Sirviéndose de lo público


Como decía Joan Manuel Serrat en la canción, “hoy las musas han pasao de mi, estarán de vacaciones”. La verdad es que estoy tan cansado de todos los días lo mismo, tan sobrepasado, tan cabreado con estos asquerosos demoledores de lo público que, para estos días que en los que me cojo el primer puente del año y me voy al pueblo a luchar con la sierra y las encinas, no sabía muy bien qué dejar, sobre que escribir o sobre que dar mi opinión que es lo que habitualmente hago.

Muchos de vosotros estaréis hasta el gorro de que todos los días exponga mi irritabilidad contra estos cabestros (hay ratos que hasta yo mismo hago propósito de enmienda). Pero creo que la situación es tan grave que no veo que haya otro tema más importante. Además poner las cosas claras sobre estos desgraciados fascistas me sirve de terapia para no seguir el camino que me pide el cuerpo.

Ayer mañana, hablando con una clienta que trabaja más horas que un reloj pero que sólo cobra cuatro que es lo que pone en su contrato, me llamó la atención que me dijera que los empresarios no son hermanitas de la caridad y que estaban para ganar dinero y que los “otros” eran peor que estos por la “poderosa” razón que no habían visto llegar la crisis y sobre todo se habían empeñado en negarla. ¿Que razonamiento lleva a un ser humano, puteado, vilipendiado y hasta el cuello de trabajo y de stress, que se ha salvado recientemente de un “ERE” y que reconoce abiertamente que esa salvación viene del tipo de contrato que tiene y de las horas que trabaja, para comprender y defender al empresario?

¿Que misteriosa pócima o lavado de cerebro puede llevar a un trabajador a defender a un tipo cómo Gerardo Díaz Ferrán?

La verdad es que me dejó noqueado. Tanto que creo que debo explicar quién es este tipo y cómo llegó a hacer fortuna de la nada. Aprovechando que aquel orejas y ojeras que nos alegró la vida a muchos comunicándonos entre sollozos que el enano eunuco había muerto, era primo de la madre de su socio y alcalde de Madrid desde 1965, montó de la nada una empresa llamada TRAPSA para conseguir, mediante esos trapicheos que en la época franquista se llamaban concurso público, la explotación en exclusiva de lo que hasta entonces habían sido lineas municipales de autobuses. Es decir que, el tipo que nos decía que la mejor empresa pública es la que no existe, comenzó a ganar dinero con una adjudicación franquista de un servicio público. Mas adelante en 2001, siempre a la sombra de los franquistas, se quedó por ejemplo con Aerolíneas Argentinas al increíble precio de 1 Euro. Esta empresa argentina que había sido absorbida por Iberia en 1990, fue “regalada” al grupo Marsans que presidía este Cromañón en uno de esos procesos privatizadores que tanto les gustan a los del Partido Pasusnegocios (Recordemos que acaban de “regalar” el Banco de Valencia a la Caixa por un euro, después de haberle metido 5.500 millones de euros de dinero público). Nuevamente, el tipo que odia lo público se hacía con un jugoso patrimonio a consta precisamente de lo público.

A partir de aquí, todos sabemos la historia que está en todos los periódicos y que ha acabado con este tipejo acusado de blanqueo de dinero y de alzamiento de bienes (vamos de ser un vulgar chorizo de guante azul gaviota).

Mi clienta, ¿conocía esos datos?

Del mismo modo, otro de los patanes que han hecho fortuna empresarial es el actual presidente de la patronal madrileña. El presidente de Arturo Grupo Cantoblanco empezó su andadura empresarial con las concesiones públicas para instalar cafeterías en centros públicos, lo incrementó con concesiones de suelo público para construir colegios concertados y ahora vive cojonudamente de explotar por ejemplo las cafeterías del Congreso de los Diputados y de la Asamblea de Madrid. Concesiones por las que recibió casi 770.000 euros en 2011 en el caso de la del Congreso (casi 900.000 euros para 2012) y una cantidad desconocida en el caso de la Asamblea de Madrid que da menús a los diputados regionales por 3,55 euros. El “Chollo” de este “negocio” es que el tipo que aboga por lo privado y vive de lo público recibe la subvención vayan o no vayan los diputados a comer.

El caso es que todos estos “jetas” que se autodefinen “emprendedores” que se creen por encima de los demás porque dicen dar trabajo, que maldicen lo público y se empeñan en demostrarnos que los servicios públicos son una ruina para el estado, viven de los fondos que les dan las administraciones, de montar negocios entorno a lo público y han empezado sus excelsas fortunas curiosamente “ganando” un concurso público.

España sigue siendo un corral lleno de alimañas.

 

Anuncios

10 comentarios en “Sirviéndose de lo público

  1. Si esa persona de la que hablas, que trabaja más horas de las que le retribuyen y además admira a su jefe, la cosa estaría mal, pero no tanto si se quedara ahí. El problema se recrudece cuando gente en esas condiciones, además, tiran contra los sindicalistas, utilizan el chismorreo para desacreditar a sus compañeros y tienen interiorizado que para estar bien ellos los demás tienen que estar peor. Al final el clima laboral se hace irrespirable y se facilita al “empresario” incrementar los beneficios a costa de reducir los costes laborales.

