Presión popular y desobediencia civil.

Cuando una persona que llegó a España con una maleta raída, una mano delante y otra detrás, tiene un patrimonio inconfesable en su tamaño y procedencia, gana millones de euros al año, no debe justificar sus gastos, tiene serios “deslices” como ir a cazar elefantes mientras sus súbditos pasan hambre, viaja con personas que no debiera y cuyo yerno está sumido en uno de los casos más escandalosos de corrupción, se dedique a “dorarle la píldora” a un gobierno causante de haber dejado en el paro más de 700.000 personas en los 10 meses que lleva desgobernando, que a través de su reforma laboral ha aumentado los EREs de las empresas en un porcentaje escandaloso y que ha sido capaz de despedir a casi 50.000 empleados públicos mientras no ha prescindido de ni uno sólo de los enchufados asesores y palmeros que tienen en número indefinido en todas y cada una de las administraciones dónde parasitan, es totalmente inaceptable, asqueroso y propio de un egregio cantamañanas. Muchas son las “meteduras de patas” de este egregio holgazán al que el pueblo ha calificado siempre como cercano y dicharachero mientras él se dedicaba a cultivar amistades muy peligrosas como las de Mario Conde, Javier de la Rosa, Ruiz Mateos, Manuel de Prado y Colón de Carvajal, Los Albertos y últimamente hasta Gao Ping con el que fue fotografiado en una recepción en palacio y del que la policía dice ser el cabecilla de la mafia china en España.

Tenemos la desgracia de estar en manos de personas sin escrúpulos que piensan que los funcionarios no son personas sino gente de la que no te puedes fiar porque destapan escándalos de corrupción en cuanto tienen la oportunidad. Gentes que le rezan a la virgen en lugar de tomar medidas para acabar con esta lacra que es el desempleo. Gentuzas varias que dicen saber por lo que están pasando los millones de hogares en los que ninguno de sus miembros puede trabajar, mientras colocan a familiares y amigos con salarios indecentes si los comparamos con los que se han ganado la plaza mediante una prueba objetiva de extrema dureza en la que han tenido que sobrepasar a más de 10.000 aspirantes para conseguirla.

Estamos desgobernados por tiranos que creen que la democracia consiste en ganar elecciones engañando a los votantes, llevando a votar a gentes con alzheimer, concediendo medios de comunicación a los afines o despidiendo de los públicos a todos aquellos que no se comportan como palmeros o que se niegan a difundir su propaganda como si fuera el don de la fe. Estamos gobernados por sinvergüenzas que mandan a la policía identificar personas que luego son multadas por resistencia y desórdenes públicos mientras se niegan a informar a la policía judicial del paradero de su propio marido, un prófugo de la misma.

Viendo ayer el programa del Follonero “Salvados” en la Sexta, sobre la desobediencia civil y sobre el doble rasero que tienen estos sinvergüenzas dónde por ejemplo, un botarate como el ex delegado del Gobierno en Madrid, ex- defensor del Menor y actual parlamentario de la Comunidad de Madrid por el partido de los negocios es capaz de justificar como buena la desobediencia civil de no pagar la subida del IVA del 16 al 18%, si lo hace Doña Rancia o el Babas, pero como intolerable e indecente si se hace ahora que ha subido del 18% al 21%, por que se ha hecho, según él, por extrema necesidad o el que alguien se niegue a pagar el peaje de unas autopistas que deberían haberse liberado hace años o que unos sindicalistas entren en un supermercado y, como un hecho puntual y testimonial, se lleven cuatro carros con comida para repartir entre los más necesitados, se me ocurre que, en la próxima manifestación deberíamos acudir todos indocumentados y que, cuando la policía nos solicite el DNI, pacíficamente y suavemente, les indiquemos que, debido a que consideramos injusto e ilegal las identificaciones injustificadas hemos decidido dejar nuestra identificación en nuestra casa y que si quieren nos lleven detenidos a fin de que procedan a la misma. Si todos hiciéramos eso, no serían capaces de trasladarnos a todos a Moratalaz y deberían desistir de las identificaciones y por supuesto de las posteriores notificaciones en las que te informan que has sido sancionado con 300 euros por resistencia a la autoridad, desobediencia y desórdenes públicos.

En la entrega de los Premios Príncipe de Asturias, un numeroso grupo de personas con pancartas, pitos y gritos, le dieron la bienvenida al hijo del egregio cantamañanas y a su nuera, la divorciada republicana, como se merecen. Y ese es el camino. Deberíamos acudir a cada evento en el que aparezcan aquellos a los que consideramos culpables de esta estafa a recibirles como se merecen y a hacerlos ver que no pueden estar como si viviéramos en el mundo de Alicia mientras nos morimos de hambre, nos quitan nuestros derechos, nos reducen nuestros salarios, dinamitan los servicios públicos para darles el negocio a sus amigos y mientras ellos viven cada día mejor sin importarles una mierda aquellos a quienes dicen representar.

Anuncios

7 comentarios en “Presión popular y desobediencia civil.

