Menos por más.

Carrefour y El Corte Inglés pretenden eliminar una paga extra de sus trabajadores”.

Directivos de Ikea, Cortefiel, C&A, Alcampo y Leroy Merlin, además de otras empresas, pretenden ligar el sueldo de sus empleados a la evolución del consumo”.

Los empleados de Basura de Granada finalizan la huelga tras pactar una rebaja en el salario del 2,5%”.

Seat plantea el despido de 340 empleados de oficinas. Además reducirá un turno de la producción del Ibiza y 400 temporales serán despedidos”.

Sarga propone 127 despidos o una reducción del sueldo del 16’2%”.

El grupo Antena 3, estudia una rebaja salarial para toda su plantilla”.

Empleados de Parque Warner rechazan una rebaja salarial como opción al ERE.

Éstas, son siete noticias aparecidas en diferentes medios nacionales en los últimos dos días. Alguna de ellas, como la supresión de la paga, los pluses de festivos o las horas extraordinarias a los empleados de las empresas que explotan centros comerciales, han causado bastante malestar. Podría aquí hacer leña del árbol caído y decir que, algunos de estos empleados, como los que yo conozco, se alegraban cuando el desgobierno de la corrupción les suprimió la paga extra a los empleados públicos. Pero no lo voy a hacer porque todas estas noticias son malas noticias para los trabajadores y consecuencia de la nula actividad que en los últimos tiempos han realizado para evitarlas. Durante tiempo, se ha demonizado a los sindicatos hasta el punto que ya no tienen poder para contrarrestar al empresariado. Es verdad que durante años han estado negociando a la baja, perdiendo en cada negociación una parte de lo que creíamos consolidado hasta que, cuando echamos la vista atrás, no somos capaces de ver cómo hemos llegado a este extremo. Pero no es menos verdad que cada vez que convocaban huelga para defender derechos y negociaciones, eran menos secundadas hasta el punto que hoy en día se ha extendido la estúpida idea de que la huelga es un incordio y no un arma de lucha. Y así nos va. En lugar de convenios, tenemos “tragavenios”. En lugar de aumentos salariales, rebajas, en lugar de mejoras, servilismo y esclavitud. Pero al parecer, la idiocia sigue en la inopia, discutiendo sobre si Casillas debe o no debe ser titular o si Guardiola es o no el mejor del mundo. Y esto no sólo con el trabajo. La vida de cada ciudadano español va por los mismos derroteros:

El Baco de España confirma el saqueo de la CAM. Ex directivos de la entidad cobraban de forma irregular dietas que multiplicaban hasta por 30 el máximo permitido por la caja.”

De igual manera, ahora nos preguntamos cómo un fulano puede tener varias cuentas en Suiza, dinero esparcido por Argentina, Brasil o Las Barbados, cómo pudieron llevar a la quiebra Caja Madrid o la CAM y muchos de los que se lo preguntan no creen haber participado en ello. Olvidan (seguro que prefieren no pensar en ello) que a los directivos de la CAM los nombró gente del mismo partido que el tesorero de los 22 millones, que incluso alguno de ellos ocupó cargos electos por ese partido. Olvidan que están ahí por sus votos y que con ellos, han nombrado jueces “amables”. Olvidan que con sus votos han sostenido y sostienen las tropelías de estos arruinadores, desde los campos de golf ilegales, hasta el desmantelamiento de la sanidad y la educación. Olvidan que, al igual que quién compra un objeto robado está fomentando el robo, quién vota al tuntún para no votar al contrario está fomentando todos estos desmandes. Olvidan que, la situación actual es consecuencia de haber consentido durante años políticas que eliminaban derechos, que adelgazaban lo público para dárselo a cuatro amiguetes a buen precio. Olvidan que el liberalismo empezó con un mal actor y peor presidente, con una alcohólica indecente y con un mamarracho ególatra que salió de un sindicato falangista, que no tenía dónde caerse muerto y que ahora es multimillonario. Olvidan que no se trata del “tu más” sino de si es o no es lo nuestro. Olvidan que todo está relacionado y que los salarios están directamente ligados a la situación política. Olvidan que la “familia” sólo ayuda a la familia.

Quizá como decía Javier Gallego, ya nada será igual y de esto renazca una nueva sociedad, pero, quizá nosotros no le veamos y desde luego, el camino, si ha empezado, aún es una senda estrecha. 

Anuncios

14 comentarios en “Menos por más.

