La insoportable viga que la idiocia no ve.

El dolor de espalda le sacudía desde el cóccix hasta el cuello. Nueve horas de pie son muchas horas. Sobre todo si sólo te malpagan cuatro. Servir cafés desde las ocho de la mañana hasta las cinco de la tarde es un esfuerzo que pocas personas pueden soportar. Nueve horas de pie, con diez minutos para un sandwich de máquina comprado en el primer piso del edificio donde se encuentra la cafetería. No da para más porque la comida se la cobran aparte. Y los 450 euros de sueldo más los doscientos cincuenta en concepto de horas extras (en sobre y en negro) apenas le dan para pagar el alquiler y mal alimentar a su marido en paro y sus dos niños. Pero es lo que toca. Ahora es lo que hay. El camino alternativo es la expulsión por falta de papeles”. 

Relato corto: © J. Celemín                         .

127.248 personas menos apuntadas en las oficinas del INEM, que no parados menos. Porque a pesar de la algarabía de los del trinque, el número de contratos bajó casi un 8% con respecto al año pasado. Claro que para disculpar ese mal dato, ya se han buscado una excusa: la de que el año pasado se dieron de alta a todas las empleadas del hogar. Si no recuerdo mal, el año pasado se quejaban de que no se habían realizado todos los contratos previstos y que muchos domicilios se habían visto obligados a despedir a sus asistentas por falta de recursos para poder convertir en decente lo que llevaba siglos en la indecencia: trabajadores por cuatro cuartos, sin derechos, sin seguro y sin respeto. Pero la memoria de estos indeseables arrampladores del dinero público es muy frágil (y olvidadiza).

Pero lo peor de todo no es el mal dato de la rebaja de contratos. Ni siquiera que muchos de los que dejaron de estar apuntados en el INEM no lo están no porque hayan encontrado trabajo, sino por estar hartos de tener que soportar largas colas para fichar una vez al mes, hartos de que nunca les llamasen para ningún trabajo, hartos de que no haya formación, ni subsidio, ni nada de nada y hartos de que todo el desgobierno en pleno, empezando por la menestra que se encomienda a la virgen en lugar de trabajar por el empleo, se rían en su cara. Lo peor de todo es la espiral en la que estamos inmersos de rebajas tanto de condiciones laborales como de salarios. Ayer, preguntaban en la radio anuncio del grupo de las PRISAs a unos cuantas personas que habían encontrado trabajo en este mes. Ya sea casualidad o ya sea intencionado, todos los encuestados ganan salarios de 400 euros (bueno una periodista tiene un contrato de 1000 euros [con carrera, máster y experiencia ¡1000! euros. ¿Ya se nos ha olvidado cuando los mileuristas eran los parias de los trabajadores?]). Y todos, salvo la periodista tienen jornadas de entre 15 y 20 horas semanales. Es decir, lo que en Alemania llaman minijobs, y en España supone tener que pagar más impuestos que nadie ya que con 400 euros no puedes vivir y si tienes más de un pagador debes hacer la declaración ganes lo que ganes.

Efectivamente la reforma laboral de los casposos están dando resultados: menos derechos, menos salarios y más recaudación para el estado de esos sueldos míseros. Todo un logro con el que la idiocia queda contentan porque la superfluidad se impone sobre la reflexión. Si la primera fila del bosque está verde y hermosa, la mayor parte de los bobos no irán a comprobar que detrás todo esta yermo y resquemado.

¡A seguir así! ¡Y no os preocupéis porque la fórmula 1, el tenis, la roja, la rojilla y su puta madre nos siguen dando alegrías!

Anuncios

10 comentarios en “La insoportable viga que la idiocia no ve.

  1. Pingback: La insoportable viga que la idiocia no ve. | EL...
  2. Tu relato es claro y realista y debe llevarnos a transformar la rabia individual a colectiva.
    Preparados, que pronto empezará el debate sobre el flujo migratorio.
    Otra consecuencia de la reforma laboral es que dos millones de trabajadores tienen sus convenios colectivos pendientes de que las empresas quieran actualizarlos y la verdad que tampoco se oye demasiado ruido. Increíble.
    Hace un rato veía las imágenes de Egipto y me ha dado por pensar que el posible control por parte de los militares podría paralizar más aún a un amplio sector que de momento va saliendo adelante. Ojalá no ocurra.
    Salud amigo

    • Soy parte de esos dos millones que van a perder su convenio y si no se oye ruido es por dos motivos, no se nos quiere escuchar, ni se nos muestra en medio alguno. al fin y al cabo somos los planchasillas, los de oficinas y despachos, consultoría, etc…

      ADETIC es una asociación de delegados sindicales que, hartos de los trapicheos políticos, se han apartado momentaneamente de la dirección de sus respectivos sindicatos y se han unido independientemente en un frente común: firmar la renovación del convenio.

