Los albores de un nuevo 36

https://i2.wp.com/grancomboclub.com/wp-content/uploads/2009/05/carlinselva1.jpgSolo los necios se mienten a si mismos. Los maleantes además le mienten a los demás.

En este país tenemos un serio problema. Tenemos un desgobierno que se cree legalizado por las urnas pero totalmente deslegitimado por sus actuaciones, por sus mentiras, por su comportamiento, por las promesas que nunca pensaron cumplir pero que además se esfuerzan por no cumplirlas. La capacidad de cabrear al personal es tal que no creo que sea casualidad. Hace ya tiempo que dije que quizá quieran que muera un policía para tener excusas. Excusas para implantar aún más violencia. Excusas para coartar la libertad de expresión. Excusas para empezar a llenar las cárceles de presos políticos. Porque, ante cualquier manifestación, cualquier disensión con lo que hacen o cualquier concentración contra sus medidas desmanteladoras o represoras, siempre hay alguno de ellos o de su partido, ese que montaron para sus negocios o para colocar familiares, que pretende insultarlos calificando el acto de “político”. En realidad es el mismo discurso de Franco que durante casi cuarenta años machacó el cerebro de los españoles con que la política era algo tan malo como robar, matar, ser ateo, masón o maricón. Además se ríen en nuestra cara. Y lo hacen desde la maldad del que se cree intocable. Si presentamos un millón de firmas contra la privatización de la sanidad, tienen la desvergüenza de decir que no representan a nadie (y eso que suponen un tercio del total del censo electoral de esta Comunidad). Si el personal sanitario, con rotundo éxito, consigue rodear los hospitales de Madrid, sale el cafre de turno, un hijo de las FAES cuyo mayor mérito en la vida es haber trabajado de becario 6 meses y haber crecido políticamente en ese partido de amiguetes de la mano fascista del insufrible demente que habla con dios y de la hija de Belcebú, a deformar la protesta con sus idioteces de macarra.

Estamos llegando a un punto en el que la tensión superficial del vaso ya no admite más gotas y acabará por rebosar. Si ya no valen los métodos tradicionales de protesta porque esta gentuza fascista se los pasa por el forro del escroto, ¿Qué es lo que nos queda? ¿Quedarnos impasibles en casa? ¿Salir y prenderle fuego al estado? Están esperando a que la chispa de la violencia prenda para poder masacrar a la población. Están esperando que la gente se canse de tanto pacifismo y que crean que éste sólo sirve para que se rían de ellos, para poder hacer lo que han estado haciendo desde que tomaron mando en plaza, pero con mucha más violencia y saña. Están haciendo lo mismo que hacía la Falange en los meses anteriores al golpe de estado del 36 pero en lugar de contra el gobierno, contra la población. Están provocando a la gente para sacarla de quicio y que acabe habiendo enfrentamientos y no se me ocurre otra finalidad que la de hacerse con el gobierno de forma permanente.

Es verdad que cada día más gente abre los ojos ante tanta manipulación, tanta mentira, tanto demantelamiento de lo público y tanta represión. Pero si un tipejo como el Ministro de Economía es capaz de sostener como un exitazo que se han conseguido 1.200 millones de euros con su “amnistía fiscal” cuando hace una semana llevaban recaudados apenas 150 millones y cuando estamos hablando de que el fraude fiscal en España suponen 82.000.000.000 (ochenta y dos mil millones de euros) que al “precio” de este desgobierno supondrían 8.200 millones de recaudación y que al precio normal de la ley serían alrededor de 32.800.000.000 (Treinta y dos mil ochocientos millones de euros), suficientes para subir pensiones, sanidad, educación, asistencia social y que los trabajadores públicos recuperaran los haberes quitados, lo de este tipo es un insulto a la inteligencia. Además un insulto de mal gusto con sus jocosas bromas que no hacen ni puta gracia.

Para mayor cabreo del personal, ese amigo del Partido Pasusnegocios, ese que fue adalid de empresarios y ejemplo puesto por los peperos no hace ni tres años, ha sido detenido por alzamiento de bienes y blanqueo de dinero. Este hombre autodeclarado pobre para no pagar a sus acreedores guardaba en casa 1 kilo de oro (Unos cuarenta mil euros) y 150.000 euros en metálico. Además parece que posee dos apartamentos en New York frente a Central Park, un Yate y un chalet en el municipio Balear de Calviá rodeado de una finca de 1248 metros.

Este sinvergüenza amigo, compadre de los del Partido Pacolocarfamiliares, paradigma del empresario español que nos dijo que había que trabajar más horas y cobrar menos, ¿acabará sus días en la cárcel? ¿La pisará siquiera? Yo me apostaría la plaza en el infierno de estos petulantes arruinadores a que ni siquiera verá la carretera de Soto del Real.

ENLACES de datos relacionados en este artículo:
España la décima potencia mundial en fraude fiscal
La Audiencia investiga la ayuda de De Cabo a Díaz Ferrán para ocultar bienes

Anuncios

12 comentarios en “Los albores de un nuevo 36

  1. Esto ya ha pasado de castaño oscuro. La manifestación de los discapacitados y la reacción del gobierno es vergonzosa, pero qué bestias dirigen este país, y todavía siguen provocando humillando al pueblo catalán y a su cultura.

    Es hora de cambiar de estrategia. Es hora de pedir cuentas a la oposición, de empezar a exigirles que hagan su papel. Ayer lo dijo Chacón: “a ver si de una puñetera vez se levanta el PSOE”. Esta visto que cuanto más vamos contra el gobierno más se desgastan las instituciones democráticas porque la mayoría obtenida los ha blindado.