  1. Pues participando de la misma percepción y razones que da Javier Gallego en su artículo, de que ya nada será como antes, en el sentido de que los niveles de exigencia ciudadana no van a volver a ser más como han sido hasta ahora, dejo un tuit que colgué ayer tras la lectura de otra persona de referencia: Juan Carlos Monedero. Y el correspondiente enlace al texto.

    “Si la ciudadanía se desentiende de la gestión de lo común, los que toman las riendas marcan las reglas…” http://www.cuartopoder.es/tribuna/corrupcion-y-politica-noticias-de-un-pais-que-no-es-el-suyo/3833 … @monederoJC

    Demoledor tu articulo, Cele. Gracias por escribirlo.

    Salud, amigo.

  2. No me gusta criticar. Menos aún a quien es mejor que yo. Sé que escribes indignado y eso te precipita. El mejor escribano echa un borrón. ¡A mi me lo vas a decir! Revisa un pelín la orto. Sobre todo una h que he cazado hacia el final. Así no se entera casi nadie. Y a los que nos hemos enterado se nos olvida. Igual, que no mejor, porque es imposible, que a los rateros de los jueces españoles, que son los encargados de hacer justicia.
    ¡Felicidades!
    Salud.

    • No es crítica. Al menos destructiva. Me gusta que me corrijan cuando se trata de ortografía. ¡Y más cuando hacía daño a la vista!

      Salud amigo.

  3. Pingback: Menos por más. | EL VIL METAL. | Scoop.it
  4. Pingback: Menos por más. « EL TÁBANO
  5. Pingback: Menos por más
  6. Tan sólo somos el pobre proletariado carente de la influencia y conexiones de unos pocos; y no tardando mucho seremos los desventurados de la Tierra gruñendo y susurrando a media luz luchando por dar de comer a nuestros hijos.
    Miro alderedor buscando fiera indignación y solo veo resignación en algún caso y, lo que es peor, desinformación y “pasotismo” en la mayoría.
    Gracias por tu artículo.

    Salud.

  7. La “clase extractiva” parece creer que eso de la flexibilidad laboral y de la ciudadanía en general no tiene límites. Pero la goma siempre se rompe cuando se estira más allá del límite.

    Las clases medias han olvidado el esfuerzo histórico que ha costado montar un Estado de bienestar. Y han perdido la consciencia, si es que la han llegado a tener, de esto que hasta ahora ha sido amplia clase media. No hace tanto era una clase trabajadora la que predominaba con objetivos claros y conciencia de clase. Esta clase consiguió sanidad, educación y servicios sociales cada vez más amplios hasta generar unas condiciones de vida sin precedentes y con tal grado de optimización que incluso les hace renegar del espíritu proletario que se lo facilitó.

    Me temo que nunca hemos llegado a sentir que eso que se hizo era nuestro y prueba de ello es lo mal que lo hemos tratado y lo tarde que estamos reaccionando cuando vemos cómo nos lo están quitando delante de nuestras narices. Hemos sido tan idiotas de permitir que alguien nos hiciera sentir que eso de la “clase trabajadora” era algo degradante, de “clase baja”, superado, y con ello perdimos el fundamento, los cimientos sobre los que se construyó el Estado de bienestar dejándolo como un castillo en el aire fácil de demoler.

    ¿Cuántos clases medias han preferido hacer socios a sus hijos de un club deportivo antes que afiliarlos a un partido o a un sindicato?

    Los trabajadores criaron cuervos, los hijos de éstos, la mayoría están en el paro y la precariedad. ¿Hay alguien que empiece a contarles quiénes fueron sus abuelos? Por que lo que sí hay son elementos muy dispuestos a impedirlo.

    SCRyd

    • Pues es una idea. Debemos empezar ya, en nuestras casas, en nuestro barrio y en nuestras amistades a explicar cómo conseguimos lo que estamos perdiendo y como evitarlo. Aunque como tardemos mucho no habra nada que imperdir.