      Mañana 4 horas de huelga, de 10 a 2.

      • ¡Animo amigo! Y esta casa siempre estará abierta para la denuncia.
        Tengo claro que el que los convenios caduquen, en lugar de como hasta ahora que se renovaban inmediatamente en caso de no acuerdo, es algo que impuso la patronal con el fin de poder bajar salarios y condiciones.
        Cuando la idiocia quiera darse cuenta, ya no habrá solución. Y además juegan con la estupidez española. Esa que se resume en el mal de muchos, consuelo de tontos.

        Salud amigo y lo dicho, ¡HUELGA!

        • Me gustaría explicar, por si lo he dado a entender, que yo no soy delegado sindical. Tampoco, por consecuencia, formo parte de ADETIC, pero os invito a investigar un poco sobre las huelgas en HP y otras empresas del sector informático, es interesante para saber que sí se están moviendo aunque no se lea nada al respecto.

          Por suerte, o por desgracia, según se mire, la informática (convenio de oficinas o consultoras), es el sector que no tiene derecho a quejarse ni protestar porque hay sectores que están mucho peor y que hasta el momento no ha sufrido la crisis…
          Bueno, también es el sector que lleva 40 años con los sueldos congelados, sin un colegio de informáticos que defienda el sector, hay subcontratación a mansalva, altísima rotación, horarios abusivos, horas extras gratis, proyectos mal planificados y con menos recursos humanos de los necesarios que fuerzan tener que meter horas extra para compensar pérdidas, supeditación de los costes de un proyecto a lo que el comercial ha vendido al cliente al precio que considera vendible y no a lo presupuestado por el analista, asignación de personal a múltiples proyectos de clientes con una categoría superior a la que tiene el trabajador pero sin ajustar su nómina a esa categoría (cobrar por un analista [que cobra unos 30.000 euros al año] y poner a un programador junior [que cobra entre 12 y 15.000]), desigualdades salariales escandalosas, alto índice de bajas por estress y ansiedad, obligación de mantener cierto nivel de etiqueta (traje, corbata, móvil, portátil, etc…) financiado con unos ingresos no acordes a tu perfil profesional, … Y con una cantidad exagerada de personas enamoradas de su trabajo que se esfuerzan por superar todos esos retos y sacar el trabajo adelante, con un alto coste económico y familiar ellos.

          Y no, no absolutamente todas las empresas de informática son así, unas pocas se libran, pero lo son la amplia mayoría de ellas.

          Un par de pequeños atisbos al respecto:
          http://www.eldiario.es/zonacritica/informaticos_mineros_huelga_en_HP_6_137946231.html
          y
          http://www.bonillaware.com/la-falacia-del-programador-perdido

          • No había tenido la impresión de que fueras delegado sindical. Aunque no hay nada malo en ello.
            Si me permites una pequeña crítica, no me gusta eso de

            “Por suerte, o por desgracia, según se mire, la informática (convenio de oficinas o consultoras), es el sector que no tiene derecho a quejarse ni protestar porque hay sectores que están mucho peor.”

            Esa es la puerta por la que han entrado a destrozar nuestra sociedad de regularestar. Todo el mundo tiene derecho a protestar si se cree perjudicado. Y compararse con el de al lado para no ejercer la protesta es claudicar y asumir que tienes algo que no te mereces. ¡Y, yo por ahí no paso!. Todo lo que tengo es gracias a mis esfuerzos y si alguien está peor, debo luchar por mejorar su situación y no quedarme parado para empeorar la mía.
            Bueno que me emociono y te echo la charla sin necesidad.
            Un saludo y a ganar los convenios. Porque la otra opción es volver al medievo.
            Salud amigo.

  3. Gaiko, a por todas! y suerte.
    Celemin, mil gracias a tí y ojalá la idiocia reaccione ante la inmensa paliza que nos están dando.
    Muy buenas noches

Los comentarios están cerrados.