Tontos innecesarios

¿?

Hace unos años, en un viaje a la Rumanía de Ceaceascu, cuando recorríamos Bucarest en autobús, la guía nos decía que mirásemos a la izquierda o a la derecha que había “un no se qué de la revolución”. Cuando mirábamos, no veíamos nada interesante así que en una ocasión se me ocurrió mirar hacia el lado contrario al que nos indicaba. ¡Bingo! Al lado que no había que mirar, había unas largas colas para comprar pan, leche y alimentos básicos, de los que, al parecer, carecía la población. El régimen de este criminal no quería que los turistas vieran esa parte del estado corrupto que él manejaba a su antojo, por muy comunistas que fuéramos los que visitábamos ese país.

Escuchando a estos hijos de la peor ralea de corruptos, ineptos, sinvergüenzas y fascistas de los que proceden los bucaneros trileros del desgobierno y partido pasusnegocios de este país llamado España, me he dado cuenta que, al igual que con los empleados del régimen de Ceaceascu, hay que mirar para “el otro lado” e interpretar lo contrario de lo que dicen.

Así, cuando uno de ellos dice que la LOMCE es un proyecto abierto a la negociación y que esperan que se presenten propuestas serias y no banalidades como hasta ahora, debemos entender que lo que ha pasado es justamente lo contrario: ninguna negociación, ninguna consulta a la comunidad educativa y nula aceptación de las propuestas hasta ahora realizadas (según la propia web del Ministerio de Educación más de 75.000 correos en su fase de anteproyecto, y dado que TODO el mundo, salvo los “tontos necesarios” que hay en cualquier régimen, se ha opuesto a la misma, es de entender que el 99% de esos correos llevaban propuestas que no han sido atendidas).

Estamos corriendo un serio peligro de “normalizar” y de convertir en trivial todo aquello que estamos haciendo contra estos casposos asquerosos. Los “tontos necesarios” están trivializando las protestas, los actos de repulsa que se se extienden todos los días contra estos miserables que no negocian, no escuchan y se creen en posesión de la verdad única y absoluta, hasta el punto de creer que lo mejor para todos es lo que ellos proponen y que la libertad consiste en estar de acuerdo con sus postulados y la democracia en echar una papeleta a una escoba cada cuatro años para dar carta blanca para los siguientes años de legislatura.

Están insistiendo, los tontos necesarios, en que todos los diversos movimientos o mareas contrarias al absolutismo de los fascistas del ladrillo, deben convertirse en partidos políticos. No es que no entiendan que los movimientos aglomeran a cientos de tendencias y diversidades y que su función no es la de instegrarse en el sistema, sino hacer crítica constructiva del mismo. Es que están viendo que hay “caldo de cultivo” para esa opción propuesta y que quizá sea su única carta para que el sistema no acabe colapsando. Es el viejo lema de “divide y vencerás”. Si cada uno de los movimientos: 15M, 25S, Marea por la Sanidad, Marea por la Educación, etc., se convierte en partido político, dividirán el voto de la disconformidad y de la lucha, los pro-sistema seguirán en su poltrona y además tendrán la justificación para decir que cuentan con la mayoría.

Esos tontos que bromean en sus programas de televisión con “las cosas de comer”, esos tontos que presentan debates pseudodemocráticos en los que presentan una opción coherente y respetable y un hooligan de la extrema derecha haciendo que el respetable y coherente parezca un antisistema radical o un perroflauta extremista (por comparación), o ambas cosas a la vez, flaco favor nos están haciendo. Y ya se que quizá esos dos minutos que nos dejan hablar sean importantes, pero creo que, con todos los medios de comunicación en contra de la reforma del sistema, ir a esos programas a confrontarse contra la demagogia, la política de bar y cacahuetes y el chabacanerismo más plano, es perder el tiempo y lo que es peor, hacerle pensar al ciudadano que los Pablo Iglesias de turno, son lo mismo pero de sentido contrario que los capullos de libertadpagiñar, la Razón o periolistodigital.

No se si habéis oído un anuncio en la radio de una compañía de recursos de multas cuyo slogan se parece muy mucho a un manifiesto ciudadano. Cuando una empresa de publicidad hace un anuncio así es porque sabe que las ideas de renovación y renacimiento están en boga y se “venden” bien. Cuando escuchamos el grito de los escraches o de las manifestaciones del 15M en los estadios de fútbol, el “si se puede”, es que ese mensaje se ha banalizado y ni tiene el carácter para el que fue creado, ni sirve ya para nuestros objetivos. Cuando los medios de comunicación se dedican a mentalizar a la idiocia de que la lucha ciudadana debe convertirse en partido político y participar de la pantomima democrática que sufrimos, nos están haciendo un escrache a la inteligencia, el timo del tocomocho para que dividamos el voto y no seamos capaces de realizar ninguna renovación del sistema.