      Salud, amigo

  8. Muy bien el articulo y los comentarios,excanean la realidad exhaustivamente y analizan la etiologia de las mismas.Bajo mi punto de vista ,las personas ,cuando viniendo de las clases trabajadoras llegan a un confort clase media,toda su combatividad social se va diluyendo poco a poco…¿en realidad habia un verdadero interés en sus mentes por una sociedad justa,solidaria?¿aunque esteemos economicamente medianamente aceptable ya es motivo para no tener una aspiración colectiva de un mundo mejor?¿se ha acabdo ya el minimo atisbo utopico?¿los temas culturales,sociales,la pobreza del tercer mundo,el alineamiento a que estamos sometidos ya no interesa?¿aceptamos sin mas este capitalismo salvaje?.
    !Pues muy bien ,aqui vemos los resultados,”sembramos porqueria y porqueria cosechamos”

    ¿es ignorancia ,cobardia nuestro comportamiento?
    Unha aperta agarimosa

    http://intentadolo.blogspot.com.es/2013/01/confusion-de-eso-se-trata.html

  9. Acertado y pedagógico Red. Como viene siendo habitual. Certero. Uno de los empeños más rentables y al que más ahínco ponen las zorras que controlan el gallinero nacional es el del olvido. De manera que el pasado, cuyo conocimiento es imprescindible para distinguir por qué estamos donde estamos y cómo hemos llegado hasta aquí, no es, precisamente por eso, del interés de quienes tratan de controlarnos, manipularnos y hacer con nuestras vidas lo que a ellos conviene.

    Ayer, sin ir más lejos, asistimos a uno de los mayores actos de hipocresía que uno pueda imaginar: el homenaje a las víctimas del Holocausto nazi en el Senado. Y digo hipocresía porque es lo que a uno se le ocurre cuando ve la fotografía del acto y comprueba que muchos de nuestros senadores son descendientes ideológicos –genéticos en algunos casos- de aquellos que sometieron a este país no hace tanto al genocidio más sangriento del siglo XX. Son los mismos que, por razones obvias, siguen sin reconocer ni la dictadura ni sus consecuencias sobre la mayor parte de los españoles. Son los mismos que, bien por acción o por omisión –quien calla, otorga-, mantienen un status quo de muy difícil digestión moral: hacer “cohabitables” dictadura y democracia. Como si el agua y el aceite fueran amalgamables. Un país que tiene cunetas y fosas comunes sin investigar en proporciones escalofriantes y mantiene símbolos franquistas (¿Qué creen que es sino el Valle de los Caídos?) mientras se mira hacia otro lado, permitiendo que todo dios se haya ido de rositas, no merece nada distinto a lo que está pasando.

    Uno de los principales motivos por los que defenestraron al Juez Garzón, porque ya sabemos que tocó la Gürtel (financiación irregular del PP), es que osó ponerle nombre al franquismo y apellidos a sus fechorías. Y eso, aquí, y ahora, AUN NO TOCABA. Ya saben: daños colaterales de “modélicas” Transiciones.

    Y es que la apertura de todos los melones que se han ido abriendo de un tiempo a esta parte, nos han ido poniendo ante una foto del país auténtico y de los cimientos sobre los que está construido. Y el panorama es sencillamente desolador. Porque el lodazal en el que estamos tanto de parte de los “actores” que ejecutan, como por parte de los “espectadores” que contemplan la obra (como si con ellos no fueran) tiene bastante que ver con esos polvos anteriores.

    Saludos, amigos.

    http://narboneando.blogspot.com.es/2010/06/la-herida-abierta.html

  10. Gracias a todos por los excelentes comentarios que me han hecho pensar cuestiones como que, probablemente, los ciclos de los que habla la historia no sean otra cosa que el “pasotismo” de la gente cuando se siente acomodada, porque nos hacemos egoístas. El hambre mueve, además del ingenio, el inconformismo con lo establecido y las ganas de mejorar. El hombre cuando se vuelve clase media, se hace cómodo, ególatra, ignorante y sobre todo egoísta. Sólo se mira su ombligo y le importa una mierda lo que le suceda a los demás. Además se vuelve lo que en mi pueblo se denomina “un tragaldabas” y quiere ganar más y más y a cualquier precio. Eso hace que acabe vendiendo al mejor postor lo que controla y no es suyo. Vendiéndolo o medio regalándolo a fin de que algún amigo haga negocio y le pase la comisión pertinente. Y como nos hemos vuelto cómodos, dejamos que nos quiten lo que no creemos que sea nuestro.
    Por tanto, si esto es así, hasta que la mayoría no vuelva al hambre, no habrá salida. Pero, siempre alguien tiene que empezar a ser inconforme y a luchar por lo que cree. La esclavitud no se acabó de un día para otro. Hubo pioneros y gente que murió por lo que creía justo.

    Salud, amigos y de nuevo, G R A C I A S.

Los comentarios están cerrados.