¡Va por usted, Don Manolo!

Habitualmente no traigo a este foro cosas personales (salvo mi opinión que es evidentemente subjetiva y muy personal y los temas que elijo por actualidad o porque me quiebran la conciencia).

Hoy quiero exponer una queja. Una queja que me duele y que se que me generará animadversiones e incluso abandonos de habituales. Pero si no lo digo reviento.

En estos años que llevo publicando opiniones en este foro (y en otro anterior con el mismo nombre en blogspot) creo haber dejado claro que el único requisito que sopeso a la hora de aprobar un comentario nuevo (luego se aprueban solos) es que no sea soez o no se haga para tocar los huevos (lo que en la red se llama venir de un troll). Es decir, creo haber dejado claro que la libertad es el principal leitmotiv de este foro que es vuestro.

Por eso me duele muy mucho lo sucedido ayer en el blog que Manolo Saco tiene (o eso espero aún) en eldiario.es. Estoy harto de talibanes, de hooligans de la política y sobre todo de personas que en su pensamiento único, se convierten en verdaderos fascistas. No se si de izquierdas pero si fascistas.

Los blogs son como la radio, la televisión o el cine. Si quieres los lees, los escuchas o los ves y si no, pues pasas de largo. Que uno pague por leer algo o por verlo, no le da derecho a extorsionar. ¿Qué pensaríamos de que una o varias personas, que por el hecho de ir al cine todas las semanas, le dijeran a una productora cualquiera de esas que están empezando y que se sostienen de milagro que, o le prenden fuego a la película que no les ha gustado y no dejan que ese director vuelva a dirigir en su p. vida, o no vuelven al cine?

Algo así sucedió ayer con Manolo Saco. Cientos de comentarios (a partir del 138, dejaron de “salir”) al parecer amenazantes con dejar de pagar los cinco euros mensuales de cuota, debieron llevar a Nacho Escolar al error de “darle un toque” a Don Manolo. Y este, bregado en muchas batallas, agarró la montera y saliendo por la puerta grande, dijo que se cortaba la coleta.

Escribo estas líneas desde las entrañas. Porque Manolo es amigo y sobre todo maestro. En su blog de Público “Fuego Amigo” creó una verdadera familia. Allí conocí gente maravillosa, como Donato, Carmen, Joaquim, Antoñito, Spaanjard, Mercedes, José Gabriel, Octavio, Patricia, Rafael, mi querido Sebastián (q.e.d) y otros muchos con los que compartí mesa, mantel y muchas experiencias que aún hoy mantengo en el recuerdo.

Con Manolo tuve alguna que otra trifulca, porque Manolo es un tipo, como he dicho antes, bregado en muchas horas de tinta y papel. Tantas que su ironía es difícil de “localizar” para un neófito o para alguien no acostumbrado a sus escritos. Él, me enseñó que la verdad sólo es nuestra verdad y que la libertad está por encima de cualquier otra cosa. La libertad y la tolerancia con el que opina distinto.

Que uno escriba un artículo y le pongan a caldo, no es novedad ni preocupante. Los que cobran por ello, va en el sueldo, y los que como yo somos totalmente amateurs (tanto que la publicidad que me habéis advertido alguno de vosotros que hay al pie de cada artículo y que a mi no me enseñan, es para sufragar el alojamiento gratuito que wordpress me presta), pues está en el juego de la escritura y de que te lean. En mi caso, escribo para “provocar” y hacer que los lectores presenten diferentes puntos de vista, porque de la discusión y el debate, se saca la enseñanza. Pero una cosa es el disentimiento, la tensión y el expresar un punto de vista totalmente opuesto al autor del artículo, y otra muy distinta creer que uno está en posesión de la única verdad y que los puntos de vista de los demás son tan equivocados que procede mandar quejas al director del diario para que reprenda y reprima al escritor.

