¿Traspasar la línea roja?

Durante la guerra del Vietnam, los americanos se quejaban de que los vietnamitas hacían guerra sucia porque instalaban altavoces en los árboles o dejaban cientos de octavillas clavadas en senderos y rutas con la imagen de una calavera. Mientras, los americanos arrojaban cientos de kilos de Napalm contra la selva y todo lo que allí viviera.

La propaganda americana hablaba de las maldades y de las horribles torturas de los Vietcom mientras obviaban los cientos de miles de muertos, heridos y destrozados por el Napalm.

Durante los últimos días, hemos venido observando un ataque propagandístico propio de la guerra en la que estamos inmersos. Se intenta criminalizar los actos de presión sobre los políticos sacando imágenes y sonidos en los que se les llama criminales a alguno de ellos como al peligroso meapilas, faraón y endeudador de Madrid, mientras se obvia que, con sus decisiones y sus comportamientos son cómplices de las muertes por suicido y de los cientos de personas que excluyen de la sociedad al dejarles sin vivienda.

Amenazan, como el viernes la vicepresidenta del Desgobierno, porque dicen que los ciudadanos no tienen derecho legal a acudir a los domicilios y lugares de trabajo a protestar y a hacerse oír ante los que dicen ser sus representantes pero que en realidad sólo se representan a ellos mismos y a bancos, empresarios y sistemas de extorsión en general. Además hablan de cruzar líneas rojas. Unas líneas que ellos ya dejaron atrás hace demasiado tiempo. Cruzaron la línea cuando llevan legislando un año y pico a base de Decreto, pasando olímpicamente del parlamento. Cruzaron la línea cuando en uno de esos decretos, dinamitaron las relaciones patrón-trabajador haciendo de este último un mueble más de la empresa. Un mueble que se puede tirar a la basura cuando el empresario estima oportuno. Ese decreto de reforma laboral ha dejado en la calle a casi un millón de españoles y ha rebajado el salario medio hasta caer a cifras de los primeros años ochenta. Dinamitan la línea todos los días cuando abusan de la confianza que les dieron los ciudadanos. En Salamanca expedientan a bomberos porque protestan porque el ayuntamiento y la diputación (en manos del partido pasusnegocios) se ha gastado un millón de euros en una torre de fuego que funciona de la misma manera que antes de la reforma. En Galicia se gastan 70.000 € en asesores para quitarnos a todos una autovía que ahora pasará a manos de algún amiguete. En mi empresa pública, ha traído decenas de asesores con sueldos cercanos a los 100.000 euros años, mientras otros tantos trabajadores de la casa que hasta ahora ocupaban esos puestos son relegados a jugar al Bubble. La línea roja se quebró cuando dejaron que la gente muera por vivir en un pueblo al que le han quitado las urgencias nocturnas. La linea roja fue cruzada cuando han convertido la educación pública en corrales para niños, masacrando a profesores, padres y alumnos. La línea roja se traspasa diariamente cuando se usa a la policía y a la guardia civil como seguratas. Cuando el subdelegado del gobierno en Pontevedra se pone al frente de la policía para evitar que los timados por las preferentes se manifestaran en los alrededores del congreso provincial del Partido Pasusnegocios. La línea roja se cruzó de nuevo el viernes cuando en el consejo del desgobierno se perpetra el engaño de las preferentes al convertir a los timados en accionistas obligatorios de Bankia. Acciones que no valen absolutamente nada porque nadie quiere comprarlas. La línea roja ya no existe. Ellos no escuchan a nadie. Ellos hacen todo aquello que sólo les beneficia a ellos y a los coyotes que defienden. ¿Es democrático, legal y sobre todo aceptable que el presidente del Gobierno llame al CGPJ para evitar que el el caso Bárcenas y con él, la Gürtel, acabe en manos de un juez que ya demostró en el 11-M no aceptar presiones del bando pepero?

Están rellenando muchas papeletas para una rebelión sangrienta. Y hasta es posible que lo hagan conscientemente. Pero la violencia nunca acaba como uno lo ha preparado y es muy posible que, aunque ganaran la partida, alguno de ellos acabe colgado en la vía pública.

Anuncios

18 comentarios en “¿Traspasar la línea roja?

  1. Buenas noches. Gracias Cele. Llevo mucho tiempo insistiendo que están provocando revueltas conscientemente, que son maestros en el uso del cinismo, que de tontos no tienen un solo pelo. Tanto despropósito y con esta candencia es matemáticamente imposible que sea fruto del azar. Leerte coincidir con mi punto de vista me alegra.

    • Tenemos más puntos en común que lo contrario amigo Gaizko. Y estar siempre de acuerdo nos llevaría a no aprender nunca nada.

      Salud, amigo.

  2. Buenas noches, amigos.

    El artículo, perfecto, Cele. Una magnifica enumeración de las lineas rojas que se han saltado a la torera y la criminalización a la PAH y a los estafados por preferentes por el solo hecho de defenderse y exigir lo propio, robado previamente.

