Mendigando trabajo

Los cantamañanas del Partido Palosnegocios o Partido Pacolocaramigos, llevan tiempo diciendo que llegará el momento en que ya no haya destrucción de empleo. Es lo mismo que cuando a un enfermo terminal le llevan a un curandero y éste diagnostica que, tras la toma de una pócima milagrosa, el enfermo o mejorará o morirá sin remedio. Llegará un momento en que ya nadie tengamos trabajo, por lo que el paro ya no podrá aumentar más.

Este año, entre los deseos típicos y tópicos de las empalagosas felicitaciones navideñas y de los mensajes de wassap de fin de año, estaba el de tener trabajo. Advierto que nunca he estado en la cola del paro y que nunca he tenido necesidad de pedir o de aceptar lo que sea para poder comer. Por tanto, lo que a continuación expongo lo hago desde el punto de vista de lo que considero dignidad humana.

En España vamos camino de los cinco millones de parados según el INEM y de los seis según la EPA. Esta tasa de paro además de tener detrás seis millones de dramas personales y cerca de tres millones de hogares que viven en la absoluta miseria, presenta otra serie de consecuencias para los demás. Desde que la indecencia expresada en Decreto Ley que los tramposos “apañaron” nada más hacerse con el desgobierno de la nación, y que llamaron reforma laboral que permitió el despido por motivos tan indecentes como estar nueve días de baja en un periodo de dos meses o que el listo de tu jefe presente una bajada en la facturación durante un trimestre, a parte de crear casi un millón de parados más, el salario medio ha caído más de un 20%. Esto quiere decir que, no sólo es difícil encontrar trabajo, sino que es aún mucho más difícil que te paguen lo que justamente le debiera corresponder por el nivel de estudios o de profesionalidad. Las personas con más edad, son sustituidas por otras de menos edad, menos cualificadas y por tanto con mucho menos salario. Por tanto, la tendencia es a que, poco a poco, se reduzcan los empleos estables y duraderos con niveles de renta aceptables y sean paulatinamente sustituidos por empleos precarios, de baja preparación y aún más bajo salario.

Precisamente a la vez que en España el paro descendía durante el mes de Diciembre en 59.094 personas que encontraron trabajo por unos cuantos días y una propina como salario, en Alemania aumentaban los parados en 88.000, quedando la tasa de paro en 6,7% y en un total de casi tres millones. Es más, el PIB alemán pasó de un +0,5% en el primer trimestre a un +0,2% en el tercero y a una cifra negativa para el cuarto. Alemania es el país de la Unión Europea con menos tasa de paro. Pero no todas las cifras son tan “hermosas”. En Alemania las personas que no trabajan, pero que realizan cursos para encontrar trabajo, no computan como desempleados. Tampoco computan los que llevan más de dos años parados y que no tienen ningún tipo de prestación, ni los que se encuentran en situación inactiva por haber sufrido un ERE. Además hay más de 700.000 alemanes que cobran menos de un euro la hora. Alguno de ellos únicamente trabajan una hora al mes y con ello, ya están fuera de las estadísticas. Por otra parte, Alemania es el país de los minijobs. Y aunque es verdad que a los trabajadores cualificados son salarialmente bien tratados, no lo es menos que hay muchos jóvenes, sobre todo extranjeros, tienen que valerse con un salario de 400 euros y trabajar sirviendo copas.

Por tanto, es especialmente triste, bajo mi punto de vista, que la gente reclame trabajo a cualquier precio, olvidando que la precariedad, sólo trae más precariedad y que deberían empezar a exigir trabajos bien remunerados, entre otras cosas, porque es el único camino que puede llevarnos a la salida airosa de este timo. Nadie puede consumir con salarios de miseria y cuando toda Europa esté en el mismo tren, ¿a quién le venderemos nuestros productos competitivos en precio con los de los chinos?

Anuncios

11 comentarios en “Mendigando trabajo

  1. Pingback: Mendigando trabajo | EL VIL METAL. | Scoop.it
  2. Pingback: Mendigando trabajo. « EL TÁBANO
  3. Muy de acuerdo. Aunque el hecho es que hay cinco millones de personas en paro y no hay empresas que actualmente puedan darles trabajo a todos (con empresas me refiero también especialmente a las pequeñas y medianas: los negocios locales y demás).

