Las máquinas del tiempo

Hace tiempo que algunos venimos advirtiendo que existen en España dos máquinas del tiempo: una se llama Grecia y la otra Portugal. Todo lo que allí ha sucedido hace un año o año y poco está sucediendo aquí y lo que ahora mismo sucede allí, sucederá aquí en poco tiempo. Bueno, todo no porque en Portugal la policía no se lía a hostias a mansalva como la de aquí y los jueces no están siempre en la duda de su procedencia política ni añoran el viejo régimen como los de aquí.

Por eso, sabiendo con antelación lo que nos irá sucediendo poco a poco hoy estoy bastante desolado. Porque hasta un tipo como Santiago Niño, que no se ha distinguido nunca por ser un economista de los que llamamos “alternativos” ayer en la Radio Anuncio le ha dado a la economía de este país la extrema unción, ha dicho claramente que el futuro de España es la actualidad en Portugal y que nuestra economía está en el mismo plano que Paquistán o Ghana. Y además ha dicho que España no depende ya de si misma, sino de lo que hagan los demás y que por tanto ya ni cuenta, hasta el punto que el precio de la deuda no se eleva porque ya nadie lo tiene en cuenta.

Es también asombroso que un tipo que se ha distinguido no por apoyar las políticas trileras de la Troika, sino por sobrepasarlas, acabe diciendo que no se puede crecer sólo con recortes y que España no crecerá como para crear empleo al menos hasta el 2020 o 2024.

Pero no sólo estoy preocupado por las trágicas declaraciones de este catedrático de economía. También lo estoy porque estos anormales desgobernantes, trileros, fascistas y canallas están preparando más recortes en derechos laborales, pensiones, sanidad y educación y los anunciarán la semana en la que se juega la semifinal del jurgol (la champion o como coño se llame). Así la gente estará anestesiada lo suficiente como para sufrir a estos timadores como las hemorroides, en silencio.

Y para los que no nos sintamos obnubilados por esa mierda, ya nos han preparado la confrontación: a sus ojos somos perroflautas, terroristas, nazis, y ahora además gentuza que preferimos dar de comer a nuestros hijos antes de pagar la hipoteca como dios manda.

Anuncios

10 comentarios en “Las máquinas del tiempo

  1. Hola amigo Cele. La desolación es un estado anímico que lleva instalado permanentemente en el body de muchos de nosotros, desde hace bastantes años ya. Y ya es demasiado, si te digo la verdad, llevo toda mi vida desolado porque la gentuza bajo los que tuvimos que convivir y luchar, fué primero contra el eunuco del cojón único, despues con la UCD, el Isidoro, el Ansar, bigotines, el ZP y éste último que barre pacasa mejor que Franco. Aún así, la ilusión no la perderé, aunque sé que los mios no los veré reinar en éste lugar. Pero por si acaso mis nietos ……….etc. Saluditos amigo y a seguir.

  2. Hola, Cele y demás amigos:
    La situación española la mantienen en la UCI y con pronóstico muy reservado. El tal Santiago Niño, a pesar de sus pesares, ya afirmó que lo sucedido en Chipre puede ocurrir aquí en cualquier momento, e incluso contradijo al canalla de Almunia cuando este, chuleándose, afirmó que en España ”hay que seguir haciendo reformas”.
    El PSOE está comprometido hasta la médula con los neoliberales, y su política fue semejante, aunque la practicaron de manera más oculta ante la gente. Mantienen en sus filas al tal Almunia; Felipe (tanto Isidoro ¿para qué?) pide que no masacren a Rajoy y se muestra firmemente contra los escraches porque el hijito de papá puede sufrir. Rubalcaba y Valenciano (al margen de su ”relación íntima”, que allá ellos) ha sido y se mantienen como comparsa del PP, aunque ahora Elenita brame contra Rouco y Gallardón por lo del aborto…Todo humo.

    Lo único que está claro es que España es un pequeño apéndice de la Troika y solo les interesa para sangrarla hasta que nada quede. Y cuando digo España me refiero a nosotros, los ciudadanos, que llevamos trabajando toda nuestra vida, cotizando lo que se nos obliga (yo he pagado un 25% de mi sueldo -una cuarta parte- durante un montón de años, debido a que en mi nómina constaba como soltera y sin cargas; mis hijos quedaban adscritos a la nómina de su padre), y ahora he de oír a un personaje odioso y manipulador decir que los únicos ”decentes” son los votantes del PP.

