España: el Liliput de la idiocia.

Leía ayer un artículo del gran Don Ricardo y su “A sueldo de Moscú” en el que, como yo, explica que va a secundar la huelga del día 14 de noviembre, pero que, como yo, no cree que sirva para gran cosa, a no ser que seamos capaces de paralizar el país secundando la huelga masivamente. El además propone incumplir los servicios mínimos y paralizar metro, autobuses y todos los transportes. Claro que, como también dice y secundo, muchos somos los que tenemos miedo a perder lo poco que nos queda, aunque él, como yo, creemos que hace tiempo que lo hemos perdido. Un espejismo nos hace creer que aún lo conservamos.

Este es un país en el que el Ministro de Hacienda se permite burlarse de todos los españoles diciendo que los presupuestos son los más sociales de la historia de España. Tan sociales que reducen el presupuesto para atender a los desempleados en un 6,3%. Tan sociales que en la Comunidad de Castilla La Mancha, dónde desgobierna la segunda del partido de los negocios, van a cobrar 40 euros a los discapacitados por obtener “legalidad” sobre su dependencia. Tan sociales que el próximo año aumentarán de nuevo los hogares sin recursos. Tan sociales que la Comunidad de Madrid acaba de cerrar cuatro centros de drogodependencia. Tan sociales que la mayor parte del dinero se irá en pagar los intereses de la deuda. Una deuda que el pueblo no ha creado y que este gobierno y el anterior asumieron cuando pertenecía a los bancos. Tan sociales que ONGs como Cruz Roja o Cáritas ya han anunciado que deberán buscar más recursos para poder atender unos desbordados comedores sociales y almacenes de distribución de comida gratuita a desamparados. Tan sociales que reducen el presupuesto para educación y sanidad. Tan sociales que las únicas partidas que aumentan son las de financiación de la iglesia Católica y las del pago de la deuda. Este país dónde un hooligan sin escrúpulos y sin cultura es nombrado Ministro de Educación, una persona sin conocimientos y sin haber trabajado en su vida, Ministra de Trabajo, un exdirectivo quiebrabancos Ministro de Economía, un tipo que tiene intereses directos con las industrias de armamento, Ministro de Defensa y un tipo acusado de fraude en huertos solares, Ministro de Industria.

Este es un país variopinto y patético. Nunca he vivido fuera de España y por tanto no tengo conocimiento de primera mano de lo que pasa al este de los Pirineos o al oeste del Atlántico. Aunque seguro, que como aquí se dice, en todos los sitios cuecen habas. Pero, no creo que haya muchos países en los que el yerno del mandamás (presidente, Rey, o Primer Ministro) esté acusado de haber “limpiado” más de ocho millones de euros, de blanqueo de dinero, de tráfico de influencia y de estafa. Tampoco creo que haya muchos países en los que la justicia se niegue siquiera a investigar dos demandas de paternidad de su rey. Y más cuando la fama de mujeriego y los rumores sobre infidelidades le preceden. Es evidente que la justicia de este país, siempre trata de proteger a los mismos. Tampoco creo que haya muchos países en los que su Consejo General del Poder Judicial encargue un informe sobre los desmanes de los bancos y los desahucios, sobre su inmenso poder y las leyes que les protegen en lugar de hacerlo con el ciudadano y que, cuando el informe está completado y con recomendaciones que no favorecen precisamente a los bancos, éste consejo de jueces que ha tapado los desmanes y abusos de su anterior presidente por irse presuntamente de vacaciones con su “guardaespaldas y algo más” a hoteles de cinco estrellas a costa del contribuyente, arrincona el informe y acuerdan que ni siquiera lo van a estudiar.