    Estos del PP nos tienen acostumbrados a actitudes de barbarie que están exigiendo desde hace tiempo una reacción menos pacífica que lo hecho hasta el presente. Pero me indigna más lo que veo en el PSOE. Rubalcaba le da poderes a lo grande a Valenciano, y en la entrevista que le han hecho en El País de hoy se nos muestra la moza más chula que un ocho y hablando del ACOSO de la PAH. ¿Puede un partido que dice ser heredero del ideario de Pablo Iglesias (Elenita se ha hecho una foto al lado del busto del fundador) ser tan cretinamente de derechas y tener a gente tan inepta, incapaz y tan inútil?

    Del PP se espera todo. Pero estos que tantos años me han tenido engañada (la culpa, mía, por crédula) y que ”son” el primer partido de la oposición, ¿tienen derecho a expresarse así, negar la democracia interna y seguir despreciando a la ciudadanía?

    Es de necesidad ya que el pueblo entero nos levantemos. Como pacíficamente nada se puede resolver y aún nos tratan de criminales, pues habrá que darles la razón e ir por todas.

    Un abrazo.

  3. Mi muy estimado amigo. Y te has quedado cortísimo. Yo es que no escribo mucho, porque acierto solo a blasfemar y a ciscarme en todos ellos, sus muertos y sus descendientes. No hay vituperos, ni calificativos, ni definición posible para estos en la lengua castellana. ¡Y ya es completa en estos asuntos. Eh!
    Salud.

  4. Pingback: ¿Traspasar la línea roja? | La Tronera de Celemín en WordPress.com | EL TÁBANO
  5. Pasar la línea roja se convirtió en deporte nacional desde aquel 11 de mayo de 2010. El PSOE la revasó y se llevó la correspondiente hostia democrática y con ella, ignorantes nosotros, le dimos una brocha y un bote de pintura roja al PP para que pusieran la línea donde quisieran a base de decretazos.

    Cada vez están pintando círculos rojos más estrechos y está llegando el momento en que la gente se ahoga en su interior. O le dan al pueblo la brocha y la pintura ya o terminaremos manchados de rojo todos… menos aquellos que pagan la pintura y la brocha (con dinero de todos), como siempre.

    Dentro del PSOE hace falta mucho aguarrás para disolver los grumos de neoliberalismo acumulados en su cúpula. Si desde dentro de las instituciones no empiezan a reaccionar con fuerza, con la fuerza del pueblo, esto estalla. Señores “representantes”, ustedes mismos.

    Salud.

  6. Sigo insistiendo que el PSOE se convirtió a la religión verdadera y única del neoliberalismo en el momento que González dimitió y en lugar de echarle a patadas le fueron llorando para que volviera. Los militantes deberían preguntarle a él cual fue el trato llevado a cabo con los americanos tras la muerte de Franco. Del partido e ideales que fundó Pablo Iglesias sólo quedan las siglas y unos pocos militantes. Porque esa es otra. Es este país, hay mucho aburguesado “rojillo” de domingo. Es decir que, es muy progre de boquilla, pero a la hora de la verdad son más españolistas que los de fuerza nueva, más sectarios que los de intereconomía y más rancios que los propios obispos. Y eso es algo con lo que debiéramos contar.
    Que PSOE y PP coincidan en criminalizar los actos de protesta contra aquellos que dicen ser representantes del pueblo, sólo puede llevar a una conclusión: si les molesta es que vamos por el buen camino.

    Salud ¡Que falta nos va a hacer!

  7. Intencionadamente venía a incidir con más argumentos para la reflexión sobre el asunto de los escraches, cuando me encuentro con este artículo estupendo sobre lo mismo. Bien relatado, Cele, el historial de líneas rojas que se han pasado por la entrepierna.

    ¿Es legítimo “acosar” a los reponsables de la crisis? -se pregunta Carlos Carnicero en su artículo de ayer domingo y cuyo enlace os dejo. Termina así:

    “Quienes se favorecen de la desgracia ajena deben saber que su estatus no es eterno. Y deben estar dispuestos a aguantar la pacífica indignación de sus víctimas. Tal vez, en tiempos de crisis, tendría éxito organizar tours por las mansiones de los banqueros para que sintieran el aliento de una calle que esquivan con sus blindajes.”

