Y no hay un día en que los hechos, tozudos, dejen de confirmarnos que todo puede ser peor, mucho peor de lo que ya es.

    A estas alturas, no albergo ninguna esperanza de que las cosas dejen de ser como son que vengan de la mano de los “instalados”. Será la marea de la calle la que provoque el cambio. Y deberá ser, tendrá que ser, de la misma proporción y magnitud que el terrorismo económico e ideológico que la impulsa. Es, será, o ellos o nosotros.

    Salud, entendederas, red, colaboración y sobre todo…CALLE. Mucha calle..!! Abrazos.

  4. No hace falta mejor explicación. Aunque se hagan oídos sordos. La verdad ya está revelada.

    el silencio es atronador.

    Calle, mucha calle

Los comentarios están cerrados.