El artículo que escribió ayer Manolo, no estaba en mi sintonía. Pero si uno lo lee detenidamente no dice nada que objetivamente no sea verdad. Decir que la muerte de Chavez se parece en muchos aspectos a la de Franco o a la de Kim Jong-il, no es mentira en cierto sentido. Y creer que uno es tan de izquierdas que no puede soportar que alguien discuta que Chavez también tuvo sombras, es sobre todo hooliganismo político, fascismo y falta de tolerancia.

Yo, que en mis tiempos jóvenes viajé a la Rumanía de Ceaceascu a experimentar el comunismo in situ, salí escaldado para toda la vida y harto de dictadores, de gente que siempre cree llevar razón y de los que creen que para afianzar sus ideas debe encarcelar a los que no piensan como él (o quitarles la columna). Mis ideas de igualdad, prosperidad, reparto de la riqueza, solidaridad, derechos, sostenibilidad de la naturaleza, ecología y consumo responsable, no han variado con el tiempo. Pero si el concepto de libertad y el del respeto al distinto. Y me da mucha más rabia que los que se creen en el uso exclusivo de la verdad sean combatientes virtuales y no muevan ni un sólo pelo en su lucha contra los que nos están robando la vida, que Don Manolo se vuelva a sus quehaceres diarios de su Ourense natal.

Foto: De otro de los amigos de “Fuego amigo” TT

Anuncios

22 comentarios en “¡Va por usted, Don Manolo!

  1. Bona nit
    Ostras, me he emocionado con lo que has escrito, porque básicamente pienso lo que tu, pero tu lo escribes mejor que yo.
    No me hice socio de El diario , no por lo cinco euros, si no porque soy contrario a dar números de tarjeta por internet ( manías que tiene uno), pero ahora me da la sansación de que no me equivoque.
    Si han dado un toque a manolo por lo que ha escrito, me da que dejare de leerlos.
    Lo siento pero es mi pensamiento, y pienso que la libertad de expresión que proclama en su comentario, es la correcta.
    Disfruta/emos de esta triste noche ( es la tercera vez que lo digo), en la que los intereses han vuelto a cortar la libertad de opinar

    • Yo no me hice socio, porque no puedo. Tengo mucho respeto por Nacho Escolar que además de paisano es un tipo emprendedor y estupendo. No puedo creer que le diera “un toque” a Manolo, aunque nunca se sabe porque la libertad siempre choca con el capitalismo. Sólo espero que Manolo reconsidere ssu postura.

      Salud, amigo.

  2. Con lo bonito y útil que es discrepar y que sólo pensemos en imponer nuestros criterios mediante el engaño o el abuso de posiciones dominantes.

    Existe el derecho a la libertad de expresión, pero hay mucho descerebrado que amparándose en él lo utiliza precisamente para prostituirlo. Y lo que más me duele es que lo hagan gente que presumen de ser la esencia de la izquierda. ¡Qué nivel!

    Yo soy de izquierdas, consciente de lo importante que es la emancipación del ser humano, pero también muy consciente de lo difícil que es que calen los pensamientos de los grandes intelectuales críticos en las masas pues éstos no se adquieren en el sistema educativo ni en la socialización de la vida cotidiana. Por lo tanto adquirir esa emancipación de la conciencia es un proceso duro por el esfuerzo intelectual que supone y por que te enfrentas al sistema que termina estigmatizándote de trasnochado iluminado, por decir algo suave.

    Celemín, una vez más, gracias por este espacio de libertad que magistralmente gestionas, un fuerte abrazo a Manolo y seguid en la brecha que sois muy necesarios.

    Escolar: tienes un medio con grandes firmas, no dejes que te lo estropeen. Esos que amenazan con abandonar porque no admiten opiniones o ideas que no comparten deja que se marchen, la verdad no la tienen ellos, es un camino que surge del debate permanente de las ideas, no dejes que te desvíen de ese camino. A veces resulta muy asqueroso estar en un medio progresista, de libertad, y encontrar ciertos comentarios que atentan contra la libertad.

    Salud amigos.