    Siempre nos dicen que hay que ser emprendedores pero, tampoco hay facilidades para el que quiere ser autónomo. (Si vas a un banco a pedir un préstamo porque tienes una idea y necesitas financiación, se ríen de ti; y luego hay que pagar varios tipos de impuestos…).

    Conozco el caso de dos personas que trabajan en su negocio de sol a sol, no tienen más vida que su trabajo y les gustaría contratar a empleados que les ayudasen (y les diesen algo de descanso a la semana), pero si no entra nadie a comprar a tu tienda, no tienes dinero para pagar a un trabajador.
    Estamos en ese bucle del que es difícil salir.

    • El problema del paro no se soluciona SOLO con autónomos o pequeños negocios como nos quieren hacer ver los del partido patrincar. En España, llevamos destruyendo tejido industrial desde la famosa y perversa “modernización” de los últimos años ochenta que trajo Isidoro. Destrucción que se ha agravado muy mucho con este timo que llaman crisis. No hay grandes industrias ni grandes empresas y el comercio minorista no puede subsistir por si mismo. Si no hay empleados con trabajos bien remunerados y con condiciones de vida dignas, no hay consumo.
      Los carpinteros, panaderos, tenderos, etc son importantes pero nunca han sido el motor de una economía y desgraciadamente nunca lo serán. Todo suma pero no es lo mismo aportar una unidad a la suma que aportar quinientas.

      Salud, gracias por comentar y bienvenido.

  4. La reforma laboral tiene como objetivo realizar un coma inducido a la sociedad, mantenerla en estado vegetativo para poder aplicarle terapias drásticas encaminadas a la amputación del Estado de bienestar sin que el paciente sea consciente de ello. El anestesista va consiguiendo sus objetivos pero ya veremos lo que se va a encontrar cuando trate de reanimar al paciente.

    En diciembre han dado un importante paso más para sus objetivos. El año ha terminado con más de 700.000 afiliados menos a la Seguridad Social, lo que significa menos de dos cotizantes por pensionista. Ya está preparado el escenario para acometer la reforma de las pensiones y externalizarlas.

    Al paciente le están amputando los órganos que con mucho esfuerzo había conseguido desarrollar durante treinta años para construir un monstruo que cada vez más se va pareciendo al monstruo de Frankestein. A este monstruo, su creador, no consiguió reanimarle cuando él quiso. Retornó a la vida un día de tormenta por los efectos de un rayo que le llenó de energías renovadas. El creador del monstruo no se dió cuenta de que le trasplantó el cerebro de un asesino.

    Tenemos una sociedad comatosa, hay tormenta y en cada individuo empieza a aflorar lo peor que llevamos dentro. Sólo falta el chispazo que haga que los individuos empiecen a actuar como una colectividad sin dirección.

    Señora Báñez, parece que le ha tocado el papel de Igor, en su ignorancia cogió el cerebro de un asesino y ahora se calla como una puta sin saber dar explicaciones de lo que está pasando, que de la cara la Secretaria de Estado que de usted se encargará la Virgen del Rocío. La que ha liado señora.

    SCRyD

    • Cuando alguien es un florero y de “diseño” está para acompañar al resto de la ornamentación y es mejor que no destaque porque puede hacer ver que detrás de ese diseño sólo hay un nombre y muy poca creatividad. La ministra de los juegos de móvil, es mejor que no abra la boca, porque cada vez que lo hace denota que hay mucho analfabeto intelectual con estudios y que, algunos, que no han sido capaces de encontrar trabajo en su vida porque no los quieren ni en su casa, y tienen que valerse del enchufismo y de las influencias para salir a flote.
      Respecto a la sociedad, siempre he sido pesimista con la española. Si dejamos que un general sin cerebro y cabreado nos manipulara durante casi 40 años, si dejamos que cerraran toda la industria pesada de este país, y si, a pesar de todo, seguimos abarrotando los cortes ingleses (que por cierto cada día tienen cosas más caras) y haciendo cola en las tiendas de telefonía, no vamos a mover ni un pelo para salvaguardar aquello que es nuestro, que cogimos por simpatía (aquí lucharon cuatro, los demás estuvieron siempre cubiertos en la trinchera) y que todo el mundo quiere pero no está dispuesto a luchar por ello.
      Salud, amigo.