    Muy bien. Hablemos de la herencia de Zapatero: fuga de más de cuatro millones de votos y la intención de voto socialdemócrata sigue cayendo por sentimiento de horfandad. Dejemos ya la otra parte de la herencia, la del giro neoliberal, y empecemos a meterles los tacos a los “representantes socialdemócratas”. Hay que empezar a exijirles que hagan una oposición que exprese el sentir de la calle, ya está bien de hacer el avestruz amparándose en su minoría, tienen acceso a la palabra en el Parlamento, están aforados. Que se dejen de confundir y confundirnos con su oposición responsable: es una OPOSICIÓN IRRESPONSABLE.

    Hay que seguir saliendo a la calle, pero ahora pidiendo la dimisión de los diputados de izquierdas que no se ganen el sueldo. Nos quejamos de que no nos representan, quizá buena parte de la culpa sea nuestra por no obligarles a que lo hagan.

    Lo de el PP no tiene nombre, ha hecho lo contrario de lo que prometieron en su programa. Pero lo del PSOE es todavía peor; sin nada que perder están impasibles y la calle en ebullición. Hay que obligarles a que levanten el culo de sus poltronas, que se pongan los vaqueros y las deportivas y a la calle, con el pueblo que es donde tienen que estar. Que escuchen al pueblo cara a cara y que luego vayan a cascarlo al Parlamento. Hay que volverlos a hacer sentir el socialismo a hostia limpia.

    Ahora no se trata de ir contra el PP: se trata de ir a por el PSOE para que salgan de una puta vez de su madriguera. Fuera complejos. Hay razones.

    SCRyD

    • Como siempre amigo, en el centro de de la diana.
      Este es un país en el que las mentiras repetidas en los voceros mediáticos se convierten en vardad. Oposición responsable no es aquella que calla y otorga y que, alguna vez con su discurso “buenismo”, deja atisbos de malestar. Oposición responsable es la que si no le dejan expresarse, abandona el pleno, la que se presenta en la calle a rodear el congreso junto con el pueblo, la que está en primera fila, junto con el personal sanitario contra la privatización de la sanidad, la que apoya propuestas de la izquierda y no juega a las medias tintas. Los movimientos ciudadanos no son contra las instituciones ni anti sistema, son a favor de un sistema más justo, democrático y solidario y contra los cantamañanas fascistas que viven bajo la pseudodemocracia pero actúan como el peor de los fascistas.
      Va siendo hora de que, además de acudir con presión a los actos de los fascistas,, lo hagamos también contra los de los Rubalcaba y sus mariachis.

      Salud, presión, lucha y compromiso.

      • Totalmente de acuerdo. Tambien la oposición tiene su responsabilidad.y es necesario presionar a los sociatas. Si no cambian su forma de comportarse, los votantes se les van a convertir en décimas, ni siquiera les quedaran unidades de voto.

  2. Impecable como siempre, Celemín. Y Red, señalando un buen objetivo. Me apunto a refrendar que quien calla en la oposición no es por responsable, sino porque otorga. Otorga y está de acuerdo (¿cómo explicar si no su impasibilidad?) Por tanto, corresponsable de la misma deriva a la que esta gentuza nos lleva.

    Y puesto que sus bases, que me constan están calentitas ante la actitud de su resistente cúpula, no son capaces de cambiar a quienes están al mando de la nave y dar un golpe de timón deberá ser la calle y quienes les votan los que exijan que se pongan las pilas.

    En un país democrático cuando un partido en el poder sucumbe tan estrepitosamente en unas elecciones, provoca una catarsis interna de igual proporción a la catástrofe provocada. Pero claro… en los países democráticos. No en los que simulan serlo a base de decorados de cartón-piedra, como en las malas películas. La democracia dentro de los partidos, otro de los melones abiertos, ya saben.

    Lo dicho: calle, calle y calle… desbordarlo todo en la proporción en que nos machacan.

    Salud, amigos

    • Las bases también son culpables por no exigir lo que deben exigir. Y me consta que los que exigen son apartados y mirados como peligrosos. Si fueran mayoría ¿Pasaría lo mismo?

      Salud, amigo

      • Somos mayoría, amigo Celemín. El problema es que en las asambleas no estamos porque se han encargado de desvirtuarlas, las manejan entre cuatro desinformando y con las decisiones acordadas de antemano, y cómo bien dices, si eres crítico se te hace el vacio por radical. Ni hay democracia interna ni hay socialismo dentro del PSOE. La socialdemocracia está en la calle, como bien dice Narbona, la democracia interna es una asignatura suspendida con muy mala nota por el PSOE. Un partido socialista que no es capaz no ya de ponerse delante en las manifestaciones, sino solamente de acompañar a los que defienden el Estado de bienestar, no puede ser socialista.

        Su color rojo está cogiendo tintes violáceos, me parece muy bien si les da vergüenza llevar el rojo, como hizo la otra pasándose al fuxia, pero que renuncien también a esas siglas históricas. El que pueda que venga a la calle con las bases y el que no que se vaya, con su escaño y todo. Con cuatro, pero auténticos, sería suficiente para arrasar: España es sociológicamente de izquierdas y no quieren enterarse.

        Y mira que es fácil; el que no mejore en sus resultados electorales que sea cesado automáticamente de todo cargo orgánico y sin opción a volverse a presentar (se llama democracia).

        SCRyD

  3. Pingback: Los albores de un nuevo 36. | ALGO A GANAR. | Scoop.it
  4. Pingback: Los albores de un nuevo 36. « EL TÁBANO

Los comentarios están cerrados.