    • Como siempre amigo, es un placer leer lo que expones. No por estar o no de acuerdo con ello (te confieso que hay algunos días en que no lo estoy) sino porque expresas coherentemente lo que piensas y porque además lo haces bien. En este caso además, suscribo totalmente tus palabras, tanto las dirigidas a Manolo como las que van a Nacho Escolar, que aunque no creo que se pase por aquí, a lo mejor, alguien se las cuenta. Ayer le dirigí un twit porque no había forma de contactar con el defensor del diario, y me aseguró que hará lo posible porque Manolo siga. Sólo espero que lo posible no sólo sean palabras huecas.

      Salud, amigo.

      • No te imaginas lo que uno aprende en esta casa y en buena parte se debe a que impera el respeto y la libertad de opinión.

        Las discrepancias me remueven las neuronas y eso es sanísimo por que muchas veces me abren los ojos. Es de lo que se trata.

        Buen trabajo, amigo.

  3. Quiero pensar que tendremos que morir todos nosotros para que venga después una generación que lea los libros sin hacerlos propios. Me cuesta, porque no veo síntomas de cambio a mejor. Si nos apropiamos de Marx y le arrimamos a nuestro ascua ya no será Marx, será (en mi caso) spanjaarmarx y tendrá mis filtros. En lugar de hacer de nuestros pensamientos espacios más amplios y dudar siempre, estamos haciendo lo contrario. Seguimos como en el treintayuno. Nos contestan como en el treintayséis y nos extraña.
    El asunto es que luego queremos aprender de la educación en Finlandia, de la razonabilidad de los capitalistas bávaros, y nos tiramos de los pelos porque aquí… Pero lo que ocurre aquí ‘lo ocurrimos’ nosotros.
    Quizá ser ibero es más complejo de lo que parece. Pongámoslo como una de las causas de nuestros males del siglo XX. En fin, no sé muy bien qué decir. Lo has expresado tu mucho mejor, Celemin amigo.
    Sigo a cuadros, si ha sido todo un ‘toque editorial’.

    • ¡Ojala nuestra educación fuera la finlandesa y nuestra tradición la bávara! Aquí amigo, la listeza, la intransigencia y la cerrazón nos viene de serie.
      Siempre es un placer leerte, amigo hispanoholandés.

  4. Quizá sea aventurado por mi parte el aportar un comentario no habiendo leído el artículo que citas, aunque sí otros en papel y en la red que hablaban sobre Chávez. Habiendo sido, como creo -y sin más fundamento que lo leído y visto ocasionalmente en la televisión-, un personaje de luces y sombras, es posible que nunca nada sobre él suscite una opinión unánime y totalmente objetiva (¿existe algo así?).
    Pero de lo que tu hablas es de libertad, y la defensa que haces es, justamente, de eso; y aún mencionando al amigo desde la amistad y la discrepancia -¡Cómo no si de opiniones y de coherencia se trata!-, resaltando algo muy común en nuestra educación, que es la de tomar como ofensa una opinión contraria, asimilándola a un casus belli que desencadena acciones punitivas, pues no otra cosa es el presionar o amenazar con retirar las aportaciones voluntarias de cinco o más euros para coartar la libertad de expresión de otros.
    Si la lectura de tu artículo de hoy anima a escribir es, para mí, por destacar lo que en sí atrae y “fideliza”(perdona por el palabro) a tu sitio, que es la coherencia que lo preside y la no disimulada presencia del sentimiento, eso inseparable de las ideas que, seguro, hace arriesgar a veces incluso una economía familiar en la que nada sobra por ayudar a otros. Y también la libertad, pues estos sicarios locales hacen más que multar: detienen, encarcelan, difaman y matan.
    Y no sólo destacas el valor y lo cuestionable y discutible de las opiniones -subjetivas por más documentadas que estén-, sino porque terminas resaltando que nos vamos por las ramas, que podemos mostrarnos muy beligerantes desde el sillón, que no nos comprometemos contra lo que verdaderamente nos está hundiendo cada vez más, haciendo el juego al verdadero enemigo; ese claramente identificado, tan fuertemente arbitrario y cruel que condiciona hasta tus pensamientos. Posiblemente ese mismo contra el que se oponía el denostado por muchos presidente Chávez.
    Saludos. jcp