    Pues sí, yo me encuentro entre los indecentes que jamás voté ni AP ni PP. Y que, sin demasiados problemas económicos personales pues no tengo hipotecas ni deuda alguna, me tienen y me van a tener enfrente, como toda mi vida, por principios ideológicos de dignidad y de lucha por la justicia y la democracia total.

    En las grandes ciudades se palpa un ambientillo prerrevolucionario que va in crescendo. No sé cómo va a quedar esto. Pero si nos dan de ostias no se puede poner la otra mejilla. ¡Ya está bien!

    Un saludo cariñoso.

  3. No sólo tenemos que leer lo que nos espera (de no tomar las riendas y cambiar el rumbo) en nuestro entorno más próximo, Cele, señalando Grecia o Portugal. La misma o similar historia está relatada en el Cono Sur latinoamericano. Ellos han pasado recientemente por ese camino. Aunque el cómo lo han solucionado -porque tiene soluciones-, es algo a lo que se ha impuesto silencio. Pues no conviene al sistema neocón y a su pensamiento único poner el foco en que alguien, en algún lugar, les ha parado los piés. ¡Menuda osadía!

    Estos países, a los que desde aquí se mira con un desconocimiento tal que permite la desfachatez de mirarlos con impúdica condescendencia por encima del hombro, han tenido bemóles para decir NO al F.M.I y demás Organismos Internacionales que funcionan al dictado exclusivo de la Banca y los Mercados. Y también, conviene recordarlo porque hablamos de Democracia, de poner ante los tribunales y la Justicia a golpistas y genocidas. Así que lecciones, pocas. De democracia, menos.

    Pues bien, de la misma factoría que se silencian logros tan dignos como lo son el poner a la Política y la Democracia por encima de los poderes económicos -y no al revés, como sucede con una “normalidad” que ya ni asombra-, se pasean prolíficamente por tertulias radiotelevisivas “expertos en economía” elevados sin pudor a la categoría de “gurús”, con la única finalidad de mentir sobre lo que está pasando, confundir aún más a los ya confundidos, y repartir o justificar el reparto de culpas entre quienes no somos más que las víctimas de aquellos que, habiéndonos traídos hasta donde estamos, pretenden irse de rositas y sin ninguna pérdida. Encima.

    Por eso, a pesar de las trabas, hay que persistir. No callar ante quienes tengamos a mano. Que perciban que “existen alternativas. Y que lo que ocurre no es un fenómeno metereológico natural”

    Saludos a todos. Estupendo, como siempre, Cele.

  4. Pacorbe: Comprendiendo que a veces nos den bajones… piensa que eres memoria con patas. Algo de un valor incalculable, para quienes saben valorar eso. Y hay quien sabe. Contágiate del entusiasmo de nuestra querida María Dolores, que además de combativa está cargada de razones. Como no puede ser menos por quienes pastamos por estos prados.

    Abrazos.

  5. Mi querido Narbona: El dibujito que tienes asignado (no sé cómo se llaman estas cosas) no tiene patas. Pero mira el de Pacorbe, y con manos de cangrejo. Y el mío, ”espatarrá” total, y con larga nariz, a lo Quevedo, o con la lengua fuera. No sé.
    Jajaja. Un beso.

  6. Anda….!! Pos no m’había fijao…!!! No, si ya desde bien chiquito me decían que namás tenía pájaros en la cabeza. El Cele, que es más listo q’el hambre y sabe darle a ca quien el avatar que le corresponde___ : )

  7. A todos, gracias por vuestras intervenciones llenas de ánimo y siempre mucho más interesantes que la mía propia.
    Lo de los dibujitos no es cosa mía es aleatoria del servidor de WordPress.

    Si queréis personalizarlos sólo tenéis que daros de alta en gravatar.com y saldrá en cualquier web de wordpress como vosotros queráis.

    Salud

  8. Pingback: Las máquinas del tiempo | EL VIL METAL. ...

Los comentarios están cerrados.