Sólo hay dos posibilidades: la ruptura mediante violencia, y parece que esa opción no cuenta con la simpatía de la ciudadanía, o la ruptura desde dentro del sistema. Y para esa opción no necesitamos que los movimientos sociales se conviertan en partidos sino que los que ya existen y pueden representar la mayor parte de las propuestas de esos movimientos, se unan en una coalición con un programa corto y esencial de gobierno, cuyo primer punto debe de ser la democracia más directa posible derogando la actual ley electoral, estableciendo el referéndum vinculante, la circunscripción única, la revisión de la deuda, la revocación de todas las leyes aprobadas por estos indeseables y un proceso judicial contra ellos por robo, extorsión, manipulación, prevaricación, cohecho y tráfico de influencias.

Anuncios

9 comentarios en “Tontos innecesarios

  1. Estupendas tus propuestas solo hace falta que te escuchen. Hemos perdido una guerra y estamos perdiendo la guerra económica por no decir que la tenemos perdida. El dinero lo tienen ellos y lo saben.
    Por las redes circulan demasiados que quieren acabar con los partidos. Los periodistas del régimen están fuertes. O se hace hueco como sea para lanzar el mensaje en la tele o muchos como Ada, Pablo, Miguel U, Iñigo y otros serán siempre los marcianos del sistema. Estoy siguiendo a Pablo en Canal 33 y en la ETB y su mensaje en esta es un contraste fuerte.
    Gracias a la tele se enteraron miles y miles que existía Marinaleda, gracias a Salvados otros cuantos se interesan por la política.
    Quizá esté equivocada pero a gente de mi familia y conocidos que les comentaba los desmanes del desgobierno madrileño y desmontaba sus mentiras no acababan de creerme. Ahora cuando lo televisan todo están muy sorprendidos.
    A la calle y sin piedad… no se no se creo que muchos están demasiado cómodos pq esperan al final de los cuatro años y siguen demostrando que están salvando su culo. De nuevo se equivocan. Los ultras que están dentro del desgobierno saltarán con fuerza y otra vez pérdida de tiempo. Ya se sabe… empiezan recogiendo firmas con Rouco – Mayor y se acaba con un autogolpe
    Abajo el régimen expoliador
    Salud y Educación Públicas

    • La tele en si no es mala, como no lo es el fútbol ni lo es nada en su justa medida. El problema viene cuando se usa la tele como única forma de información. Los canales televisivos van al espectáculo y vende mucho más enfrentar a Pablo Iglesias con el tonto del periolisto que a Pablo Iglesias con Eduardo Madina, por ejemplo.

      Salud y lucha.

  2. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que indicas, Cele. Sabemos del abismo existente entre la información en la Red y las de los medios masivos habituales. Y todo intento de salvar la brecha informativa por parte de quienes nadan a contracorriente suele terminar en un estrepitoso fracaso. Las intervenciones de Pablo Iglesias en La Sexta lo hacen aparecer, como antes a todos los que lo intentaron, como una rara avis. Con lo que eso conlleva.

    Si algo mantiene la dignidad en el sentido en que indica Lume, es el programa de Jordi Evole que sí que da información y tiempo para digerirla. La clave está en la estructura del programa, que nada tiene que ver con la de los debates al uso. Es algo sui géneris. Es muy válido. Una joya dentro de un panorama informativo dantesco.

    Buen artículo, Cele. Saludos.

    • El caso de Évole es un aparte en esta mierda manipulada. Jordi es un tipo que se pone en la piel del “enemigo” del entrevistado y le hace aquellas preguntas o aquellas observaciones que nunca le haría un periodista al uso. De ahí que nos guste aunque a veces no estemos de acuerdo. Porque la información debe de ser objetiva y no partidista. Y sobre todo un buen periodista no debe dar nada por hecho y mucho menos agradar al entrevistado para no cerrar puertas futuras. Porque así lo que se hace es propaganda y no periodismo.

      Salud, amigo

  3. Cele, ya creo que no estaría mal ver a Pablo Iglesias y a Madina
    De la Plaza en llamas de Ricard Arís en Canal 33.

    • ¡Por supuesto que no estaría mal!. Digo que no es lo mismo ver a dos tipos inteligentes y nada hooligans como Madina o Pablo que ver a Pablo y a un hooligan demagogo como el periolisto de Alfonso Rojo.
      Salud amiga.

  4. Soy ateo amigo mio, pero viendo tus propuestas, sólo me falta añadir, que dios te oiga y que así sea. saludos amigos.

    • Mejor que dios, que no existe, que me escuchen los de Equo, Izquierda Abierta, Izquierda Anticapitalista, el Partido Animalista e IU (por ejemplo).
      Salud

Los comentarios están cerrados.