Filibusteros. ¿sicilianos?

…“Vivimos en un estado de ignorancia muy extraordinaria. Si no fuera porque hay prensa libre, que naturalmente cambia muchísimo las cosas, diríamos que estamos como cuando el franquismo nos mantenía en un estado de despiste supremo, que no teníamos ni idea de lo que se estaba tramando en ningún sitio, y cuando todos estaban permanentemente remitiéndonos a aquella vigilia que mantenía atentamente el Jefe del Estado allí: “la lucecita del Pardo nunca se apaga, alguien vela por nosotros”. …

Iñaki Gabilondo: “Lucecitas”

Esto que contaba ayer en su videoblog el maestro Iñaki, relata básicamente la coyuntura en la que malvivimos arrastrados por unos jetas que hacen del filibusterismo el leitmotiv de su día a día. Es verdad que vivimos en la más absoluta oscuridad informativa, y el bueno de Iñaki, desde su grandeza, que quizá le ha permitido siempre decir lo que pensaba y hacer lo que ha creído conveniente, cree que toda la prensa es igual y que existe la libertad. La prensa libre no existe y toda, absolutamente toda, condiciona su línea editorial y se posiciona políticamente allí dónde cree que el que pone la panoja no va a molestarse o dónde sus anunciantes no le van a abandonar. Eso para la prensa mal llamada “privada” porque para los que viven del dinero de los impuestos, en lugar de servir a quién pone la pasta (es decir el ciudadano) sirve al amo que le ha contratado (y que en el 90% de los casos lo ha hecho sabiendo de sus posiciones políticas adecuadamente adeptas al régimen).

Ayer hablábamos de esos debates que han puesto de moda a Ada Colau y a la PAH en la cadena de la basura y en la que, hasta no hace mucho, creíamos era el bastión informativo de la izquierda y que desde la fusión con la cadena del maestro de los premios literarios a la carta, se ha convertido en la casa del director de ese panfleto infame cuyo título ya lo dice todo: “La Razón”. Hasta tal punto que siempre que pongo la Sexta y hay un programa de debate, este pollo está sentado allí (¿trabaja en la Sexta o en el infame panfleto? {Quizá trabaje en los dos sitios}). Esos debates en los que el moderador corta a quién no quiere que su explicación sea clara y que provoca nerviosismo en el tertuliano corregido o dejado con la palabra en la boca, hasta el punto que a base de cortes intencionados acaba haciendo peroratas que el público no entiende, sólo benefician al caradura de turno, ya sea concejal de los trileros, ya sea director o subdirector de panfleto fascistoide. Porque éstos, maestros de la manipulación, del no dejar hablar y del populismo más rancio y rastrero, como no tienen vergüenza, no temen equivocarse. Son capaces de decir ahora blanco y dentro de dos segundos azul y al cuarto de hora negro (y encima la idicocia no se lo tiene en cuenta).

Estos debates benefician también al partido del desgobierno filibustero que puede manipular desde un segundo plano, para que se hable de lo que a ellos les interesa y no del tremendo saco de mierda en el que han vivido en los últimos cuarenta años.

Pero el oscurantismo llega a todos los niveles. Poco a poco, tornillo a tornillo, nos están cambiado el gran puente del estado hasta el punto que sólo unos pocos observadores vemos el Tocomocho y que aún una gran porción de la ciudadanía piensa que es cera y brillo. No unen conceptos: sanidad que causa muertes debido a los recortes, fracaso escolar por falta de financiación, tarifazos como el de las recetas, cierre de urgencias, desaparición del sindicalismo activo y con él de los convenios, un millón de parados en apenas un año, seis millones de pobres en el mismo tiempo, despidos, ERES, cambio de personal de la administración por adeptos al partido, asesores a millares que se llevan cien mil euros al año, recortes en dependencia, dinero a espuertas para bancos y armamento, acceso imposible a la justicia al no poder pagar las tasas, privatizaciones de servicios públicos que hasta ahora funcionaban sin coste añadido al de los propios impuestos, subidas de impuestos, bajadas estrepitosas de salarios, desaparición de subsidios mientras se incrementan las contribuciones a la patronal y a la iglesia, detenciones arbitrarias, denuncias y multas por desórdenes públicos no cometidos, acusaciones falsas de filoterrorismo, prohibiciones sin justificación, etc, etc, etc.

