Hacia la desregularización total

Veía ayer el canal de La Sexta “Xplora”, un programa de esos que hacen los americanos sobre cualquier cosa. En este caso es uno en el que el director ejecutivo de una multinacional se disfraza de “currito” y en el que al final empieza a repartir dádivas a todos sus excelentes empleados. Se aprende bastante del modo de vida americano si uno no se pierde en las “excelencias” de unos empleados mal pagados, con horarios inconcebibles (aunque ahora ya no tanto), con nulos derechos y a los que se quiere hacer pasar por contentos engranajes que hacen grande a la empresa.

Bien, en el programa de ayer, un empleado de la cadena Philly Pretzel Factory, trabajaba 60 horas semanales por alrededor de 370 euros (a 8 dólares la hora), sin seguro médico e impuestos aparte. Es decir 1.480 euros por doce horas diarias en cinco días de trabajo (que seguro que son 10 horas durante seis días).

Cuando escuchamos a los trileros, directores de la estafa general hacer propuestas sobre trabajos por debajo del salario mínimo y fuera de convenios, ya podemos tener un referente sobre lo que nos están imponiendo (que no sugiriendo).

En realidad, el modelo Chino y el americano no se diferencian en tanto. En los Astados Unidos no es obligatorio que uno tenga seguro médico contratado (ya sea por la propia empresa contratante o directamente por el trabajador) y los impuestos pueden o no ser descontados directamente del salario semanal. En China el seguro médico no cubre al 100% de los trabajadores (Hasta 2004 sólo cubría a los trabajadores de las empresas estatales), las condiciones laborales son inexistentes y el impuesto sobre la renta como tal, tampoco es comparable al de cualquier estado de bienestar.

Es decir, que tanto el sistema americano como el actual sistema comucapitalista chino, se basa en la escasez de derechos laborales, en la desregularización de los seguros médicos y en un sistema impositivo basado en lo que conocemos como impuestos indirectos.

Si alguno cree que el camino que nos están imponiendo es un camino perdido y errático, se está equivocando. Todo tiene un fin perverso: seguridad social para el que pueda pagarla, derechos para el que pueda negociarlos y sostenimiento de un estado cada vez más delgado e insolidario a través de un sistema impositivo injusto e indirecto: más consumes, más pagas.

Anuncios

7 comentarios en “Hacia la desregularización total

  1. Pingback: Hacia la desregularización total | EL VI...
  2. Pues como ninguno de los dos métodos parece funcionar correctamente, Veamos las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de cada uno de ellos y establezcamos uno nuevo.

    Lo realmente importante es Luchar para vivir la vida, para sufrirla y para gozarla, perder con dignidad y atreverse de nuevo, la vida es maravillosa si no se le tiene miedo o se sabe superar.

    La única lucha que se pierde es la que se abandona.

    http://carcelesmarruecos.blogspot.com.es/

  3. Creo que fue anoche en el último programa de temporada de Jordi Évole, con una tertulia modélica, sin vocerío e interrupciones “argumentarias” al uso, cuando el catedrático Manuel Cruz dijo en algún momento: “Quieren trabajadores al estilo japonés… manteniendo empresarios al modo caribeño” Más elocuente, imposible.

    Estupenda entrada, Cele.

    • Pues fíjate que escribí el post antes de ver el programa y me sorprendió bastante lo del método japonés.
      Yo más bien creo que es el método malo de cualquier parte. Porque como bien dijo Maragall, en China ahora se prima la investigación y la inversión. Los derechos no, claro y eso es lo que estamos copiando. El método Yanky tiene algunas vantajas también como la promoción y la evaluación. Aquí tampoco copiamos eso.
      Salud

      • Aunque también me sorprendí cuando dijo lo del modelo de trabajador japonés, en principio, es totalmente comprensible. Son muy sumisos ante todo lo que sea autoridad por encima de ellos. La peculiaridad nipona ha parido aquello de “huelga a la japonesa” (que sabemos de qué va). Otro dato: no hace tanto, creo que fue el Ministro de Trabajo quien hizo uso del poco menos de un mes de vacaciones para “dar ejemplo”. Animando así a quienes a partir de él hacia abajo debieran pillar vacaciones, pues estadísticamente, el deterioro de la Salud nacional a cuenta del ritmo de trabajo -sin ningún descanso al año- alcanzaba un costo insostenible.

        Para reflexionar, porque ni somos nipones ni nuestros empresarios, tampoco lo son. En realidad, los logros conseguidos por las mayorías en el continente europeo durante el siglo XX se están yendo por el sumidero. China es, con una férrea dictadura y ausencia de los más elementales derechos, el modelo hacia el que ir (en según qué cosas, como bien indicas) para hacer rentable Europa y “poder competir” con sus productos. Esa es la teoría del por qué. La justificación. En realidad es el sistema de crecimiento ilimitado lo que es insostenible y no da más de sí.

        Las declaraciones del responsable del Banco de España acerca de fomentar salarios basura van por esa senda. La de achinarnos. Libertad sólo para el enriquecimiento privado. Sin derechos para los demás. Como si subsistir fuera totalmente incompatible con la Democracia. China es el ideal neoliberal del momento. Hacer y deshacer sin posibilidad de que la gente pueda contestar.

        Lo más doloroso de todo, lo que no nos cansamos de repetir una y otra vez: la de gente que está ciega sin ver lo que de verdad está ocurriendo ante nuestras narices. Y que se erigen estúpidamente en predicamentos que no les corresponden porque conllevan su autoinmolación.

        Salud y fuerzas para seguir.

Los comentarios están cerrados.