Impunidad e idiocia

Ayer nos levantábamos de nuevo con la noticia de que, los que se financian irregularmente (según el fiscal), preparan un nuevo ataque económico contra los funcionarios catalanes (y cuando las barbas de tu vecino veas pelar,…). Cuando el tonto no sabe que hacer, siempre tira por el mismo camino. Da igual que la caída del PIB en 2 décimas en cuarto trimestre de 2012, respecto al trimestre anterior sea consecuencia casi exclusiva de la retirada de la paga extra a los funcionarios y su consiguiente relación con la bajada de salarios en la privada.

Ayer también supimos que Alemania ha entrado en barrena y su PIB ha caído seis décimas, que Francia ya ha aseverado que no podrá cumplir el déficit del 3% (a lo peor ahora la pomfret les sugiere que pidan el rescate), y que toda la UE está ya en recesión.

La humanidad está empezando a tomar un camino sin retorno. Gobiernos que pertenecen a oscuros clubs selectos en los que se decide quién, cuándo y como serán los siguientes en conocer las sensaciones del hambre. Gobiernos llenos de corrupción que le quitan el pan, el trabajo y los derechos a las personas. Medidas generales encaminadas a que las personas dejen de serlo y se conviertan en siervos. Impunidad total para ciertas castas o élites y sobre todo para multinacionales y empresarios sin escrúpulos…

Hasta tal punto llega la impunidad que nuestra salud está empezando a correr serio peligro y no sólo porque esté muriendo gente por la imposibilidad del acceso a la sanidad, sino porque nos están envenenando poco a poco. Los transgénicos, las lacas para que la fruta madure y tenga buen color, carne de caballo camuflada como buey, perros enfermos que sirven de pienso para criar herbívoros (al parecer ya se han olvidado de las vacas locas), deshechos de pollo y cerdo como pienso para los peces, cerezas en invierno, cientos de colorantes artificiales, hortalizas irradiadas para evitar que germinen, etc, etc, etc.

Y sin embargo, la mayor parte de la población permanece impasible, como si no fuera con ellos. Sirva como ejemplo que, ni siquiera los días cercanos a Nochebuena, cuando se consumaba la eliminación de nuestra paga extra, mis compañeros de trabajo (compañeros por llamarles algo) se adhirieron a las concentraciones a las puertas de nuestro centro de trabajo. Paseaban indiferentes y nos miraban con esa mirada que se les echa a los excéntricos mientras se dirigían a tomar su cafelito o a buscar regalos de navidad.

La TV, la radio y los panfletos que dicen ser prensa escrita, nos han sorbido el sexo. Actuamos como verdaderos zombis. Y no es una metáfora. En Montana unos hackers sobrepusieron un rótulo en las imágenes de la TV anunciando un ataque Zombi y lo más preocupante es que ele pánico se apoderó de la población. ¡Zombis! Por dios.

La idiotez se extiende como una gran epidemia. Y la idiotez lleva al conformismo y el conformismo, a la involución.

Anuncios

21 comentarios en “Impunidad e idiocia

  1. Pues sí, en esas estamos.
    Nos conformamos con lo que hay, creemos lo que queremos creer. No somos capaces de mirar atrás y comprobar qué camino estamos recorriendo.
    La magia, los dioses o la suerte nos sacarán del pozo.

    Salud y República

  2. No cabe duda de que, al margen de la ingente cantidad de personas que no se enteran (o no se quieren enterar) de lo que nos está pasando -lo que tu llamas la idiocia-, hay cosas que están cambiando.

    Carlos Elordi, en su columna de ayer, se preguntaba si el capitalismo empieza a ceder terreno… “ideológico”. Y, aunque se contesta que tal cosa sería ilusoria creersela, señala que en Davos, dónde se reunen los ricos para señalar caminos (para sus intereses, claro) han comenzado a plantear la posibilidad de que sean los Estados quienes instrumentalicen la corrección de las tremendas desigualdades y el paro “dirigiendo la economía”, matiz impensable hasta antes de ayer mismo. Que nada menos que Lagarde, actual directora del FMI, nada sospechosa precisamente de izquierdismo sino todo lo contrario, mencione y reconozca las excelencias de la negociación colectiva y de la necesidad de un salario mínimo indispensable, nos confirma que se empiezan a plantear cosas que no podíamos imaginar en semejantes foros para los del 1%.

    Pero no nos engañemos: si hablan de todo eso no es por otra cosa que no esté relacionada con un estallido social de proporciones incontrolables. Esa, y no otra, es la auténtica razón de que pudieran dar marcha atrás.