Ayer también, Manuel Fernández Padín, un contrabandista gallego que acabó siendo testigo protegido decía lo siguiente:

…Pero ya antes de que el Partido Popular se llamara así, ya cuando era de Alianza Popular, había una plena connivencia entre autoridades y contrabando…”

Que un dirigente político (que ha llegado hasta la presidencia de una autonomía) se haga fotos con un tipo que, cuando se hizo esas fotos, ya había sido encarcelado por contrabandista y que según el propio Manuel Fernández Padín toda Galicia sabía a qué se dedicaba el “amigo” de las fotos, dice también mucho de lo que es ese partido de filibusteros trileros que repudian lo público pero que viven a costa de lo público. Ya no sólo hay sospechas de que el negocio se haya montado a través de empresas legales (construcción, basuras, adjudicaciones de obras públicas, etc). Si empezamos a sospechar que el negocio también se encuentra fuera de los límites no ya legales, sino morales, no es que se cruce ya la línea roja, es que el propio Belcebú se ha instalado en todos y cada uno de los rincones de este puñetero país.

De ahí, a desapariciones inexplicables, a accidentes “sospechosos” y a piernas que se rompen solas, sólo hay un estrecho trecho.

Si cuando estudiamos el medievo a algunos se nos ponen de punta los vellos, con las barrabasadas de señores, condes y reyes, cuando en el futuro estudien esta época actual, las sensaciones serán parecidas o peores.

Mientras, desesperamos.

Anuncios

15 comentarios en “Filibusteros. ¿sicilianos?

  1. Lo de estos es, cuanto menos, equiparable al medievo. Si tuvieran un caballo, no dudarían en pasear con la cabeza bien alta, colmados del orgullo que les hace sentir pisotearnos.

  2. Celemín que podemos esperar del “niño” que no sabía pq las vacas tenían nombre de mujer habiendo nacido en la aldea de Os Peares.
    La pena es que esas fotos no salieran a la luz en campaña. Ahora mismo no estarían gobernando.
    Me cabreé muchísimo en la última tertulia de la Sexta. Solo he visto dos y no las pude terminar aunque reconozco que si no lo vemos quizá no podemos enterarnos en que punto de la involución estamos.
    Salud

  3. Decía Cicerón que “La Verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”.

    Y es justo de ambas cosas de las que habla hoy en el fondo, Celemín, en este retrato de nuestra realidad más inmediata y que tan bien ha desgranado.

    Que estamos instalados en una mentira permanente es algo en lo que por último no pasa un día sin que algún nuevo descubrimiento o hecho destapado nos lo confirme reiterativamente. Ni siquiera es preciso la existencia (que también) a un nivel global de Wikileaks o Assange. Nos basta con el mentidero nacional.

    Hemos llegado a un punto en el que nada que provenga del ámbito institucional es fiable. Ni confiable. Porque nada es en el fondo lo que parece ser.

    Y si algo pudiera dar al traste con tanta mentira sería -en palabras de Cicerón- la inexistencia del silencio. En este caso, el silencio informativo. Pero éste está ahí. Lo vemos a pesar del cacareo estruendoso y confuso de las tertulias repletas de opinadores a sueldo de los mentirosos. Confundidores y distraedores de todo aquello que no se habla y que justamente es lo que más importa.
    Hay mensajes que no pueden acceder a la gente. No circulan todos los pensamientos. O como dice Noam Shomsky: “La generalidad de las personas ignoran la realidad en la que estamos. Y además no son conscientes de sus ignorancia.”

    Pero enlazando con el final de tu artículo, Cele, las palabras de Javier Gallego: “Aunque cueste, aunque canse, aunque desespere, golpecito a golpecito, la ciudadanía está haciendo mella…”

    Estupendo artículo, Cele.

