Carroña, fascismo y campañas para meter la mierda debajo de la alfombra.

Veía con cierta incomprensión el otro día en el programa del Wyoming, como una señora de las de “familia bien de toda la vida” con su abrigo de de piel de zorra, su estola del macho de la anterior y su aspecto de derechas de siempre, al preguntarle el gran Gonzo que pensaba del Wyoming soltar así, como el que no quiere la cosa que no le gustaba porque “…me parece que falta al respeto a todo el mundo…”, “…pienso que es usted poco respetuoso con la gente y se puede defender las ideas sin faltar el respeto a los demás…”, “… no se puede estar en contra de todo…”.

Ayer mismo, el Menestro sinWERTgüenza, que nos podría dar una cátedra sobre fascismo a todos nosotros, a la salida de esa conferencia que los estudiantes le impidieron dar al grito de “dimisión” y “universidad pública y de calidad”, calificaba a todos los que le habían pitado de haber realizado un ejercicio de intolerancia y de fascismo. También decía que “… los que sostenemos posiciones democráticas y basamos nuestro comportamiento en el diálogo, no nos debe llevar a arrepentirnos de nuestras decisiones…”

Cuando los antidivorcistas o los meapilas pretenden hacernos comulgar con sus “ruedas de molino” para que cualquier pareja, aunque no sean capaces de convivir y anden todo el día a la gresca, tenga que seguir conviviendo por cullons o en las aulas se enseñe, también por cullons, la religión católica, acuden siempre al supuesto fascismo de los demás porque no dejamos que TODOS, quieran o no, tengan que seguir el camino que ellos marcan.

Los antropólogos deberían investigar que tipo de gen tienen mutado esta gente que, cuando conducen en dirección contraria, los que se equivocan siempre son los que vienen de frente.

Lo de ayer del Menestro sinWERTgüenza, es de traca. Llamar fascistas a quienes han tenido que dejar la universidad porque no pueden pagar las tasas, sería un chiste de mal gusto si no fuera porque me enciende de tal manera que no le veo la gracia por ningún sitio. Como he dicho antes, este tipejo, hooligans de las tertulias de la cadena del grupo de las prisas, dónde no dejaba hablar a nadie y dónde imponía sus opiniones a cualquier precio, sabe muy bien lo que es el fascismo porque lo suda por todos los poros de su piel de sapo. Que diga que sus posiciones son democráticas y están basadas en el diálogo cuando no ha tenido ni una sola reunión con los profesores de la marea verde, ni con los estudiantes, ni mucho menos con los padres (ni incluso con los de su cuerda) es para taparle la boca de un sopapo. Porque hay cosas que no se pueden aguantar y la chulería de este hooligan sinvergüenza es una de esas cosas. Uno aguanta casi todo salvo que le roben la cartera y encima el ladrón pretenda que le des las gracias.

Y es que este desgobierno es único cabreando al personal. Han contratado a un tipo para que haga una campaña de publicidad para manipular a la idiocia de que los políticos (o sea ellos) no son malos. Pero no hay campaña que cure la bilis que me produce escuchar que un asesino sin escrúpulos que pegó un volantazo en plena A-7 y condujo varios kilómetros en dirección contraria hasta que acabó matando a un inocente, ha sido indultado por esta panda de carroñeros sin escrúpulos. No hay campaña que, encima, cuando le preguntan al faraón derrochador reconvertido en menestro, tenga la jeta de decir que no sabe de que le hablan. No hay campaña que cure la indecencia de sacar de la cárcel a un pintamonas que, habiendo perdido el carnet por borracho, conduzca temerariamente en Cuba hasta darse el tortazo con consecuencia de muerte de dos personas. No hay campaña que pueda maquillar que quién deja miles de ciudadanos que viven en el medio rural, se mueran sin atención médica porque quién se lleva 150.000 euros limpios de polvo y paja dice que hay que ahorrar. No hay campaña que haga cambiar la indecencia de que quién está usando la caja única de las pensiones para dárselas de buen gestor comprando deuda del estado español y poniendo en peligro el sustento de los abuelos. No hay campaña que me convenza de que estos anormales sin escrúpulos, no hayan montado un partido para vivir de lo público haciendo que los demás paguemos por lo que es nuestro.

Anuncios

8 comentarios en “Carroña, fascismo y campañas para meter la mierda debajo de la alfombra.

  1. Pingback: Carroña, fascismo y campañas para meter la mierda debajo de la alfombra. | EL VIL METAL. | Scoop.it
  2. Pingback: Carroña, fascismo y campañas para meter la mierda debajo de la alfombra. « EL TÁBANO
  3. Y esconden un busto de Azaña y colocan otro de Fraga en las Cortés. No condenan el fascismo y quieren quitar una calle a Mayor Zaragoza por asistir a una manifestación. Despiden a los maestros interinos y los sustituyen por voluntarios sin retribución. Designan un comité de bioética para reformar la ley de interrupción voluntaria del embarazo y sólo introducen a dos mujeres de doce miembros. Cierran servicios sanitarios rurales provocando incluso la dimisión de concejales de su propio partido. Permiten la corrupción como hipoteca para atar en corto a los poderosos que se atrevan a discrepar, pues gracias a los Pujol Ferrusola conseguirán que Catalunya no pueda reivindicar su derecho de autodeterminación. Para remate, el Príncipe defiende los recortes de Rajoy ante una representación internacional de empresarios… y dicen que son demócratas y dialogantes.

    No tienen el más mínimo pudor. Me refiero al PSOE, concretamente a sus cuadros.

