Para todo los demás,…, la época medieval

Un inmigrante muerto por tuberculosis, un trabajador en paro al que le quitan una prótesis necesaria para curar su rodilla, un matrimonio infectado de sarna (enfermedad erradicada en España desde hacía casi cuatro décadas),…

Parece que sí, que España está cambiando tanto que no se parece en nada a la de hace un par de años (nuestro jefe de la idocia, trilero mayor del reino, dixit).

Ya no sólo son los seis millones de parados, uno sólo en un año como consecuencia de una reforma laboral que no es tal reforma, sino un derribo legal de la legislación con la única finalidad de que el Fogasa se acabe haciendo cargo de los despidos y las indemnizaciones de aquellos malos empresarios, peores pagadores y desde luego emprendedores… de la pobreza.

Los salarios descienden a un ritmo constante. Los derechos laborales decaen. Se negocia a la baja la continuidad de los miles de convenios que vencen este verano y que, de no llegar a acuerdos, morirán fruto de esa explosión de la legislación laboral.

Las urgencias, colapsadas. Los medios materiales de los hospitales agotados. Las operaciones retrasadas constantemente y las listas de espera, creciendo en plazos cada vez mayores. A no ser claro que seas gerente de un hospital y te puedas traer, por la cara, a todo un equipo médico desde la capital como ha pasado en el Hospital de Hellín, dónde el Gerente lo hizo para que operaran a su madre.

El aborto, pronto será causa de juicios sumarísimos. La justicia inalcanzable para la mayoría de los ciudadanos, que ya no es que no puedan pagar al abogado, es que ni siquiera pueden presentar la demanda al no poder cargar con el pago de las tasas.

La educación, como la del Padre Astete. Las tasas académicas impagables por la mayor parte de la ciudadanía. La escuela, solo para los que puedan pagarla. Los que no, en guetos como en los Astados Unidos.

Mientras, cuanto más conocemos del Madrid Arena, más seguros estamos de la forma de actuar de estos asquerosos arruinadores de vidas: improvisación, dejación y hacer dinero para ellos con lo que es de todos (utilización de lo público, para llenar los bolsillos de algunos pocos privados). Cuanto más conocemos de la Gürtel, Bárcenas o la financiación ilegal del partido pasusnegocios, más seguros estamos de que la política y lo público es para ellos un modo de vida.

Como se ve claramente, señor hombre de paja que no se cree ni usted mismo que sea presidente del Gobierno, España ha cambiado a mejor… para usted y todos sus secuaces. Para todos los demás, malvenidos a la nueva época medieval.

Anuncios

5 comentarios en “Para todo los demás,…, la época medieval

  1. Pingback: Para todo los demás,..., la época...
  2. Querido amigo: llamar trileros a estos cabestros, desalmados, indecentes, sociópatas… Me cisco en tós sus difuntos y sus muelas; es dejar en mal lugar la muy honrada profesión de trile, que se ejerce cara a cara y con mucha menor dosis de violencia. Estos aprendices de nazis, tienen además el problema añadido de que ejercen de piratas, sin saber exactamente los designios de la mafia a quien sirven. Malutos e ignorantes…. malísima combinación.
    Te envío un tranquilizador abrazo, pá por si sirve de algo.
    Salud.

    • Me has convencido. A partir de ahora, en lugar de trileros, piratas. O mejor, bucaneros (sin querer ofender a los hinchas de Rayo).

      Salud, amigo

  3. “El país se fue a la mierda. Y tan sólo prosperaron los hijos de puta.”

    (Sacada de una escena de la película argentina La Historia Oficial) Es lo que me ha venido a la mente cuando he llegado al final de tu artículo, Cele.

    Ayer, sin ir más lejos, en un conocido medio de las prisas, la noticia más vista durante toda la jornada llevaba este título: “Se van a enterar quien es Mou” Sobran las palabras.

    Salud, amigo.

  4. El joven de Senegal se lo llevan a su país y la ministra de Sanidad sigue sin dar explicaciones.
    Cele, su arma el dinero su armadura el poder. Quieren que los ricos sigan siendo ricos y los pobres mas pobres. Trileros, piratas, bucaneros, altaneros, ambiciosos, arrogantes.. son lo que cada uno queramos llamarles y a muchos nos parecerá poco. Nos han desgatado tanto que los insultos suenan a demasiado suaves.
    Ellos siguen a lo suyo…cerrando todo hasta centros de salud mental como el de Vallecas.
    Espero que algún día se lleven su merecido y lo veremos
    La Fundación Lafer, el ‘think tank’ del PP para reformar la Sanidad
    http://www.casmadrid.org/index.php?idsecc=noticias&id=4134&titulo=NOTICIAS
    Salud amigo

Los comentarios están cerrados.