    Si en la empresa imperase el respeto del jefe a los trabajadores y entre estos, estos por añadidura, respetarían también al jefe. Entonces ya tendríamos una empresa, lo demás es explotación. Conozco empresarios que tienen por norma mantener a sus trabajadores por encima del Convenio, entrar en una fabrica así es respirar proactividad, cooperación y alegría. Y cuando las cosas vienen mal dadas el empresario se siente respaldado por los sacrificios que están dispuestos a hacer sus trabajadores y obligado moralmente a buscar soluciones, y entre todos las encuentran. Este modelo, que abunda, raramente es objeto de salir en los medios como ejemplar.

    En los medios, posiblemente por cuestiones de vanidad y narcisismo, salen los sinvergüenzas que sólo saben robar “beneficios” maltratando trabajadores y trampeando con las subvenciones y desgravaciones que les facilita el Estado. Con estos mimbres, cuando llegan arriba, esta gentuza no sabe hacer otra cosa que seguir extorsionando a los poderes públicos y estos tan contentos porque les viene de perlas la función que hacen de transformar es dinero público de las subvenciones en financiación para partidos una vez deducidas las comisiones y contratado algún familiar. Saben convencer y persuadir para que se promuevan las externalizaciones y privatizaciones. Y si un “empresario” con este perfil llega a ser el representante de los empresarios pues pasa lo que pasa: imposible ser competitivos.

    Se empieza a notar cierta incomodidad de jueces y policías, ya era hora. Son piezas fundamentales para que el cambio empiece a materializarse sin que explote la violencia. Es necesario que lleguen hasta arriba, si no la mierda nos ahogará a todos. Señores jueces tienen en sus manos la llave para que este jodido país pueda de una vez empezar a sentirse orgulloso de sí mismo, ejerzan su independencia y marquen bien la raya que no deben pasar los poderes legislativo y ejecutivo. Este país necesita justicia: dignifiquense y ayuden a la policía a dignificarse.

    SCRyD

    • Precisamente ahí empezó la conversación, en su ssituación y cuando le comenté que hay que cambiar culturalemte al país empezando por los empresarios que putean a sus empleados, empezó su defensa del empresario, de la culpa de la crísis y de la “herencia”. No se va a ir, espera a que la despidan. Mientras, sarna con gusto no pica.
      En cuanto a los jueces y sobre todo a los policías, no lo veo. Ayer no se en que deformativo ponían un reportaje sobre la academia de policía y una película estadounidiense que les ponían como inicio del debate de lo que hace un policía. Todos los futuros maderos que allí salieron, TODOS, decían no identificarse con los policías yankis. Pero todos decían sentirse mucho más cercanos al papel de José Coronado en “No habrá paz para los malvados”. Y dice mucho que los policías se identifiquen con un borracho que acaba matando hasta al apuntador.

      Con tu permiso he corregido ese pequeño desliz ortográfico.

      Salud, lucha, compromiso, desobediencia y presión

      • Entiendo que la policía debe de estar bien entrenada para afrontar cierto tipo de delincuencia. Otra cosa es que esa cualificación la utilicen contra los ciudadanos que no delinquen y aquí estoy pensando en políticos cobardes, responsables de las fuerzas de seguridad, capaces de aplicar métodos antiterroristas contra la sociedad civil para justificar los abusos de poder. Es normal que un policía o un militar este entrenado para usar la fuerza y cumplir órdenes, otra cosa es quién da las órdenes. Cuando están en manos de gentuza como el consejero de interior catalán o de la delegada del gobierno de Madrid, las fuerzas de seguridad se convierten en un peligro social. Ahí los jueces tienen mucho que decir y algunos empiezan a demostrar que están a la altura, pero todavía falta: llamar a capítulo a los que dan esas órdenes.

        Cuando detuvieron al Chorizo Díaz Ferrán supieron tener temple para no darle una buena mano de hostias, es decir todas las hostias sin motivo que repartieron en las movilizaciones sociales por orden de sus jefes, más las que les hubieran encargado los trabajadores a los que estafó.

        Salud, amigo. 😉

  2. Primero agradecerte que expreses lo que sientes cada día y acercarnos la realidad que muchos vivimos o hemos vivido sin la suerte de encontrarnos con esos buenos empresarios que si sabemos que existen y sintiendo en nuestras carnes que nos ha tocado remar contra corriente con ellos y con compañeros que siendo conscientes de las injusticias, las consentían resignados con el argumento de que hay que comer y dar de comer a las familia como si los demás no nos importara.
    En que cabeza cabe que sujetos un convenio que intentaron incumplir la gente quiera hacer una votación si convenio o no convenio
    En que cabeza cabe que los trabajadores de una gran empresa sean despedidos después de decidir que renuncian a cobrar la paga de navidad a cambio de mantener los puestos de trabajo y acto seguido despidan a unos cuantos.
    Este último caso me parece intolerable, quizá por reciente y que ha tenido consecuencias graves para un familiar que sí salvó su vida pero siente que la próxima puede ser ella , no ve futuro y es joven.
    De nuevo gracias y disfruta mucho de la sierra
    Mucha salud