    Amigo Celemín hay que empezar a exijir que cada uno asuma sus responsabilidades. El gobierno como avispero de fachas con mayoría cumple. La ciudadanía como víctima de ese gobierno cumple con mucho civismo hasta ahora. Pero la oposición es de vergüenza, no se atreven ni a salir a la calle ¿Por qué? No hay democracia.

    SCRyD

    • Tal vez, amigo, porque los prebostes de la oposición, no se diferencian gran cosa de estos anormales en cuanto a prevendas y a la intención de defender su status. Tal vez, porque hace tiempo que olvidaron que, en teoría, representan al pueblo y no a quiénes luego les van a dar un puesto de consejerro en una gran empresa. Tal vez amigo, porque haya que limpiar la basura desde arriba para dejar sólo los cimientos.

      Ayer se te echó de menos.

      Salud.

  4. El divorcio entre el país real y el oficial es un hecho constatable. No hay
    una sola institución que funcione como debe ni que no haga aguas por todos lados. Quienes dicen representarnos están en otra galaxia. Y si realmente representan a alguien no es precisamente a la mayoría de nosotros. Mucho menos, protegen los intereses generales, sino los de una minoría poderosa que se cree dueña del cortijo nacional. No hay jornada de puertas abiertas que supere la imagen, más que elocuente, de las vallas interponiéndose entre la gente y el Congreso.

    Todo recuerda a aquellos momentos en que la dictadura mutaba (y con ello sus prohombres) ante la inexorable muerte del dictador y la atronadora presión de las calles. A fecha de hoy, todo ha cambiado drásticamente para la inmensa mayoría de la población. Y las evidencias apuntan a que todo es susceptible de empeorar aún
    más. Para el 99 por ciento, claro. Porque todo lo que se hace, va en función de las empresas del Ibex-35, que es para lo que están nuestros democráticos representantes, fundamentalmente.

    El cabreo, la indignación, el malestar, están aparentemente en estado latente.Pero va en función de los niveles de información, y por ende, de
    concienciación. Va por capas. Se responde según la que se tenga. Pero sin duda va in crescendo. Y aunque nos despertemos cada día con una nueva barbaridad ya no cuela ningún argumentario que trate de justificarla. Las evidencias son cada vez más difíciles de disfrazar.

    Pero que no quepa duda alguna de que cuando la calle y las instituciones están divorciadas -con la evidencia con que ahora lo están-, esto termina por desbordarse por algún sitio. El agua cuando no encuentra cauce lo busca. Y si no, al tiempo.

  5. Ayer estuve “apatruyando” mi ciudad. Empiezo a sentir que alcaldes y concejales de la provincia, independientemente de las siglas que porten, empiezan a sentir directamente la presión de sus representados. En los pueblos pequeños todos se conocen y cuando se tocan aquellas cosas que no se deben, como la sanidad para los mayores que son muchos y crónicos en el mundo rural, las miradas y las quejas van directamente a las personas que encarnan las instituciones.

    Han dejado sin urgencias nocturnas a más de 120.000 personas en Castilla-La Mancha. Sus alcaldes han tenido que salir a la palestra, éstos tendrán que apuntar a los diputados regionales y también a los senadores y diputados nacionales. Si Madrid se caracteriza por la densidad del conflicto, lo cual le hace parecer muy potente, en mi región, con menos de 3.000.000 de habitantes y una superficie más de cinco veces superior, el conflicto parece débil. Pero está implicando directamente a los representantes políticos que se ven obligados a dar la cara y están evidenciando la falta de argumentos, especialmente la derechona. Ser político del PP empieza a ser muy complicado en esta región, el repugnante desparpajo de Cospedal resulta ya repelente a propios y extraños.

    No veo muy lejos el momento en que surja la indisciplina de voto. Mientras PP y PSOE están perdiendo intención de voto a raudales, IU y UPyD están alcanzando cotas cada vez más próximas a los partidos dinásticos. Esto apunta importantes cambios de tendencias: los partidos minoritarios cada vez serán más radicales al percibir que eso les puede reportar réditos electorales, lo que les puede animar a ir asumiendo sin complejos el planteamiento de un nuevo consenso Constitucional, y el PSOE o se suma, previa profunda y rápida restructuración, o quedará reducido a algo testimonial.

    Como bien dice el amigo Narbona, esto va por capas. En Madrid el voto vale menos que en provincias, eso explica los oídos sordos que hacen a las manifestaciones. En los pueblos vive gente muy modesta pero gozan de una democracia mucho más directa, están en contacto directo con políticos, ecologistas, neo-rurales, farmacéuticos, médicos, funcionarios de todo tipo; todos están sufriendo de una manera muy injusta los recortes, están viviendo como se va abandonando el medio rural. Pero también perciben como los terratenientes vienen a sus fincas a cazar o a celebrar ágapes con gran boato (de esta desleal competencia ya se quejan en el sector hostelero) y sin cortarse un pelo. “La escopeta nacional” siempre existió en Guadalajara, pero al reducirse “Los santos inocentes” se disimuló algo; ahora los “santos” vuelven y ya no son tan inocentes.

    Madrid es un gran altavoz y muy necesario, pero el escaño es más barato en provincias, el medio rural se empieza a movilizar. Sólo falta que se den cuenta de ello y comiencen a ir otra vez a por “El disputado voto del señor Cayo”.

    SCRyD.

    • Yo también creo que es así. He tenido a mano, desde al alcalde de Burgos, hasta al Presidente de la Junta de Castilla y León, pasando por un Ministro de Trabajo y un secretario de estado de seguridad social. Con todos ellos, tuve la ocasión de dialogar. Eran tiempos de bonanza. Ahora, es más fácil echárles en cara todas estas cosas que están pasando con este desgobierno.
      Y hasta es posible que el voto rural nos saque de esta.

      Salud, amigo.

Los comentarios están cerrados.