    Saludos esperanzadores.

  4. Genial Lume trayéndo hasta aquí La Tuerka. Otro estilo de hacer una tertulia. Lástima que no llegue, como los programas basura, al mismo número de gente.

    • La Tuerka, Fort Apache, La Tuerka, Plaza en LLamas … debaten no combaten.
      Si que es lástima.
      Un abrazo

  5. Cele y resto de amigos, buenas noches.
    Antes que nada, las palabras de Iñaki Gabilondo, muy sabias y de gran experiencia. Estoy convencida de que Iñaki sabe que ni toda la prensa es igual ni que existe libertad en el sentido más profundo del término. Lo que si es cierto es que, de momento, todavía se puede hablar (aquí lo estamos haciendo) y también hay medios libres, sin sujeción a ningún amo, si bien es cierto mantienen una forma de pensar ideológica determinada. Estoy pensando en ”eldiario.es” que depende de los suscriptores y de la propia entrega de sus profesionales, que son muy buenos. Este periódico digital puede ser considerado ”libre”, a no ser que neguemos totalmente la libertad que nos obliga a inclinarnos hacia un lado u otro.

    Cele, respecto a los programas de debates, y debido a algunos personajes que dicen ser periodistas -además de cretinos supinos- y los formatos que impiden profundizar en los temas interesantes, al poco de ponerlos, me pongo nerviosa, antes de tomarme un valium me pongo una peli.

    De todo lo que está sucediendo en este país lo que más me preocupa es la poca reacción de la gente, ese pasotismo entre no enterarse y no querer saber la verdad, Y, por supuesto, la doblez de la iglesia, preparada para sacar cortinas de humo en cualquier momento y hallarse siempre al lado del poder y del dinero.

    La amistad de Feijóo con marcial Dorado ha salido ahora, pero el PP la conocía, al igual que el pueblo gallego. Los cuchillos afilados dentro de este ¿partido? van lanzándose a unos u otros según conviene a determinados personajes.

    Recuerda que el mismo Rajoy ”mitineó” en el barco del ‘Clan Os Caneos’ en marzo de 2009 (La Gürtel se paseaba a sus anchas por España). hay fotos que inmortalizan el acto. Y más tarde, en octubre de 2010, en Tenerife, volvió a ‘mitinear’ junto a un miembro de la camorra, Doménico di Giorgo, que no es que pasara casualmente por alli, sino que iba en lista del PP en puesto avanzado, pero su vocación política se vio frustrada porque fue detenido por la policía.

    Esta gente es gentuza y sus amigos por fuerza lo son también. Hay demasiada mentira, demasiada ocultación por parte de muchos medios. Y demasiado borreguismo entre gran parte del pueblo.

    Las intervenciones de Narbona son geniales. Nos quitamos el chapó, ¿verdad, Cele?

    Un fuerte abrazo a todos.

    • Si amiga. Y las tuyas también. No es falsa modestia. Lo digo de verdad. Aquí soy el aprendiz y es un placer contar aquí con vosotros.

      Saludos,

  6. Veamos, por un lado hay libertad de expresión. Formal. Pero la autocensura en los medios se pone porque no se puede morder a quien te permite subsistir. Quien paga, manda. Y cada vez se hace más descarado y evidente. Basta recordar el artículo de la semana pasada eliminado a poco de publicarse de nada menos que en El País, y de nada menos que de Juan Torres López.

    Amorós señala una prensa que ahora es un referente como modelo de independencia, libertad y progresismo: Eldiario.es
    Pero hay que recordar que como todo lo que se mueve digitalmente, es decir, a través de internet, llega a quien llega, pero a nadie más. Y ese nadie más, que es la inmensa mayoría de la población, se nutre de donde todos sabemos. Y ahí, determinadas ideas no llegan. De ahí mi afirmación de que habiendo libertad de expresión, no sucede lo mismo con la libertad de pensamiento.

    Un abrazo, queridos amigos.

  7. Pingback: Filibusteros. ¿sicilianos? | EL VIL METAL. | Scoop.it

Los comentarios están cerrados.