    Salud.
    http://ccarnicero.com/2013/03/24/es-legitimo-acosar-los-responsables-de-la-crisis/#more-6029

  8. Respecto a lo que apuntais sobre el “principal partido de la oposición”, suscribo todos y cada uno de los comentarios de María Dolores, Cele y Red. Hay momentos profundamente demoledores que supongo compartís. Uno, cuando vi a Zapatero y a su ministra de economía yendo a la City a “dar explicaciones” sobre las cuentas del Estado. Estupefacción para todos cuantos nos dimos cuenta de que el el poder no lo ostenta aquellos a quienes elegimos, sino los dueños de la economía. Otro, aquel mes de Mayo en el que alguien dio un puñetazo en la mesa y nuestro presidente en lugar de decir que la política a la que le obligaban no era ni aceptable ni digerible -y dimitir dignamente, si acaso-, se puso manos a la tarea de llevarla a cabo.
    A partir de ahí, todos los melones se fueron abriendo. Todo el decorado, ese que llaman “la cultura de la Transición”, quedó al descubierto. Y con sus revelación, la mirada atrás era obligada. Y empezando a atar cabos, todas las columnas en las que nos habíamos sostenidos nuestras percepciones eran papel mojado. Nos la colaron desde el minuto uno. Nos vendieron mercancía falsa. Averiada.

    La deriva continúa. “El País”, la Biblia otrora de la izquierda ayer CENSURABA un artículo de nada menos que Juan Torres Lopez.

    ¿Hasta dónde…? ¿Hasta cuando…?

    Salud, amigos.

  9. A los buenos días mientras duren…. lo digo por que de momento aunque hasta los uebos/ ovarios , aun estamos vivos nos quejamos comemos, tenemos un techo , salud….. y aun no nos molesta informarnos de lo que está ocurriendo. Esto último quizá espante mucho cuando viene de personas concienciadas, bajo mínimos y a punto de pasar la linea roja de la buena salud mental a la mala salud mental.
    Acabo de leer que el desgobierno planea eliminar el contrato indefinido y potenciar el trabajo en diferido.
    La verdad que creo que lo hacen de forma consciente ellos, los troikos, y los que les apoyan. Nunca me he fiado de los que se hacían los tontos, el tiempo me demostró que ahí estaba su fuerza.
    Disfrutemos de lo poco que nos queda pq ellos si tienen las espaldas cubiertas e irán contra nosotros sin piedad cuando consideren oportuno.
    Buen día.

    • Pues me uno a vuestra la “inquietud “y al “acojone”. Primero pensé que era algo conspiranoico pero cuando un amigo me indicó que mirara el BOE. ….ya lo vi posible y cuando comprobé que estaba firmado por Chacón me entró un cabreo monumental. Pense…. “me la han vuelto a colar” .
      Despues del día que nos ha dado la acosadora de movimientos sociales toca descansar.
      Feliz descanso

  10. Antonio Orejudo, en su artículo sobre el escrache: http://bit.ly/14pX0AW después de aclarar qué es lo que no quiere decir, se explica:

    “Estoy diciendo esto: los escraches que lleva a cabo la Plataforma de Afectados por la Hipoteca no sólo son legítimos sino saludables. Legítimos porque son una defensa —bastante inocua por cierto— frente al terrorismo de Estado. Sí, quitarle a una familia de parados su única vivienda es terrorismo de Estado.

    Y saludable porque gracias al escrache el diputado puede abandonar por un momento su urna de cristal y sentir en directo, sin intermediarios, el sufrimiento que su decisión de no modificar de arriba a abajo la ley hipotecaria provoca en la gente”.

    Artículo que he leído, por cierto, después de haber oído cómo Cifuentes, esa inagotable fuente de provocación a los ciudadanos, califica hoy a Ada Colau y a su Plataforma contra los Desahucios poco menos que de terroristas.

    Mientras Víctor Sampedro, catedrático de Comunicación Política dice también en su artículo: http://bit.ly/ZnzEnE
    “Hace décadas que los acreedores contratan a señores-del-frac que persiguen y dan escarnio público al estafador o deudor. ¿Sería tolerable que las personas ejercieran las mismas vías de presión que las sociedades mercantiles o financieras? ¿Se “toleraría” a la PAH si reclamase así el cumplimiento del contrato electoral con sus representantes? ¿Dejarían de llamarles antisociales, antipolíticos y antidemócratas?”

    Salud, amigos.

    • Pues mira, nunca había pensado en lo del Frac. Pero si los funcionarios del ayuntamiento de Madrid pueden perseguir a la Botella, si el cobrador del FRAC puede perseguir a morosos, ¿Por qué los ciudadanos no podemos hacerlo con los que no cumplen? ¿Acaso no son también deudores? (sobre todo de democracia).
      Salud

  11. El escrache es ilegal, violento y yo no querría sufrirlo. Vale. ¿Y qué?
    (Artículo de Isaac Rosa que os recomiendo igualmente)

    “Son ellos, quienes responden “¿Y qué?” los que ahora se arriesgan a sufrir un escrache más potente: el tridente político, policial y mediático que en los próximos días acosará a la PAH, la criminalizará y manipulará, y no cesará hasta ver a Ada Colau entrar esposada en la Audiencia Nacional.”

    http://www.eldiario.es/zonacritica/escrache_PAH_desahucios_6_114848532.html

Los comentarios están cerrados.