Euroventas

Lo que era un secreto a voces se le comunicó a la idiocia el viernes pasado. El “listillo” de Adelson y sus secuaces en la Comunidad de Madrid, daban a conocer la tierra prometida de casinos, putas y vicio. Una tierra prometida cuya elección no es casual y que tiene mucha “chicha” detrás de ella.

¿Por qué se han empeñado en traer a esta España de los seis millones de parados un complejo de casinos, cuando en la Comunidad de Madrid ya hay dos casinos (Torrelodones y Aranjuez) ambos a un tris de echar el candado?

¿Por qué se empeñan en traer un “negocio” internacional a una Comunidad que ha visto como se vendía la Warner como la solución a los males del paro y de la economía madrileña, y a parte de costarnos unos cuantos cientos de miles de euros, ha tenido que recalificar sus terrenos hasta en dos ocasiones y despidiendo a buena parte de su plantilla en otros tres ERES?

¿Quién fue o fueron los únicos que ganaron con la Warner? La respuesta es muy clara. En el pelotazo de la Warner, al igual que en todos los pelotazos inmobiliarios ganan mucho los que compraron o heredaron suelo rústico y la mano del alcalde de turno los convirtió en suelo urbanizable.

¿Que hay detrás del macroproyecto de sinoísta que odia a los sindicatos, que ama y proclama el liberalismo, que no acepta que el presidente de los Astados Unidos sea un hombre de raza negra?

Es una pregunta difícil de contestar en unas líneas pero, bajo mi punto de vista, se resume en dos conceptos: pelotazo de recalificación y subida de acciones por un lado y ganas de haber encontrado unos pardillos que acepten todas sus exigencias para llevárselo calentito por la otra parte.

Detrás de este proyecto fantasma y de fantasmas hay toda una historia de recalificaciones, de una empresa que, estando al borde de la quiebra, duplica el valor de sus acciones cuando se empieza a rumorear el destino final del negocio Adelson. Detrás de este pelotazo, que casualidad, está un tal Arnáiz que es el que ha realizado todos los proyectos recalificadores de todos los ay-untamientos con desgobiernos peperos de la zona y que ya fue sentado en el banquillo por asesorar a propietarios cuyos terrenos recalificaba a petición de los ay-untamientos peperos.

Recomiendo la lectura de este artículo de Kaos en la red, dónde se explican con pelos y señales toda esta trama.

Pero de todo esto, lo que realmente me preocupa, no es Adelson, ni siquiera el peligroso Presidente de la Comunidad de Madrid, ni el zascandil alcalde de Alcorcón ni todos los mentirosos miembros del Partido Pasusnegocios. Lo que más me preocupa es que, en dos días se hayan recogido más de 12.000 currículums en el Ay-untamiento de Alcorcón, que al parecer ahora hace de agencia de colocación de una entidad privada, y que en una encuesta a pie de calle de la radio anuncio y de la sexta, tres de cada cuatro apostillaran convencidos que este tipejo que está siendo investigado por corrupción para obtener las licencias de sus casinos chinos, vaya a crear 250.000 puestos de trabajo. Y sobre todo que crean que les van a pagar un par de miles de euros al mes, cuando este pollo odia a los sindicatos, al sindicalismo y a todo aquello que huela a reivindicación laboral.

Algunos, no sólo creen en los reyes magos, también creen en los ángeles, en la vida eterna y en que PP es igual a prosperidad y trabajo. Aunque en un año hayan destruido ellos solitos casi un millón de empleos y hayan rebajado el nivel salarial al año 1980.

Como colofón, me ha gustado tanto este vídeo de vavagate en el blog de Rosa Mª Artal que se lo he copiado:

Anuncios