    A nivel doméstico, más de lo mismo. Admitir a trámite, a regañadientes, la ILP de los Desahucios no tiene detrás nada distinto al temor al estallido. El miedo, pienso que ha empezado a cambiar de bando. Saben que están completamente en entre dicho. Que no es sólo un melón o dos o trés los que están abiertos, sino todo el melonar al completo. La indignación crece y va en aumento. Es metafórico lo ocurrido con el desalojo y las formas del Presidente del Congreso el día de la aprobación de la toma en consideración de la ILP de la plataforma antidesahucios. Y elocuente lo de la comparecencia “top secret” de Draghi en una Cámara con inhibidores de frecuencia.

    La calle y la presión, aquí y en cualquier parte, serán los instrumentos que propicien los cambios o que frenen los despropósitos. Sólo una ciudadanía implicada masivamente en la resolución de nuestros asuntos conseguirá la soberanía que sólo se le atribuye formalmente.

    Presión y caña, mucha caña.

    • La pieza clave es esta que tu has comentado:

      “Pero no nos engañemos: si hablan de todo eso no es por otra cosa que no esté relacionada con un estallido social de proporciones incontrolables. Esa, y no otra, es la auténtica razón de que pudieran dar marcha atrás”

      Y si dejamos que nos contenten con migajas, nunca pasará nada.

    • Dicho mal y pronto… JO DER QUE COMENTARIO MAS GRANDE. Ayer hablé esto mismo con dos amigos de la asociación de vecinos donde colaboro, pero peor explicado, cuando hablo no sé poner las ideas en orden antes de empezar.

  3. Por esa razón, Cele, finalizo el comentario con “Presión, caña y mucha caña” Porque ese, y no otro es el lenguaje que pueden entender.

    Por cierto, acabo de descubrir este artículo reción colgado de Javier Gallego, @carnecrudaradio, que incide en lo que decimos. Su lectura es algo que recomiendo encarecidamente:

    http://www.eldiario.es/zonacritica/Elogio-sociedad-civil_6_101549851.html

    Persistir tenazmente en la lucha y recuperar los espacios cedidos, en exclusiva, a los políticos.

  4. “La humanidad está empezando a tomar un camino sin retorno”.
    En total acuerdo
    Ya estamos informados, corruptos y corruptores señalados solo falta que los consentidores reaccionen como deben y paremos el deseo de unos cuantos de instalar populismo o generales.
    Que mañana se llenen las calles y como dices “que no nos contenten con migajas”

    • Vaya, no había caido. Ya vendrá, aún es temprano. Gracias Narbona por acercarme a Javier Gallego. Estás en todo amigo. Salud y Revolución.

  5. Siguiendo la recomendación de Narbona, he leido el magnifico articulo de Javier Gallego, a los que por otra parte ya nos tiene acostumbrado, y copio a continuación el comentario que en el mismo hago en espera de que le echéis un vistazo, compañeros.#14 Pacorbe | 15/02/2013 – 15:58h
    Me duele mucho no participar del optimismo que veo en el articulo y en los comentarios al mismo. Y es por la experiencia por la que ya nos tiene acostumbrados y nos ha hecho pasar el partido del trinque mayormente y, de otros en menor medida. Estamos ante un estado aparentemente democrático, pero es un espejismo, pues nos van pasando cosas cada vez más escandalosas, y ésto en lugar de cambiar, va empeorando. Trato de explicarme: Vivimos unos tiempos en que cada dia nos encontramos con noticias muy impactantes, relacionadas principalmente con el trinque, con el meter la mano en la caja de esa dicha “sociedad civil” y van pasando una tras otra, sin que a ninguna se le ponga realmente remedio, de tal forma que como cada acontecer que viene es mas escandaloso que el anterior, el nuevo va borrando al viejo, el de ayer lo tapa el de hoy y así nos vamos olvidando de todos- Y eso es lo que ellos buscan y consiguen, que olvidemos los escándalos aprisa y sin reaccionar. Lo último donde nos quieren engañar es en la ILP que nos hacen ver como una victoria de la “sociedad civil” (Ada Colau y 50 más no nos engañemos)el tramitar dicha ley en el congreso, pero es un tanto que de momento les vale al gobierno porque la impresión es que “ceden” pero la realidad será cuando pasen el rodillo en la tramitación. El pueblo, la SOCIEDAD CIVIL, es la que en mi opinión deberia salir a la calle en tromba para conseguir que el “miedo cambie de bando” realmente . No logro entender que haya seis millones de parados, quince mlls. de personas pasándolas canutas y que a la hora de protestar seamos dos cientos o tres cientos.Realmente sí seria posible atisbar alguna solución si tuviesemos una oposición responsable que supiese o pudiese ilusionar a los ciudadanos, que hoy por hoy no veo, quizás porque tambien se sienten con la misma culpabilidad que la tropa que nos gobierna. De todas formas, no perdamos la esperanza, pues es en lo que estan.

    • Yo no lo hubiera dicho también como tu, pacorbe. Completamente de acuerdo. Aquí salimos tres y los demás a verlas venir. Y que nos arreglen todo mientras estamos agustito en el sofá.

      Salud

Los comentarios están cerrados.