    • NO sé que decirte amigo, aparte de que la libertad debe estar siempre por encima y de que me siento algado por tus palabras.
      La opinión es solo eso: OPINION. Y si uno tiene claro que lo que uno opina es unicamente una parte de la verdad, como dice el amigo Luis, filtrada por nuestras neuronas, pues lo demás viene sólo. Lo único que me molesta ami, particularmente es meter opinión como noticia. Es decir dar gato por liebre. Cuando uno opina confundiendo a la gente con que tu subjetividad es lo que importa de la noticia, entonces estamos manipulando y confundiendo. Mientras la opinión quede clara lo que es, todo es valorable y de todo se aprende.

      Salud, amigo y gracias

  5. Estoy bastante de acuerdo con lo que expresa Spanjaard. En cuanto al “chantaje” de los socios, tú Celemín lo has contado muy bien con el ejemplo del cine. Uno va analizando los detalles y puntos de vista y nos damos cuenta que por muchos ideales revolucionarios que tengamos, no somos capaces de sacudirnos los vicios de este puto sistema en el que hemos sido educad@s. Y lo que es más triste, a otr@s se les ha olvidado por completo que la auténtica revolución empieza por uno mism@.

    • Si, parece que, algunos cuando tienen algo de poder, se convierten en todo aquello que dicen odiar del capitalismo y del fascismo.
      La tolerancia se genera a base de la educación y la cultura (ambiental). Y la nuestra de curas, oscurantismo y negar lo evidente, parece que nos pasa factura. No hay nada más que fijarse en el entorno: Inglaterra, por mentir en algo tan banal para nosotros como quién conducía un coche con exceso de velocidad, 8 meses de cárcel y dimisión. Aquí por amasar 22 millones de euros cuando menos de forma oscura, por mentir descaradamente sobre actos con consecuencias políticas y por no decir nunca una verdad, 10 millones de votos.

  6. No sé porqué pero creo que la decisión de Manolo no viene de un toque de la dirección sino que ha sido una reacción ante los comentaristas. Desconozco a este escritor pero tiene pinta de que es muy amigo de la ironía. Quizás ante la avalancha de ayer lo mejor sea dejar pasar un par de días a que las cosas vuelvan a su cauce.

    • Manolo Saco es un auténtico maestro de la ironía escrita, Gaizko. Donato, Luis o Rafael que eran también habituales en “fuego amigo”, lo pueden contrastar.

  7. Sí, ha sido un asqueroso caso de censura ejercido contra un disidente, la cuestión es que lo han insultado con lo de prepararse el hueco en Prisa, y con el chantaje de darse de baja del diario.es, y mi pregunta es que hubiera pasado con un disidente en una asamblea pública, ¿lo hubieran golpeado?. Los peores tics de un pasado que yo llamaría estalinista. Muchp miedo y rechazo me dan esos compañeros de viaje.
    Salud

  8. La censura y el dinero han vuelto a ganar a la libertad de opinión. Me produce desasosiego y rabia
    Dice el maestro en su despedida:
    “A muchos de ellos les he leído, entre líneas, que un periódico que me mantiene a mí como columnista “ya no es su periódico”, que se habían equivocado. Y es verdad. Se habían equivocado. Uno necesita el bálsamo de la prensa amiga, y mucho más si la financia con su esfuerzo, como un lugar refugio donde confirmar a diario sus ideas vitales, sin agresiones ideológicas”.
    Demuestra ser respetuoso y muy generoso.
    Ojalá no nos castigue demasiado tiempo y vuelva a reaparecer

  9. Como indica Red, no imaginas la cantidad de neuronas que remueve entrar en tu sitio, Cele. Aunque Saco ha sido un referente para mi, dejé de seguirle un poco la pista cuando Público se vino abajo. Ahora, en eldiario.es, pero no del modo de antes. No por nada. Afortunadamente hay mucha más gente que te remueve las neuronas. Si no es por ti, tal vez incluso hubiera pasado desapercibido el artículo de la polémica. Y también aquello que la originó en el fondo de todo: Chávez.