  5. bueno, yo diría que más que del cerebro de un asesino, se trata del cerebro de un suicida.
    Y creo que la socialdemocracia tipo Brandt o González es el punto esquizofrénico de ese cerebro suicida.
    Si no extirpamos ese tumor, al final nos matará; es decir, nos mataremos.

    • Yo estoy en sintonía con lo que dices. Sólo que la socialdemocracia de Isidoro y del alemán, no era tal sino más bien una democraciacristiana de centro derecha.
      El cerebro es suicida y además con cianuro, que no deja huella y que se acumula hasta que llegue el momento del espasmo total. Para entonces, ya nada se podrá hacer.

      Salud, bienvenido y gracias por comentar.

  6. Yo tambien pienso que llegará un momento en que ya no habrá mas gente que mandar al paro y entonces comenzarán a subir las contrataciones, entonces nos venderan que ellos tenian razón y que ya se crean puestos de trabajo. Despues de que nos hallan llevado al precipicio. Tras de la hecatombe, será necesario que volvamos al camino de la actividad, pero despues nos venderan que no somos competitivos, porque China en ese aspecto va metiendo caña a todo el planeta y como bien dices Celemin los salarios seran de miseria y no se podria consumir, con lo que (Ojalá) al fin llegue el final de éste sistema capitalista de consumo desesperado, porque el camino al que nos estan llevando no tiene lógica a largo plazo. Ojalá, digo sea así con lo que podriamos tener una compensación por tanto sacrificio como nos estan haciendo pasar. Salud amigo.

  7. Me ha parecido un excelente comentario, éste de Iñaki67 que leí en El Diario y que a continuación transcribo.______________________ Inaki67 | 03/01/2013 – 21:29h
    Soy consciente de que lo q voy a escribir no va a gustar, y, partiendo de un aprecio y una consideración a Fallarás, en su compromiso y sus artículos q al menos tratan de mover conciencias, me pregunto yo ¿dónde coño están todos esos parados cuando han estado robando la sanidad en Madrid (me refiero a los parados de Madrid en este caso), y cuando los profesionales de la sanidad asumieron por todos un sacrificio digno de mención y de la mayor solidaridad posible que hubiésemos podido ofrecerles? ¿Dónde han estado en la manifestación de la huelga general (estuve en Madrid, llevo asistiendo a las principales movilizaciones en Madrid desde que esperaba que esta sociedad decepcionante provocase Septiembre negro con la primera manifestación del 15S, después de un verano lleno de indecencias y una primavera en la q la Reforma Laboral se asentó con una miserable y pírrica huelga general convocada por unos sindicatos q no están ni por asomo a la altura de la realidad que nos ofrecen). ¿Dónde están, no solo los parados, sino la sociedad que debía haber parado el país de forma brutal por infinidad de motivos como las sanidad, la cultura, la educación, las preferentes, la reforma laboral, los desahucios, la reforma de la constitución, la corrupción indecente, …. ¿dónde estaban los parados, los casi 500.000 que hay en Madrid, en esas movilizaciones y dónde estábamos el resto de la sociedad en todo este año pasado? ¿Somos conscientes de la absoluta irresponsabilidad, de nuestra desidia y nuestra resignación, de nuestro miedo? ¿Lo somos? Ellos sonríen, tiene la satisfacción de sentir q las cosas están donde quieren, y mientras no haya una responsabilidad social asumida y una conciencia real de la situación a la que nos llevan, mientras no seamos capaces de llenar Madrid con 3.000.000 de personas así como el resto de ciudades con una asiduidad y constancia mínima, la responsabilidad será más nuestra q de todos estos mercenarios hijos de puta que se asustaron sobremanera tan solo con que unos locos asaltaran unos supermercados. Me ha parecido enriquecedor y esclarecedor un excelente comentario de un lector de El Diario, que a continuación transcribo.

Los comentarios están cerrados.