Pero lo peor de todo es que, con todos estos percales, todavía hay individuos dispuestos a defender la injusticia, la desigualdad, los tratos de favor y los desmanes de estos torticeros arruinadores. Todavía hay millones de ellos dispuestos a seguir votándolos cada cuatro años y echarse a dormir políticamente entre votación y votación. Y lo que es aún peor, hay millones de ellos que no están dispuestos a votar a esta gentuza, que no están dispuestos a seguir riendo sus gracietas, que no quieren seguir aguantando la pérdidas de derechos, las injusticias, la pérdida de salario, que no quieren ver a su vecino recoger basura para poder comer como premonición de lo que podrá sucederle a él mismo en poco tiempo, pero que, sin embargo, por comodidad, miedo a perder lo que, como Don Ricardo, yo y todos los demás ya hemos perdido, siguen sentados en el sofá y no están dispuestos ni ha hacer huelga, ni a mover un sólo pelo, ni siquiera a usar la calle como modo de expresión del rechazo a estos sinvergüenzas.

Anuncios

11 comentarios en “España: el Liliput de la idiocia.

  1. Muy bueno Cele. A todo cuanto señalas y más que es absolutamente indignante, hemos de añadir la indignación extra de ver la cantidad de gente a nuestro alrededor que con su actitud negativa son, encima, un auténtico estorbo. Pues no en vano son la coartada de cuanto granuja nos va arruinado la existencia.

    Chapó…!!

    • Si, es verdad, de esos también hay unos cuantos. De los que no son ni chicha, ni limoná, de los que dicen no ser pero son y de los que están siempre a verlas venir. Esos también son cómplices de los primeros.

      Salud, amigo y buen enlace.

  2. Desgraciadamente en este país muchos, demasiados, que creen que la mejor manera de indignarse es no ir a votar ni a botar. Bien que quede claro una cosa: la derecha ganó en Galicia (y en el Estado) gracias a la ley D’Hont, al diseño de las circunscripciones, a las listas cerradas, en definitiva, a una calculada ley electoral para beneficiar superrepresentando a los que más se movilizan electoralmente.

    Lo indignante es que estos “indignados” no vayan ni a votar. En Galicia se demuestra que como sociedad somos bastante gilipollas. Son sólo poco más de 15.000 votos la diferencia entre el total de votos al PP y el total de votos del resto de las formaciones y sin embargo renueva mayoría absoluta con más diputados pero con 120.000 votos menos que en la anterior legislatura. Su fuerza está en la legalidad y de ella extraen la legitimidad, pero el sistema funciona al revés; de la legitimidad debe emerger la legalidad.

    Que no salgan a la calle por miedo lo puedo entender, pero que no ejerzan su indignación votando me asquea cuando es conocido que los que más daño nos pueden hacer saben hacer “fichar” a los suyos para ganar, tambien saben hacer cundir el desánimo para que otros no vayan a votar. La democracia se puede mejorar, pero exige que se haga desde la propia democracia.

    Que salir a la calle no tenga las consecuencias esperadas se debe principalmente a los políticos que están en el poder. Habrá que cambiarlos y seguir saliendo a la calle hasta conseguir colocar a políticos que escuchen.

    Me asquean los “indignados de salón” que no salen de casa ni para votar y encima se creen modélicos en su forma de protestar y peor cuando se creen intelectuales aparentando ser ácratas.

    Salud, calle (también para botar) y redes.

    • Con esos no había contado. Hay gente que no vota por convinción y los entiendo. Cada uno puede pensar como quiera. Ahora, como tu, no entiendo la abstención como castigo. Si todos ejerciéramos el voto y renováramos nuestras opciones políticas, los profesionales del timo, de la poltrona y del hacerse millonario a cuenta del erario público no existirían.

      Salud y cabreo, mucho cabreo.