    Siempre he imaginado la realidad como algo similar a un gran cuadro colgado en un lugar dónde la luz no es precisamente lo que le acompaña. Y al que cada cual enfoca e ilumina con su respectiva linterna llevando luz a la parte del mismo que descubre, le apetece, o interesa destacar. Todo punto iluminado es parte de la realidad. Pero… no es TODA la realidad.

    Por lo que, retomando el artículo de la discordia, puedo decir como tú, que en líneas generales no me ha gustado. Me choca. Como puede –y esto es lo que creo que sucedió- que le haya chocado a los comentaristas parroquianos de izquierda, que no esperaban que un articulista desluzca (y de la manera en que lo hizo) otras partes que también forman el componente del cuadro total venezolano. Porque para eso ya están los demás medios pro-sistema. Es lo que tiene la izquierda. Que en esencia es búsqueda, ganas de superar lo insoportable, lo que está mal, cambiar, en definitiva. Progresar. El sistema, contrariamente, es simple y llanamente un conjunto de intereses que se machihembran sin ningún empacho ni dudas existenciales.

    Todo portador de focos tiene derecho a iluminar. Nadie sobra. Y habría que recordar que Manolo titulaba su columna “Fuego amigo”. Metafórico, ¿no? Tampoco sobran sus incomodados comentaristas, cargados de sus propias razones y tan válidas como las del articulista.

    Reproducir tus palabras, “…me enseñó que la verdad es sólo nuestra verdad y que la libertad está por encima de cualquier otra cosa. La libertad y la tolerancia con el que opina distinto” me hace pensar, por eso de que la realidad es subjetiva, que los venezolanos tienen derecho a interpretarla, como los cubanos, nicaragüenses, bolivianos, ecuatorianos, colombianos, peruanos, chilenos o argentinos.

    Para quien quiera tomar en consideración “otras linternas” con las que enfocar el objeto del artículo de Saco, muy pedagógicas desde mi punto de vista, dejo estos enlaces:

    La demonización de Chávez http://bit.ly/XqfmQs Viçenc Navarro
    Euronarcisismo en la muerte de Hugo Chávez http://bit.ly/ZknFt2 Carlos Carnicero
    Chávez, legado de dignidad para America Latina http://bit.ly/16qdUi5 Juan Carlos Monedero
    Lo que hizo el demonio Chávez y lo que debió hacer http://bit.ly/W7SraG Juan Torres López

    Como siempre, estupendo, Cele.
    Un saludo a todos, amigos.

    • Yo no entro en el fondo del artículo que ya dije no estaba en mi sintonía. Entro en el chantaje a Nacho Escolar de que o le echaba o dejaban de aportar los cinco euros. Eso amigo mío es chantaje venga de donde venga.
      De todas formas, como siempre es un placer leerte y sobre todo leer la documentación que aportas.
      Un palcer amigo teneerte aquí.

  10. Cierto. Había olvidado ese punto. De acuerdo contigo. Cuando uno no sintoniza con alguien o un medio, lo deja o cambia de canal (a pesar de que éstos andan bastante sesgados, y escorados hacia el sistema mayoritariamente). El lujo de nuestro tiempo es que podemos dirigirnos al autor de un artículo públicamente disintiendo con él o apostillandole.

    Pero jamás se me ocurriría meter -en este caso a Nacho Escolar- presión y chantaje para que el articulista, de alguna forma, se autocensure.

    Gracias a ti por tu estimulante ágora, amigo.

Los comentarios están cerrados.