  1. Pingback: Presión popular y desobediencia civil. « La Tronera de Celemín « EL TÁBANO
  2. Cuando le preguntas a un policía ¿Por qué no lleváis el número de identificación visible? Una de las respuestas que te dan es “para evitar falsas denuncias de gente que sólo quiere complicarnos la vida, que nos denunciarían sin motivos”. Esta es la respuesta que deberíamos esgrimir por ejercer esa acción de desobediencia civil tan fácil y efectiva que propones, amigo Celemín.

    Tal como van desarrollándose los acontecimientos la Plaza de Neptuno va a terminar convirtiéndose en un manifestódrmo donde regularmente se van a ir reuniendo aquellas personas, que cada vez son más, que se van transformando en revolucionarios al perder el empleo, la vivienda, los derechos sociales y civiles, en definitiva la dignidad. Al modo de la Madres Coraje de la Plaza de Mayo que se distinguían por su pañuelo blanco en la cabeza, en esta plaza veremos las diferentes mareas cada una caracterizada por el color de su camiseta.

    La economía no tiene nada que ver con quitarle la dignidad al ser humano y que veamos más policía en las calles sólo indica más represión, más mierda. Intentan hacernos creer que ser revolucionario es lo mismo que ser terrorista, esa es la mierda que nos quieren vender, pero es evidente que la violencia la están poniendo y provocando ellos.

    La desobediencia civil va en aumento, unas veces es solidaria otras es por la imposibilidad de obedecer. Pero siempre es pacífica y por lo tanto moralmente legítima lo que fortalece cada vez más a la Opinión Pública hasta convertirla en un cuarto poder real, independiente de los medios de comunicación de masas que van perdiendo capacidad de información en favor de internet.

    Hay cada vez más condiciones objetivas que están transformando a las personas al quitarles la dignidad. Es cuestión de poco tiempo convencerse de que el Estado de bienestar no está en una crisis pasajera, lo están destrozando y costará muchos años recuperarlo. La revolución ha empezado, en todos los sectores las personas se están transformando, incluso por territorios.

    Os dejo esta sustanciosa entrevista al Wayoming, no tiene desperdicio:

    http://www.jotdown.es/2012/10/el-gran-wyoming-espana-se-ha-derechizado-tanto-que-llamamos-centro-a-la-extrema-derecha/

    Salud, calle, redes y desobediencia civil.

    • La desobediencia civil es lo único que nos queda. Quién se atreve a denunciar a los parásitos que se están haciendo multimillonarios a costa de desmantelar el estado de bienestar y que, como pesimista que soy, creo que nuncaa más se podrá recuperar al 100%, acaba enchironado como el tipo este (Hervé Falciani) que se atrevió a sacar a la luz la relación de ladrones, extorsionadores y evasores que tienen cuenta en el HSBC Suizo y como le ha ocurrido al periodista griego Kostas Vaxevanis, quién harto de ver cómo los criminales que están matando a su país de hambre y miseria ha imprimido una lista con 2059 ladrones evasores, entre los que se encuentran muchos de los políticos de ese partido liberal que sumió al país en la ruina actual, que ssiguen presentándose como los salvadores y que con sus medidas arruinadoras, han acabado con Grecia y con el pueblo griego.
      Si te enfrentas al sistema bajo su propio yugo, acaban limpiándote lo poco que tienes y acabas en el talego. La desobediencia es lo único que, de momento, produce grandes conquistas a un precio simbólico.

      Salud, amigo y aconsejo leer el enlace de Wyoming.

  3. DEMOLEDOR. Demoledora la entrevista a Whyoming. También aconsejo leerla sin dilación. Hay que divulgarla más de lo que ya esté.

    Anoche disfruté como un enano viendo SALVADOS también. El concepto DESOBEDIENCIA CIVIL es, junto con la calle, lo más efectivo que hay. Se pueden llevar a cabo tantas acciones pasivamente, desobedeciendo, como la imaginación sea capaz de albergar. Y esa cantera no tiene fin. Lo que apuntáis en cuanto a la no identificación cuando nos requieran el DNI, no es ninguna tontería.

    El segundo programa de Évole, #lasdosjusticias, fue igualmente elocuente y tremendo. Quien no quiera ver es porque está definitivamente perdido. Y ciego.

    Salud, redes y… DESOBEDIENCIA CIVIL.

    Chicos, Cele, Red, igual peco de reiterativo, pero es un gustazo leeros. Me quito el sombrero. Un placer. En serio.

    • Narbona, Cele, envidio vuestro estilo literario con el que plasmais vuestras interesantes reflexiones, y si sigo por aquí es por que me siento muy agusto e identificado con los blogueros que concurren.

      De pequeñito los curas me henseñaron a rezar oraciones memorizadas al acostarme y levantarme, hace mucho tiempo que no rezo y ahora vuelvo… a reflexionar con vosotros al acostarme y levantarme. De veras… mucho mejor que las jaculatorias.

      Un fuerte abrazo a todxs.

  4. Solo puedo decir que esta casa no es mía sino vuestra.

    G R A C I A S por dejar aquí vuetros pensamientos y reflexiones que a mi desde luego me enseñan mucho más que cualquier periódico, televisión o radio.

    Salud y amigos

Los comentarios están cerrados.