  3. Comparto tu sentir y la fustración que conlleva al ver que todo está claro pero no se pone remedio.
    En españistán, hay una red clientelar que hace que de la teta del estado vivan un montón de empresas cuyo mérito es tener amigos e influencias. Ya desde el siglo pasado, desde la posguerra y a calzón quitado desde la entrada en la europa de los mercaderes, todas las infraestructuras las han hecho “grandes empresas”, solas o en UTEs, los fondos de cohesión se los han chupado vía estado los que son importantes en este pais haciendo cosas cuyo fin no es su utilidad para los ciudadanos sino el enriquecimiento de unos y la financiación de otros.

    Hay otro montón de empresas y empresarios que pelean mes a mes por realizar un buen trabajo y esquivar los tropiezos que, unas leyes hechas a medida de otros, dificultan su supervivencia y desmotivan al honrado.

    Si tu banco amigo te da un préstamo, sin interés, de 30 millones y lo dejas en ese mismo banco a plazo fijo, tu amigo te dará un 5% cada año; con esos 1,5 millones tienes para tí y para agradecer facilidades. Multiplícalo por “n”. y tienes un empresario al uso.

    Sin jueces ni policía, sólo queda 1789.

    Salud y calle

  4. Empezando por tu final. “Este país está lleno de alimañas.” Y apuntando a Red (que seguro que acierta al decir que hay empresarios que se salen del perfil que todos tan bien conocemos): si los hay… ¿Dónde están? ¿Por qué han permitido que gentuza de la catadura moral del mencionado les haya representado sin que digan ni esta boca es mía durante tanto tiempo? ¿Alguien se ha manifestado desde el “gremio” a fecha de hoy haciendo algo distinto a justificarle? Quedamos a la espera.

    Es como cuando oigo hablar de “conservadores”… ¿En serio hay “eso” en este país? ¿Y por qué no le les oye? ¿Por qué no se distinguen del discurso y el relato de los -como los denomina acertadamente Javier Sardá-, fachas? Quien calla otorga.

    Cele, eso que has sentido con esa señora, es lo que mastico cada uno de los días del año en mi entorno inmediato. Ya sea laboral, de amistades, parientes o encuentros casuales. Y, desgraciadamente, está más extendido que lo contrario. A veces, la frustración que la impotencia de luchar contra años de TDT´s y los ejércitos de tertulianos cantamañanas -cuya pedagogía democrática ha sido ejercitar los principios goebbelianos-, te confieso que me puede.

    Cada día, no ya cada viernes como iba siendo, nos atragantamos el desayuno con alguna nueva impúdica fechoría de los dueños del cortijo. Y salvo este universo paralelo que es Internet, uno lo único que encuentra es silencio. El silencio de los corderos. En mi centro de trabajo nadie quiere hablar de nada. Silencio que contrasta con la verbena permanente de protestas de antes de la entrada del PP. Mutismo absoluto.

    Termino subrayando las últimas palabras de Red en las que hace un llamamiento a la Justicia para que cumplan con su papel. Voces hay ya distinguiéndose del rebaño. Y harían bien en seguir esa senda. Porque la alternativa, como muy acertadamente apunta JM está en la mente de cada vez más gente:

    “ Sin jueces ni policía, sólo queda 1789.”

    Salud y calle, amigos.

  5. Pingback: Sirviéndose de lo público | EL VIL METAL. | Scoop.it
  6. Arrojar una piedra es una acción punible. Arrojar mil piedras es una acción política. Incendiar un coche es una acción punible, incendiar cien coches es una acción política. Protestar es denunciar que eso o aquello no es justo. Resistir es garantizar que aquello con lo que no estoy conforme no se vuelva a producir.

    Nosotros decimos, por supuesto, que los policías son unos cerdos. Nosotros decimos que el tipo de uniforme es un cerdo, no un hombre. Y aún así tenemos que tratar con ellos. Eso no significa que tienes que hablar con ellos, nunca es correcto hablar con esta gente. Y, por supuesto, pueden ser disparados.

    ¿Cómo fue posible Auschwitz, cuál fue el antisemitismo? Antes era el odio de la gente por su dependencia del dinero como medio de cambio, su anhelo por el Comunismo. Auschwitz significa que seis millones de judíos fueron asesinados y llevados a los basurales de Europa por lo que se estableció que eran -judíos adinerados. Lo que sucedió fue que el capital financiero y los bancos, el núcleo duro del sistema del imperialismo y el capitalismo, habían desviado el odio de los explotados por los ricos hacia los judíos.

    Si digo que tal o cual cosa que no me gusta estoy protestando. Si me preocupo además porque eso que no me gusta no vuelva a ocurrir, estoy resistiendo. Protesto cuando digo que no sigo colaborando. Resisto cuando me ocupo de que tampoco los demás colaboren.

    Ulrike Meunhof

Los comentarios están cerrados.