  3. Lo de Galicia es como para miccionar y no echar gota. Que con 120.000.- votos menos el partido popular obtenga 3 diputados mas es la prueba del 9 de la mierda de democracia que tenemos en éste pais. Para mas inri, despues de tres dias el señorito Rubalcaba se ha dignado valorar los resultados. Conclusión: Yo de aquí no me muevo. A mí que me echen. Falta de respeto total al ciudadano votante del psoe y al ciudadano medio español, por la tomadura de pelo que conlleva. No se da cuenta (o sí) de que en cada votación los socialistas pierden millones de votos. O sea ¿Esperan a ir de defunción o quieren realmente la recuperación del partido. El culpable será él, pero tambien la cuadrilla que permanece a su alrededor, comiendo del mismo pesebre, (no cebada, sino caviar). De éste hombre, sinceramente no me esperaba ésta absurda reacción.
    Es muy triste ver a cantidad de personas que las estan pasando canutas, y hacen caso omiso a cualquier protesta o manifestación. Pero que no le toquen su Madrí o su Barsa, que es el momento de que reaccionen. No me extraña que jóvenes inquietos y con ambiciones y principios tomen su maletita y emigren a “cualquier sitio” que será mejor que éste. Y lo malo es que éste no es mal sitio, pero los politicos corruptos que “aguantamos” se empeñan en que lo veamos así. Siento no transmitir optimismo pero las circunstancias me son adversas- (Vamos que los hijos de puta me lo impiden). Afortunadamente me quedáis vosotros y vuestros comentarios, para recuperarme. Salud amigos y esperanza (que se marchó) y calle (que nos la quieren quitar).

    • Esta tarde Pacorbe, mientras escuchaba la SER (he tenido que volver al cerrar RNE y convertirse en una emisora de babas (y del Babas)), he tenido la satisfacción de que a pesar del CIUdista de Francino, un par de personas han puesto contra la pared a un representante de un sindicato policial. Eso quiere decir que algo está cambiando. Hace unos meses lo de la dación en pago era una entelequia, hoy parece incluso posible porque hasta los propios jueces lo están proponiendo (aunque sus dirigentes no estén por la labor de dar el paso). Nada cambia de la noche a la mañana y todo lleva su “evolución”. Y estamos evolucionando bien.

      Salud, y ánimo amigo.

  4. Despues ha ocurrido como ya sabrás, el suicidio de un señor en Granada, minutos antes de que llegaran a deshauciarle de su vivienda. Este hecho tristisimo por lo trágico, traerá sin embargo algo de beneficio al tema de los deshaucios, pues hará fuerza (quizás) a las clases dominantes para que al menos tengan en cuenta alguna clase de mejora para éstas personas que quedan sin su vivienda y embargadas para el resto de sus dias. Salud y gracias porque con la fuerza que aporta el colectivo del 15 M del que tú formas parte, se está consiguiendo que el tema no deje de estar en candelero. Tristisimo que se amparen en una ley, al parecer de 1907 o sea de mas de un siglo para presionar a los desprotegidos en beneficio de los bancos. Y sin embargo reforman la constitución en diez minutos con nocturnidad y alevosia cuando se trata de beneficiar a los bancos y por ende agradar a la Merkel y los mercados. ..

    • El suicidio de este hombre granaino ha despertado muchas conciencias y a muchos medios (incluída la SER). Más cuando era una persona muy querida en el barrio que se había ganado lo que tenía con su esfuerzo y el banco se lo ha quitado en diez minutos. Que los del juzgado aparecieran como las hienas y los buitres aparecen ante una cría de ñu herida, porque no saben que ya está muerta, es algo que ha impactado a los que hay que darles muy fuerte para que tengan sentimientos. Pero no olvides, amigo que, estos sentimientos se quedarán en nada (como ocurrió con el farmaceútico que se suicidó frente al parlamento griego) si no seguimos en la lucha. Ayer, bajo la lluvia de Madrid, la gente que dedica su tiempo y esfuerzo a los demás, se concentraron frente a Caja Madrid para apoyar a quienes llevan allí varios días luchando por una solución. Solución que para muchos de ellos ya llega tarde.
      Salud amigo y calle.

Los comentarios están cerrados.