El mundo al revés

Hace unos días hablábamos aquí del ex-ministro británico Chris Huhne, quién primero dimitió por haber mentido para evitar una multa de tráfico, y después fue condenado a 8 meses de cárcel.

Ayer, el ex-ministro francés de presupuesto, Jérôme Cahuzac, quién fue cesado ipso facto por François Hollande al ser investigado por la fiscalía francesa, reconoció haber mantenido abierta una cuenta en Suiza durante al menos doce años.

Annette Schavan y Karl-Theodor Zu Guttenberg, dimitieron de sendos cargos como Ministros en Alemania por copiar sus tesis doctorales.

Pero “Spain is different”, “is still different”. Aquí un Ministro regional (Consejero) privatiza los servicios de análisis clínicos y sin el menor rubor al poco tiempo deja la política y se convierte en consejero de la empresa que, tras unos cuantos tejemanejes, es la adjudicataria de esos servicios. Otro Ministro de la misma Comunidad, que utilizó su cargo para injuriar y hostigar al Doctor Montes, después de adjudicar un hospital PUBLICO a una empresa, acaba siendo Consejero de esa empresa.

El presidente de este país de la diferencia, aparte de un indolente incompetente, es el espectro de una pantalla de televisión.

Un narcotraficante condenado, declara haber financiado durante años al partido en el gobierno. Mientras, el presidente de la Comunidad con más narcotráfico del estado, se hacía fotos en el yate de otro conocido contrabandista, pero dice que no se había enterado de la “profesión” del amigo del alma.

En Ciudad Real, el agua se lleva dos puentes de la misma carretera nacional en el plazo de un mes. Puentes que no tenían pilares, base de hormigón (cimientos) o estribos. Simplemente un enorme tuvo de chapa galvanizada y tierra encima. La culpa, las últimas lluvias. Pero no habrá responsables: ni la empresa constructora, ni el arquitecto o ingeniero que diseñó los mismos, ni el político de turno que aprobó los proyectos. Es frustrante que algunos puentes de este estado tengan casi veinte siglos (en los que supongo que habrá habido varios periodos de lluvia tanto o más intensa que la del último mes) y que, en el último año, el agua se haya llevado dos puentes y un viaducto completo. Obras que costaron enormes dineros del erario público y que sin embargo se derrumban como castillos de arena ante una ola.

De los 106 kilómetros que la A-1 transita por la Comunidad de Madrid, el 85% están intransitables. Baches, asfalto en mal estado y agujeros son el pavimento que los conductores que quieren viajar por carretera hasta Burgos, Cantabria o Euskadi, deben soportar obligatoriamente. Hace un par de años, en la provincia de Burgos, el mal estado de la carretera provocó un grave accidente. ¿A qué le echarán la culpa cuando eso suceda en la Comunidad de Madrid? ¿Al frío? ¿A la nieve?

Mientras los recortes provocan pérdidas humanas, sufrimiento y descenso en la calidad de vida de los ciudadanos, los que viven del filibusterismo legal, se forran, no dan la cara y tienen la cara dura de decirle a la población que están siendo acosados por filoterroristas.

Es el mundo al revés.

Anuncios